martes, 25 junio 2019, 22:13
Lunes, 07 Agosto 2017 08:47

Yarisley con Tokio en la mente

Escrito por  Eyleen Ríos López
Valora este artículo
(1 Voto)

«Esperaba más, saltar un poco más, mejores registros», sostuvo a tono con la garra que le caracteriza.

En ocasiones las exigencias minimizan el significado de una medalla de bronce mundial.


Sobre todo si llega con una estrella como la pertiguista cubana Yarisley Silva, acostumbrada a regalar alegrías de alto rango a su afición.


Quizás por eso habrá algunos inconformes con su tercera presea a ese nivel, conseguida en el mismo estadio de esta ciudad que hace cinco años le vio proclamarse subcampeona olímpica.


Ella misma no se mostró todo lo contenta que se esperaba. Aseguró estar satisfecha, pero desde algún lugar escondido intentaron salir unas lágrimas que terminó por dominar a base de su probado temple.


La reina de Beijing 2015 no pudo pasar de los 4,65 metros, y hasta necesitó compartir el premio con la venezolana Robelys Peinado en noche de lujo para la favorita griega Ekaterini Stefanidi, finalmente dorada con 4,91, mas acrecentó su pertenencia a una clase de lujo.


También bronceada en Moscú 2013, la pinareña de 30 años quería más. Por eso anunció que seguirá con mayor fuerza para la justa bajo los cinco aros de Tokio 2020 y todo lo que anteceda a ese momento.


¿Cómo valoras el resultado de esta noche?


Me siento contenta porque acabo de alcanzar una medalla y eso siempre es bueno, pero esperaba más, saltar un poco más, mejores registros… Sin embargo las competencias se comportan así y hay que felicitar a mis compañeras que ganaron el oro y la plata (esa última para la estadounidense Sandi Morris).


¿Qué toca ahora?


Seguir preparándome, mejorar elementos técnicos que me van a permitir más alturas, sobre todo trabajar la técnica en lo que es la tirada atrás. Seguir fuerte, esa es la única manera.


¿Te fallaron aquí esos detalles?


Hoy había un poco de viento y siempre que me tocó salir tuve que esperar a que se calmara porque batía en contra y es molesto, y entonces me quedaba poco tiempo para ejecutar el salto. Pero sí, tengo que decir que me faltó un poco tirarme atrás en los cuanto a elementos técnicos y avanzar más en la última parte de la carrera, pues estuve “picando” mucho el paso.

Volver a Londres…


El ambiente aquí es siempre fantástico, la gente y este estadio…


Se comprende que quisieras más, pero es una tercera presea mundial...


Realmente es mi cuarto mundial y no me voy sin medalla. Tengo tres y eso es bonito, porque no todos los atletas pueden hacerlo y significa mucho para mí, para mi país, para la gente que me quiere y para el deporte revolucionario, pero siempre se trabaja para lo mejor.


¿Tokio?


Me voy a esforzar mucho para eso y hacerlo con una buena marca…

 

Visto 430 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar