domingo, 17 junio 2018, 18:07
Domingo, 06 Agosto 2017 20:41

Mundial de Atletismo: De antagonismos y podio abierto por Yarisley

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(5 votos)
Yarisley Silva Yarisley Silva

Este sábado en Londres: varios antagonismos en la palestra, el paseo por una ciudad cautivadora gracias al circuito de maratón, y varias alegrías para la legión de Cuba...


Londres sigue llenando espacios en los resquicios de placer de los amantes del atletismo. Este sábado con varios antagonismos en la palestra, el paseo por una ciudad cautivadora gracias al circuito de maratón, y varias alegrías para la legión de Cuba, especialmente las patentadas por las féminas, con Yarisley Silva y Yorgelis Rodríguez a la cabeza.

La madrugada me sorprendió con el despertar de mi pequeño Enzo Samuel. Mi mejor reloj biológico, el más inexacto, pero también el más placentero sonó su alarma sobre las 5:00 a.m. justo para que no me perdiera ningún detalle de lo acontecido en el Estadio Olímpico y las inmediaciones de la urbe londinense.

Comenzaré de atrás hacia adelante, contando cada centésima y punto que separaba a la heptatlonistaYorgelis Rodríguez del podio de premiaciones, exactamente de la holandesa AnoukVetter (6 636-bronce).

Y es que la guantanamera merecía una presea. No solo realizó el mejor heptatlón de su vida y quebró su récord nacional de 6 481 unidades conseguido en los olímpicos de Río al extenderlo hasta respetables 6 594, sino que logró marcas personales en 100 c/v, salto de altura (impresionantes 1.95 metros) y 800 metros (2:10.48 minutos). Ese empuje le permitió codearse de tú por tú con las mejores del mundo y estar en la batalla por medallas hasta el último aliento.

A propósito, la belga NifasotouThiam (6 784) se hizo de la corona, al igual que en la ciudad maravillosa, escoltada esta vez por la constante alemana CarolineSchafer (6 696), mientras la ídolo local KatarinaJhonson-Thompson, tuvo que conformarse con el quito escaño.

Eso justamente es lo que se les pide a nuestros atletas. Sabemos que es difícil lograr la mejor marca en la competencia fundamental del año, que la presión y los monstruos de cada uno de los eventos a veces los superan, que en ocasiones transitan por dificultades de diversa índole durante la preparación, pero a la capital británica todos asistieron con ese objetivo: brillar entre los excelsos. Me quedo con Yorgelis, su sonrisa, esas siete pruebas extenuantes que venció de forma descomunal con 22 años y el adiós con las manos trenzadas junto a las restantes heptatlonistas.

Yarisley tuvo madera de bronce

Es incuestionable su grado de competitividad. Muchos queríamos verla emular su tope de temporada de 4.81 conseguido en junio en Oslo, pero no pudo ser. La pertiguista Yarisley Silva ha atravesado múltiples contratiempos en las últimas dos campañas y la estabilidad no ha sido su aliada. De cualquier manera hipnotizamos junto a ella la varilla cuando la rozó a la altura de 4.65 y celebramos un bronce que la confirma en la élite, sin importar su condición. Ese segundo intento feliz le valió el podio, compartido con la prometedora venezolana de 19 años Robeilys Peinado. Le antecedieron, dos curtidas en mil batallas, oro y bronce bajo los brazos del cristo redentor. Hablamos de la griega EkaterinaStefanidi (4.91-marca personal en tarde de gala), y lac estadounidense Sandi Morris (4.75).

No hubo margen a la casualidad, pues las más duras del ranking fueron precisamente las que hicieron el uno-dos. Las palmas para Yarisley, que una vez más premia el esfuerzo y cargó el tanque de combustible junto a su mentor Alexander Nava de cara a futuras batallas.

Duelos a muerte con desenlaces no tan esperados

Hay antagonismos atléticos pactados a muerte, como los de Kenia-Etiopía en los eventos de fondo, y Estados Unidos-Jamaica en la velocidad. La maratón y el hectómetro femenino constituyeron dos nuevos pulsos en ese sentido.

Entre hombres el keniano JeoffreyKipkoirKirui, ganador de la maratón de Boston este año, hizo los deberes y después de sobrepasar con endemoniado paso al etíope Tamirat Tola, se impuso gracias a 2:08:27 horas. Tola, casi exánime, se aferró a la plata (2:09:49).

La suerte entre damas no tuvo el mismo final. Se les coló en el patio a kenianas y etíopes Ruth Chelimo (2:27:11), de Bahréin, para escamotearles el vellocino. La honrilla por Kenia la salvó la veterana Kiplagat al vestirse de plata.

De vértigo pueden catalogarse las chispas que sacan Estados Unidos y Jamaica en la velocidad. Gatlin ganó la batalla del hectómetro entre hombres y su coterránea ToriBowe, con unos 20 metros finales arrolladores lo imitó, al registrar 10.85 segundos y dejar fuera del podio a la archifavorita jamaicana Elaine Thompson.

Ahora los restantes sitios de honor quedaron en poder de la marfileña Maria José Talou (10.86) y la versión contemporánea de la “holandesa voladora” Dafne Schippers (10.96)

El resto del show

Otros desenlaces tuvo la jornada. Comenzaré ponderando el rendimiento del vallista corto antillano Roger Iribarne, quien con 13.43 segundos pujó en semifinales de los 110 c/v y quedó a solo cuatro centésimas de su registro cimero. YordanO´Farrill, nuestro otro representante, igualmente se coló en semis por tiempo (13.56), pero una vez allí brindó una imagen pobre, sin terminar la carrera incluso tras perder el paso.

El jamaicano Omar Mc Leod (13.10) pinta como el más serio aspirante al título, a tono con su condición de líder del escalafón del orbe.

Otro que no estuvo nada afinado en la impulsión de la bala fue el estadounidense Crouser, fuera incluso del festín de las preseas. A río revuelto aprovechó la ocasión el sólido neozelandés Thomas Walsh (22.03 metros) en el último envío pero durante toda la ruta al frente de las acciones. Hubo semifinales de 400 y 800 metros varoniles, segmentos donde el sudafricano Nick Van Niekerk (44.22), y el bahamés Gardiner (43.89- tope personal) lanzaron su candidatura en la primera distancia. Por su parte, en la doble vuelta al óvalo la mejor nota salió de las piernas de KipyegonBett (1:45.03 minutos).

Muy a pesar cerraré con la nota discordante, la menos agradable de nuestra comitiva hasta ahora: se trata de los discretísimos 51.82 segundos de José Luis Gaspar en los 400 c/v. Muy por debajo de los 49.19 que exhibía como mejor crono.

Ese fue el panorama al decirle adiós a la tercera jornada competitiva. Hasta ahora, pueden catalogarse de positivos en sentido general las actuaciones de nuestros exponentes. Este lunes será otro día. Esperemos o rompamos el hechizo de Morfeo bien temprano para ver en definitiva qué pasa.

Visto 537 veces Modificado por última vez en Martes, 08 Agosto 2017 07:05

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar