jueves, 15 noviembre 2018, 06:19
Sábado, 16 Septiembre 2017 07:41

California: Un pedacito de infierno

Escrito por  Nicanor León Cotayo/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

Una periodista de la Associated Press (AP), Amy Taxin, reveló este viernes el dramático panorama que viven allí numerosas  personas.


Ella comienza escribiendo, la hilera de tiendas de campaña y toldos se alarga tres kilómetros en el cauce de un río seco y alberga cientos de indigentes.

Estos últimos van quedando, según afirma Taxin, en la medida que buscan comida, un baño, o un trabajo.

Durante los últimos 24 meses, recuerda, el condado Orange, (sur de California) “se ha convertido en un enorme campamento de indigentes”.


¿Motivo? La articulista de AP se remite al criterio de funcionarios para imputarlo a los siguientes hechos:

Exorbitante costo de la vivienda, padecimientos mentales y consumo de drogas ilegales.
La situación ha llegado a tal extremo, que el clamor popular llevó este miércoles a la municipalidad californiana de  Anaheim a imponer un estado de emergencia.

Un día antes, la jefatura del estado aprobó fortalecer aún más el patrullaje policial que ya existe en el territorio.

También agilizar otro de sus principales retos, multiplicar las camas en sus albergues para mendigos que inundan lugares públicos.

Un vocero del municipio, Mike Lyster, declaró sobre tal necesidad a su prensa:
"Ha crecido tanto que ya no pueden aplicar medidas contra los campamentos ilegales, ni  encontrar camas para toda esta gente”.

Según escribió Amy Taxin,  la reciente declaración de emergencia para frenar indigentes se desplaza a varios lugares.

Ella advierte que el hecho es solo parte de una ola similar en ciudades de California.
Por ejemplo, anota, San Diego combate un brote de hepatitis que ya deja 16 muertos y se está propagando entre la población indigente.

Cita el ejemplo de Denise Romo, de 55 años, quien carente de todo vive a orillas del río en Anaheim.

Hace un año cuidaba niños en los momentos que la atropelló un automóvil y le fracturaron un brazo.

Desde entonces no pudo seguir pagando el local donde vivía y terminó en la calle, hasta el presente.

Como tantos, buscó un rincón cerca del río, levantó su tienda de campaña y una silla.
No olvidó traer consigo a su inseparable perra Girl y dijo que trata de no pasar por otras partes del campamento, “infestadas de drogas y ladrones”.

Observadores hicieron notar que California es uno de los territorios más ricos de Estados Unidos, e incluso de la economía planetaria.

Visto 713 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar