martes, 19 junio 2018, 12:52
Martes, 22 Agosto 2017 05:16

CRÍTICA DE CINE: ¿Conoces bien a tu novio?

Escrito por  Diana Castaños / Especial para CubaSí

¡En esta vida hay tanto para esconder! Desde que planifica encuentros furtivos con sus antiguas novias del pre hasta que si mató o no a la última de sus amantes…

Ese es el caso de Scoop, una película escrita y dirigida por Woody Allen, que como es habitual en la mayoría de su filmografía, cuenta con su actuación. Junto a él en esta cinta vemos a Scarlett Johannson (que interpreta a una estudiante de periodismo que se enamora y compromete para matrimonio con un hombre que ella investiga como posible asesino para uno de sus reportajes) y a Hugh Jackman (que encarna al novio de la Johannson).

La cinta, rodada en el año 2005, es una comedia romántica que mantiene el tono ligero de Misterioso asesino en Manhattan, (Woody Allen, 1993) película protagonizada por Diane Keaton que explora el suspense a la vez que lo decora con pinceladas de humor.

Scoop también sirve de homenaje a Bergman, ya que tiene una clara preocupación -así como una serie de conversaciones más o menos explícitas- con La Muerte.

La música es de lo mejor de la película: nombres como Pyotr Ilyich Tchaikovsky y Johann Strauss acompañan las imágenes de los exteriores de un Londres otoñal y campestre.

Sin embargo. Aunque correcta, Scoop no tiene rigor. Parece la película de un hombre cansado. Allen no se toma el trabajo de dar explicaciones. ¿Por qué el periodista que viene desde otra dimensión se le aparece justamente a Scarlett Johannson? ¿Por qué se le aparece al principio mientras ella está en función de magia y, a medida que avanza el filme, en cualquier otro sitio? ¿Por qué no le enseña, ya que se le aparece tanto, algo de las técnicas básicas del periodismo? Por cierto, ¿cómo es que ella, siendo estudiante de periodismo, no sabe nada de esa materia?

No es que las comedias requieran de tantas explicaciones. Si el público ríe no se preguntara demasiado. Lo que pasa es que de tanta auto reiteración, Woody Allen se vuelve un poco predecible en esta cinta e irrespeta el muy importante pacto con el espectador -ese que implica responder preguntas básicas, como la motivación de los personas, para mantener la credibilidad del filme.

Nos encontramos –sin lugar a dudas- con cine de autor. Scoop es una cinta con varios mensajes, como es la importancia de conocer a la persona que tenemos al lado; cómo de improbable es que realmente lleguemos nunca a hacerlo… Pero es un filme realizado desde el cansancio y agotamiento de un hombre que tiene, obviamente, grandes problemas con La Muerte.

Modificado por última vez en Jueves, 21 Septiembre 2017 16:16

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar