sábado, 17 noviembre 2018, 04:41
Viernes, 18 Agosto 2017 07:39

MIRAR(NOS): Sin cambiar el destino

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Por supuesto que este viernes, en mis realidades más inmediatas, quisiera cambiar un par de cosas.



Algunas personas coinciden en tiempo si bien no en el espacio y en el presente es fácil cuestionarse sobre lo que pudo haber sido. Casi nadie lo hace, porque no somos muy fanáticos a autoflagerlarnos por una serie de acontecimientos que se desarrollaron de la forma en que mejor pudieron hacerlo, algunas veces sin ningún esfuerzo personal para cambiar o torcer el destino.

Conozco personas que viven en esa perpetua condena. No es que sea yo la más conformista del universo. Por supuesto que este viernes, en mis realidades más inmediatas, quisiera cambiar un par de cosas. Ahora no tengo la intención de enumerarlas todas pero, ¡claro! si pudiera vivir mi vida otra vez cometería menos errores. De los míos he aprendido pero algunos han sido, pifias cantadas, como me gusta llamarlas.

Hay mucho de humano en equivocarse, pero hacerlo varias veces sin aprender las lecciones es pérdida de tiempo. Me gusta creer que algún día, ojalá no tan lejano, las personas comenzarán a entender que nada hay de pecaminoso en que dos miren juntos una puesta de Sol…

En este punto Ud dirá ¿a qué viene esto? Pasa que tan común como las puestas de Sol son las críticas que hacemos sobre todos los que nos rodean y no reparamos en la condición de cada uno, intrínsecamente humana, al 200% si este fuera posible.

Queremos controlar, ansiamos controlar todo el entorno y si pudiéramos hacer llover también cuestionaríamos los horarios que cada quien escogiera para desarrollar sus pequeños o grandes torrenciales. Lo sé con certeza, sin ir más lejos mirando aquí, en mi lado izquierdo incluso mis auto cuestionamientos que no son menos comunes ni más dulces o suaves.

Pero no critico a quien se explore y descubra que pudo ser mejor antes, y menos si después saca la conclusión de que hay tiempo para todo incluso para ser buenas personas. Porque como alguna vez leí, ser buena persona lleva tiempo, mínimo, el lapso indispensable para entender cómo ayudar al de al lado aunque todavía no se lo merezca.

Visto 745 veces

Comentarios  

 
#1 Inye 21-08-2017 08:17
!Hummmm!, me quedé pensativo luego de tu última frase, porque creo que sí es cierto, y una pérdida de tiempo total, cometer los mismos errores una y otra vez, o por lo menos, dos veces, sin aprender las lecciones, eso es muestra irrefutable de mediocridad y falta de carácter, pero no creo que para ser buena persona deba ayudar a quién no se lo merezca, no sé, simplemente no lo creo, más bien, no quiero ayudar a mesquinos, hipócritas y falsos, y si por eso quemé mi pasaporte al paraíso, entonces llevaré conmigo un aire acondicionado al infierno.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar