sábado, 17 noviembre 2018, 12:30
Miércoles, 09 Agosto 2017 21:57

MUNDIAL DE ATLETISMO DE LONDRES: Sorpresas bajo lluvia

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/ CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
El noruego Kaster Warlhom (en el centro, 48.35) sorprendió en los 400 metros con vallas. El noruego Kaster Warlhom (en el centro, 48.35) sorprendió en los 400 metros con vallas.

Jornada de sorpresas la de este miércoles en el Mundial de atletismo de Londres. Salvo la balista china Lijiao Gonng (19.94), varios de los restantes favoritos cedieron de forma inesperada su liderazgo...

Fue una jornada de sorpresas la de este miércoles en el Mundial de atletismo de Londres. Salvo la balista china Lijiao Gonng (19.94) varios de los restantes favoritos cedieron de forma inesperada su liderazgo ante el empuje de otros oponentes, al tiempo que la  cubana Yaniuvis López  (18.03) se coló octava en el festín de la bala.


A río revuelto, uno de los pescadores con ganancia en los 400 metros con vallas fue el noruego Kaster Warlhom (48.35). De hecho coronó por primera vez a un corredor de su nación en esa prueba. Warlhom sintió de cerca el aliento del antillano nacionalizado turco Yasmany Copello (48.49), quien al igual que en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se coló en el podio de premiaciones. El bronce, a la cuenta del estadounidense y as bajo los cinco aros Kerron Clement (48.52).


De vuelta a la bala, en una tarde-noche típica londinense, donde la lluvia dijo presente de forma incisiva, la húngara Anita Marton lo reservó todo para el sexto envío (19.49) y se colgó la plata. La curtida estadounidense Michelle Carter (19.14) ocupó la tercera posición.


Para Yaniuvis, las palmas, por la sencilla razón de superar los 18 metros y materializar otro disparo de 17.98, señal de que reservó buena parte de su fortaleza, para la hora cero. Su aporte de un punto a nuestra comitiva en consonancia con su ubicación, igualmente cuenta.


Makwala contra las providencias


No pudo largar en la final de 400 metros donde un inoportuno malestar estomacal lo privó de brindarle oposición al sudafricano Wyde Van Niekerk (43.95), en definitiva rey. Parecía un maleficio lo suyo y casi no puede pugnar en los 200 donde atesora además la mejor marca de la temporada (19.77). Después de deliberar la plana mayor de la justa determinaron que correría una eliminatoria especial solo, contra el cronómetro, donde 20.53 era el registro que necesitaba vencer para acceder a semifinales, esa misma tarde por cierto.


Solo por el carril siete cruzó la línea de meta en 20.20 segundos y luego hizo 20.14 en su semifinal, para asegurar una línea en la definición, en la que pudiera suceder cualquier cosa a juzgar por lo acontecido en semis, donde ningún sprinter rebajó los 20 segundos y cinco estuvieron en el entorno de 20.10-20.20.


El plato fuerte también tendría a la velocidad como clave. Hablo de la final de los 400 metros femeninos. Afilándose los dientes, cruzando chispas con las miradas, estaban la bahamesa Shaunae Miller y la estadounidense Allyson Felix, las dos principales contendientes. Por extraño que parezca ninguna se hizo del vellocino dorado. Miller iba como una tromba, pero a falta de 20 metros para culminar sintió un tirón en su pierna izquierda y perdió completamente el paso. Aún así entró cuarta (50.44).


Felix, no se mostró con la potencia de otras ocasiones. Esta vez su paso endemoniadamente glamoroso, no tenía esa frecuencia y ritmo de gacela aferrada a la vida. Le tocó entonces contentarse con bronce (50.08) y ver como su coequipera Phyllis Francis (49.92) estampaba tope personal y se llevaba el gato al agua. La plata, también con crono cimero marca registrada por Bahrein, quedó en poder de la joven de 19 años Naser (50.06).


Así amigos, cayó el telón de la sexta jornada de competencias. Cuba vivirá este jueves la expectación en la secuencia brinco-paso-salto de sus tres triplistas. Cristian Nápoles (17.06) fue el mejor de los tres en preliminares, Andy Díaz no necesitó más que 16.97 pese a consumir los tres intentos, y Lázaro Martínez se montó en el último vagón (16.66) muy por debajo de sus potencialidades y de sus 17.24 cimeros.


Pero una cosa es preliminares, y otra muy diferente definición. De cualquier forma, sería de orates pensar que le fueran a arrebatar el casi seguro uno-dos a los estadounidenses Cristian Taylor y Will Claye. Eso, amigos míos, podrán leerlo con detalle en el resumen de CubaSí de este viernes.


Cuba, desde mi modesta perspectiva, con luces y sombras, pero un tanto por encima de lo esperado, al menos en lo que a la cantera de perspectiva inmediata se refiere. Motivo de beneplácito para seguir apostando a ellos en el futuro.

Visto 618 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar