lunes, 19 noviembre 2018, 00:17
Martes, 19 Septiembre 2017 04:00

Restablecer comunicaciones: Prioridad de Etecsa tras paso de Irma (+ Fotos y video)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)
Sandy Iglesias, uno de los rostros «anónimos» que laboran incansablemente en la recuperación de las comunicaciones. Sandy Iglesias, uno de los rostros «anónimos» que laboran incansablemente en la recuperación de las comunicaciones.

Siempre, cuando un fenómeno natural azota con la voracidad con que Irma batió a Cuba, salvaguardar, preservar y restablecer las comunicaciones constituye un eslabón vital.

Fotos y video: Annaly Sánchez/CubaSí


Siempre, cuando un fenómeno natural azota con la voracidad con que Irma batió a Cuba, salvaguardar, preservar y restablecer las comunicaciones constituye un eslabón vital. Hablamos de saber cómo sortearon el fenómeno familiares y amigos, de conectar pueblos, provincias y cayos por carreteras, de saber a ciencia cierta la magnitud de la catástrofe y qué acciones puntuales tomar para levantarnos…

En ese sentido, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), justo después que la lluvia, los endemoniados vientos y las penetraciones del mar cesaron, comenzó a disponer de todas las fuerzas, recursos y medios posibles para atenuar las cuantiosas afectaciones e intentar devolver a la normalidad las comunicaciones a lo largo y ancho del país.

Hablamos de un estimado de afectaciones, según expresó Luis Manuel Díaz Naranjo, director de Comunicación Institucional de ETECSA, que superó los 192 mil casos.

En lo personal, lo viví: estuve al límite de la preocupación con mi padre y el resto de mi familia que vive en Martí, intentando llamarlos por todas las vías posibles sin resultados, hasta que el martes 12, finalmente, lo conseguí, y pude constatar que todos estaban bien, pese a la furia de Irma.

La Habana y el litoral al desnudo

La Habana, capital de todos los cubanos y donde, pese a no embestir Irma con todas sus fuerzas, la telefonía básica fija sufrió solamente en el área que ocupan los municipios de Plaza, Centro Habana y Habana Vieja, exactamente 5 694 interrupciones o desperfectos. Penetraciones del irreverente mar, árboles caídos sobre postes y tendidos, se contaron entre las principales averías. Lo cierto es que, sin descanso, como si les fuera la vida en ello, las brigadas de operarios de ETECSA se pusieron en marcha para solventar la situación, y aun cuando en la División Oeste (municipios Playa, Marianao y La Lisa) persisten afectaciones en buena parte de sus clientes, la Norte (Plaza, Centro Habana y Habana Vieja) se halla por encima del 90% de restablecimiento.

Ulises Rosado, jefe del departamento de Operaciones en dicha división, puntualizó que, luego del levantamiento realizado el domingo, se detectaron 380 afectaciones de diversa índole en el servicio de planta exterior. De ellas, 99 en postes, producidas por la caída de los árboles sobre los tendidos, además de 27 gabinetes entre inundaciones totales y parciales, siendo las zonas de Centro Habana y Plaza de la Revolución, en las inmediaciones del mar, las más afectadas.

«Ahora las penetraciones del mar fueron mucho más severas, a la vez que los árboles en esta zona son de raíces poco profundas y muy frondosos. Pese a la política de poda sistemática, puesta en marcha desde tiempos de Wilma, no se trata de eliminar el pulmón de la ciudad porque afecte los cables o el tendido exclusivamente.

«Después de evaluados los daños, nos dedicamos a despejar las avenidas principales, velar por la seguridad y garantizar el tránsito; luego comenzamos a levantar los cables nuestros caídos, porque puede darse el caso de que los postes o cables estén caídos y no se haya perdido el servicio. En esos casos, mantener el servicio revierte suma importancia.

«En este minuto, estamos buscando normalizar la totalidad de los servicios a los clientes que abarcan nuestro radio de acción, para luego apoyar a los colegas de la División Oeste, que sufrieron daños incluso de mayor magnitud que los nuestros. Hablamos técnicamente de labores de reposición total de los gabinetes, aseguramiento, y elevarlos en aquellas zonas más vulnerables ante la posible acción del mar».

Por su parte, Hiram Cabrera Benítez, director de la División Territorial Norte, precisó que los esfuerzos se dirigieron en dos vertientes: el cambio de gabinetes, con una acción inmediata y respuesta sobre aquellos dañados en un lapso de 48 horas, y la protección de los cables caídos en avenidas principales.

Actualmente, Centro Habana y Habana Vieja solo poseen daños mínimos, y en Plaza se prevé se acelere el proceso de restauración en las averías que restan en el llamado servicio de planta exterior, entiéndase líneas, cableado y red de abonados.

«Tenemos muchos bajantes telefónicos partidos en el piso, el nivel de interrupción general fue bastante considerable, y tenemos el compromiso de para el sábado haber terminado todos los daños en cableado y postería. Cabe destacar que hemos recibido apoyo de la ejecutora en lo concerniente al cambio de gabinetes, así como también de SERTOD, empresa de comunicaciones de las FAR, que nos ha estado apoyando con equipamiento de líneas, grúas y brigadas empatadoras.

«Es bueno precisar que, como empresa, estábamos preparados para enfrentar un fenómeno de tamaña magnitud, incluso en la red comercial, compuesta por 27 unidades en la capital. De ellas, seis se encuentran en la zona que nos comprende, de ahí la necesaria evacuación del mini-punto modular del Meliá Cohíba», señaló Javier Freyre, jefe del departamento Comercial y de Mercadotecnia de la División Norte, quien destacó, además, que en dos de sus instalaciones más importantes, Carlos III y Águila y Dragones, la población tuvo acceso a servicios, incluso en los momentos de mayor tensión durante el huracán.

Voces al pie del cañón

Sandy Iglesias es un joven jefe de brigada, con pocas horas de sueño por estos días en los que intensidad total recuperativa imperan. En medio de su vorágine, con la arteria San Lázaro más concurrida que de costumbre, ofreció algunos pormenores a CubaSí:

«Primero decir que un gabinete puede alimentar o alcanzar cerca de 400 números, en dependencia de cuántos pares albergue. Cada cable, en este caso, posee 100 pares, y en este caso, para evitar saturación, por lo general comprende 400 números.

«No había atestiguado una catástrofe relacionada con penetraciones del mar tan grande como esta. En el 2008 estuve por Las Tunas, específicamente en Puerto Padre, apoyando labores de recuperación. Ahora hay días en los que trabajamos 12 horas o más para lograr que todos los clientes puedan gozar nuevamente del servicio normal.

«Técnicamente, hablamos de hacer toda la instalación prácticamente nueva: elevar el gabinete, extender y subir el cableado, restablecer servicio por servicio, pues hay que chequearlos uno a uno. Esas son algunas de las complejidades, además de las posteriores comprobaciones con los clientes. Hablamos de que nosotros, desde el mismo lunes, estuvimos en función de la etapa recuperativa y aún no terminamos».

Juan Carlos Galbán Rodríguez, del departamento de Operaciones de la División Territorial de Villa Clara, enseguida dio muestras de solidaridad ilimitadas con sus homólogos capitalinos. Como en otras ocasiones, puso su conocimiento en función de devolverle al pueblo los servicios telefónicos averiados, y supervisa en pie de lucha las labores de sustitución del gabinete enclavado en Humboldt y Hospital:

«Acá hubo que hacer una pequeña obra civil, pues con la colaboración de Cuba Taxi consideramos prudente elevar el gabinete y ponerlo sobre el techo del primer piso de esta empresa. De hecho, mientras se materializaba el trabajo definitivo, simultaneamos o mantuvimos el servicio con el anterior. Estamos enfrascados en el traslado definitivo del viejo al nuevo, y así los clientes no sufrieron interrupciones prolongadas.

«Lo complicado fue que el nivel del agua, al subir tanto, penetró hacia el interior del cable y te afecta el corte. Hemos tomado medidas y todo está saliendo bastante bien. En todos los años de experiencia que poseo, nunca me había enfrentado a algo parecido, por eso la necesidad de tomar medidas, para en lo adelante no volver a chocar con la misma piedra».

Juan Carlos, igualmente, ha prestado servicios en la implementación de internet ADSL hogar. Ahora, en La Habana, refuerza las labores de normalización que acometen los trabajadores y operarios de ETECSA, como lo ha hecho antes en Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila, Pinar del Río, dándole la cara a las afectaciones causadas por otros ciclones.

Ese es el espíritu de lucha y la solidaridad manifiesta de casi todos los cubanos. A flor de piel, codo con codo y desafiando intensas jornadas de trabajo, la nación se recupera.

Margarita vive en las cercanías de 15 y 18, en el Vedado. En el umbral de su edificio un árbol de dimensiones gigantescas fue arrancado de raíz por los vientos de Irma. Ella, afortunadamente, no perdió sus servicios de telefonía fija. Eso sí, junto al resto de los vecinos de la cuadra y las instituciones involucradas, batallan a diario por retornar a la normalidad. Del árbol aún quedan huellas, pero los postes y sistemas telefónicos se restablecieron en su totalidad y lucen como nuevos. Fortalezas de nosotros, los cubanos, muestra de que al costo que sea necesario, Cuba se levantará sólida, sobre columnas inexpugnables de trabajo conjunto, cooperación y solidaridad.

alt
Las aguas ya tomaron su nivel, pero el ritmo de trabajo de los operarios no disminuye.

alt
El azote del mar fue cruel en las inmediaciones del litoral habanero (Sán Lázaro y Hospital): líneas de telefonía fija y gabinete visiblemente dañados por la penetración del mar.

alt
El premio al esfuerzo: restablecer el servicio telefónico en el menor tiempo posible. Aquí vemos la instalación de un gabinete nuevo en Humboldt y Hospital, que alcanza cerca de 400 números y que fue subido al techo de la empresa Cuba Taxi para protegerlo de futuros eventos.

alt
En San Lázaro los servicios incluyeron la reposición total de gabinetes.

alt
Héroes anónimos laborando al pie del cañón en Humboldt y Hospital.

alt
El cableado de la telefonía fija sufrió serias afectaciones.

alt
Sandy Iglesias, uno de los rostros «anónimos» que laboran incansablemente en la recuperación de las comunicaciones.

alt
Gabinete nuevo en la arteria San Lázaro prestando servicios.

alt
La caída de árboles dañó seriamente postes y cableado.

alt
Acción rápida y coordinada posibilitó el restablecimiento de servicios en 48 horas.

alt
Etecsa y sus trabajadores, en la primera línea de batalla tras el paso de Irma.

alt
Hiram Cabrera, director de la División Norte, no ha tenido respiro en la última semana.

alt
Acciones conjuntas han posibilitado la pronta recuperación en los municipios de Habana Vieja, Centro Habana y Plaza de la Revolución.

alt
En medio de la tempestad, dos puntos comerciales de nuestra capital mantuvieron los servicios de atención al cliente.

alt
El Centro Multiservicios de Telecomunicaciones enclavado en 25 y 32 (Vedado) sirvió de Puesto de Dirección para enfrentar, coordinar y programar disímiles acciones recuperativas.

Visto 1265 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Septiembre 2017 04:43

Medios

La presidenta de ETECSA Mayra Arevich Marín realizó en la tarde de este lunes un recorrido por varias zonas del litoral habanero afectadas por el huracán Irma que azotó por casi 72 horas nuestra isla.

Torreros de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba trabajan reinstalando las torres y radiobases que los vientos de Irma destruyeron en Ciego de Ávila.

La cámara de CubaSí captó las labores de recuperación que realizan los linieros guantanameros, granmenses y santiagueros, que desde este jueves abandonaron sus hogares para restablecer junto a sus hermanos de Camagüey las líneas telefónicas en esta provincia, una de las más azotadas por el huracán Irma.

CubaSí llegó hasta Brasil, poblado de Camagüey, recogiendo las impresiones de sus habitantes tras el paso del devastador huracán Irma.

Preside Mayra Arevich Marín, presidenta de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), comisión nacional que evalúa en la provincia los daños ocasionados por el huracán Irma.

Comentarios  

 
#1 sachiel 19-09-2017 09:32
Espero que todos hagan ahora lo indecible porque no les vuelva a pasar lo mismo con lo mismo. La elevación de los gabinetes, es un ejemplo. Asi hay que hacer tambien con los desagues del Malecon, abrir más y ampliar los existentes.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar