miércoles, 24 octubre 2018, 01:01
Miércoles, 27 Septiembre 2017 07:23

Cuba: «Sin huellas» del huracán en el turismo

Escrito por  Francisco Forteza/ANSA
Valora este artículo
(4 votos)
Turismo en La Habana Turismo en La Habana Foto: ANSA

Cuba reiteró que su industria turística, uno de los sostenes de la tensa economía nacional, «recibirá» la temporada alta que comienza en noviembre «sin huellas» del muy destructivo huracán Irma.


"Ratificamos de manera objetiva nuestro compromiso de que todas las instalaciones del turismo cubano estarán operativas para la temporada alta, luego del paso por el país del huracán Irma", aseguró el ministro del sector, Manuel Marrero, en un encuentro con "turoperadores".

La industria del turismo en la isla es uno de los más sensibles generadores de ingresos. El huracán Irma, a inicios de este mes, golpeó con vientos de mas de 240 kilómetros por hora la costa norte nacional, donde están Cayo Coco y Cayo Guillermo, dos destinos para vacaciones fundamentales para la buena marcha del sector.

Inmediatamente después del impacto del ciclón, con un saldo de 10 muertes y causante de una gran destrucción especialmente en sus fuentes generadoras de electricidad y la agricultura, se informó que habían ocurrido inundaciones por penetraciones del mar en los pequeños islotes.

Marrero explicó a los 160 turoperadores con los que se reunió en Varadero, playa a 130 kilómetros al este de La Habana, que en Cayo Guillermo "los daños fueron menores". Expuso además que el sector cuenta con "los recursos financieros, el equipamiento, los recursos materiales y, sobre todas las cosas, del personal necesario", para esta restauración que está en marcha.

"Todo quedará mejor que antes" agregó. "El turismo cubano estará operativo y restituido para noviembre", prometió.

La isla ha logrado un "boom" sostenido de su industria del ocio en los últimos dos años que especialistas han relacionado con el "deshielo" con Estados Unidos y un creciente movimiento de ciudadanos de ese país, amparados por ese proceso. No obstante, medidas tomadas por el presidente Donald Trump y sus críticas a Cuba han "enfriado" oficialmente las relaciones bilaterales lanzadas en diciembre de 2014 bajo la presidencia de Barack Obama.

Por el momento no se han publicado estadísticas de bajas en las visitas de "americanos" a este país a causa de las acciones de Trump que buscan reducir precisamente esos viajes.

Los viajes de estadounidenses tienen ya una regulación de Washington que exige a sus ciudadanos justificarlos mediante 12 grupos de interés en Cuba que no incluyen al turismo.

La rápida recuperación de la industria turística local quitará un peso severo a la economía, tensa también por otras razones. Según pronósticos, Cuba se acercará a los cinco millones de turistas extranjeros en 2017, una "meta" récord que busca apoyar una recuperación de su economía.

Visto 532 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar