lunes, 25 junio 2018, 00:20
Jueves, 03 Agosto 2017 16:03

Mundial de Atletismo: Tres, dos, uno… ¡suena el disparo en Londres!

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)
Yaimé Pérez, seria candidata al podio. Yaimé Pérez, seria candidata al podio. Foto: Getty Images

El Big Ben hace retumbar con más fuerza su tic tac. Este viernes comienza la XVI edición del Campeonato Mundial de Atletismo, que descorrerá las cortinas con presencia de 28 cubanos.

El Big Ben hace retumbar con más fuerza su tic tac. Y es que a partir de este viernes, los segundos, al igual que las centésimas y los centímetros, adquirirán una connotación especial. Hablamos de la XVI edición del Campeonato Mundial de Atletismo, que este viernes descorrerá las cortinas, con presencia de 28 cubanos.

La actual versión viene precedida por varios referentes: el más fresco de ellos, los rendimientos de nuestra cantera en la cita universal de cadetes en Nairobi, Kenia, y algunas notas del Panamericano Juvenil de Canadá, y por otra parte, la orfandad de preseas en Río de Janeiro 2016, donde solo la discóbola Denia Caballero escaló al podio con sus 65.34 metros de bronce, que no la dejaron feliz en el orden individual.

Así, en un momento que para nada, dentro de la armada élite, califica como muy halagüeño, todos estaremos expectantes de los rendimientos de nuestros exponentes y de otros monstruos del campo y pista universal… incluidos los 19 rusos que pugnarán como atletas neutrales autorizados, pues la Federación de ese país está sancionada y tiene prohibido incursionar en grandes competiciones.

CubaSí pretende acercarlos, de manera objetiva, a las posibilidades de las cartas antillanas antes del disparo inicial del starter, fundamentalmente si sus respectivos rendimientos frisan el 100% de sus potencialidades y el fantasma de marcas endebles a la hora cero no los acecha nuevamente:

Dos discóbolas de acero

Denia Caballero y Yaimé Pérez. La batalla del disco, una de las pruebas que se presagia como batalla campal, tendrá a Denia y a Yaimé Pérez en calidad de protagonistas. Sus órbitas deberán conjugarse al límite de sus registros personales para intentar, al igual que hizo Denia en la edición precedente de Beijing 2015, desbancar a la fenomenal croata Sandra Perkovic. Introduzco un paréntesis global, pues ahora igualar el saldo definitivo de dos títulos y una plata materializados en el Nido de Pájaro, sería como emular los 12 trabajos de Hércules.

De vuelta al disco, Perkovic exhibe 71.41 metros a la vanguardia del ranking, tan frescos como del 18 de julio último. Tanto Denia (67.04-tercera) como Yaimé (69.19-segunda y cota personal) saben lo que es arañarle la pintura. En el caso de Yaimé, con una campaña de solidez y estabilidad. Crucemos los dedos para que no le falle la psiquis.

Ambas están en condiciones de lograr un doblete de podio, pues las restantes oponentes, como la australiana Dani Stevens, las alemanas y la estadounidense Gia Lewis-Smallwood, no han sido muy constantes. De lograrlo, emularían la actuación de la jabalina en Edmonton 2001, cuando Osleidys Menéndez y Sonia Bisset fueron oro y bronce, en ese orden.

La estamina de Yarisley nuevamente a examen

Tiene 30 años, madurez, maestría deportiva y una competitividad que ha sorteado airosa pruebas de rigor desde la cita mundialista de Daegu 2011. Es el momento idóneo para que Yarisley Silva destierre un 2016 poco feliz. Solo que esta temporada tampoco ha sido de luz total para ella.

Si bien sus 4.81 de la parada de Oslo en la Liga del Diamante la colocan quinta del listado del orbe, considero que necesitará sobrevolar la varilla a una altura igual o superior para estar en el podio, y plantarle cara a la griega Ekaterini Stefanidi (4.85), puntera y con el cartel incuestionable de favorita.

Sucede que esta vez la helénica no será el único escollo. Las estadounidenses Sandi Morris (4.84) y Jennifer Suhr (4.83), y la neozelandesa Eliza McCartney (4.82), pintan difíciles, y la anfitriona Holly Bradshaw (4.81), otro tanto. Como se dice en el argot popular, y si Yarisley viene con su mente y técnica claras… voy a la mía.

Potencia novel de saltamontes

Llegan al estadio olímpico con nada que perder, solo espero que la competencia y el ambiente no los engulla. Hablamos de la nueva legión de saltadores de longitud y triple. Comenzaré por la longitud, pues todos recuerdan la cadena de cuatro cetros en estas instancias en poder de Iván Pedroso.

Tanto Maykel Massó (8.33) como Juan Miguel Echevarría (8.28), tienen en Iván «El terrible» a su ídolo, y los coloco como posibles finalistas. Máxime por el hecho de que han logrado sus registros topes a medida que se ha acercado el comienzo en Londres.

Es una pena que el ídolo local Greg Rutherford no pueda calzar los pinchos. Con el camino despejado visiblemente, las papeletas las tiene el sudafricano Luvo Manyonga (8.65), quien tendrá como principal rival a su coterráneo Ruswahl Samaai (8.49).

No descartar la posibilidad de eléctricos, algo que ha caracterizado esta prueba luego de las eras Irving Saladino y Dwight Phillpis. Entre esas posibles sorpresas… pudieran estar nuestros muchachones, que aparecen con sus marcas en la cuarta y décima posición del ranking.

El triple tiene otro matiz. Luego del abandono de nuestro barco por parte de Pedro Pablo Pichardo, Andy Díaz (17.40), Cristian Nápoles (17.27) y Lázaro Martínez (17.07) tienen condiciones para colarse en la definición de 12 saltadores. Eso sí, nadie cuestione la condición de cuasi indestructibles que pesa sobre los norteamericanos Christian Taylor (18.11) y Will Claye (17.91). De hecho, los nuestros anclan en el quinto, octavo y lugar 21, por ese orden.

Entre damas, Liadagmis Povea (14.45 en 2017 y 14.56 de cota cimera) podría quedar entre las ocho primeras igualmente, amén de que sus últimas incursiones hayan estado por debajo de lo esperado.

La magia de Gabino, Leonel y Yorgelis

Gabino Arzola. Un innovador, o más bien el mago de los multiplistas cubanos. Decir Leonel Suárez en la élite es sinónimo de respeto. Impregnada del espíritu del holguinero, su coequipera Yorgelis Rodríguez ha aprendido a dar guerra en cuanto escenario se presenta. Ah, y a mejorar sus marcas también.

No se guíen por los 8 214 puntos del holguinero Leonel (13 en el ranking). Si bien sus mejores tiempos, esos de los 8 654 pasaron; tiene para colarse entre los ocho primeros, sobre todo si no le sacan mucha ventaja antes de la jabalina.

La guantanamera Yorgelis (6 446-novena) tendrá como principal objetivo batir su récord nacional de 6 481 rayas. Si lo consiguiera, de seguro anclará en el top ocho, honor reservado para las mejores, entre las que se encuentran la belga y as olímpica Nafissatou Thiam (7 013), las alemanas Carolin Schafer (6 836) y Claudia Salman-Rath (6 530), la letona Laura Ikauniece-Adminina (6 815) y la anfitriona Katarina Johnson-Thompson (6 691).

La bolsa tiene más…

Del resto de nuestros enlistados, los cuatrocentistas Yoandys Lescay (45.18 segundos-posición 39) y Roxana Gómez (51.46) y la ochocentista Rose Mary Almanza (1.59.11 minutos-puesto 17) son los de mayores opciones de acceder a semifinales en sus respectivos eventos. Eso sí, los sprinters la tendrán un poco más fea, pues en la vuelta al óvalo necesitarán, por ese orden, rebajar de los 45 y 51 segundos, si de contender seriamente hablamos.

En cambio, el relevo del 4x400 posee todo para acceder a la final. De hecho, esa misma cuarteta de Lescay, Osmaidel Peillicier, Adrián Chacón y William Collazo culminó sexta bajo los cinco aros en la Ciudad Maravillosa (2:59.53 minutos) y, al decir de su entrenadora, Eloína Kerr, están en forma para conseguir un resultado similar.

No considero que sus compañeros del 4x100 puedan correr la misma fortuna. Entraron en el último tren con 38.47 de Río y no han alcanzado esa contundencia durante la actual temporada.

Igual desenlace, al parecer, tendrán Yordan O'Farrill (13.33 segundos) y Roger Iribarne (13.39) en los 110 metros con vallas, sin ese pedigrí ni temple de otros exponentes de la escuela cubana de vallas.

Nostalgia ante la ausencia de Dayron, quien en definitiva, no pudo rebajar los 13.48 exigidos por la IAAF.

Sin mucho esplendor en sus tiempos y marcas pugnarán los vallistas largos Zuriam Hechevarría (56.02 segundos) y José Luis Gaspar (49.35), la balista Yanniubis López (18.92 metros), los velocistas Reinier Mena (10.17 s) y Roberto Skyers en los 100 y 200 metros, además de la maratonista Dailín Belmonte (2.42.44 horas).

Ese es el panorama real. Este viernes, a partir de las dos de la tarde, hora de Cuba, se sabrá por dónde andan los tiros. En la jornada de apertura estaremos atentos de los rendimientos en preliminares de Yarisley (garrocha), Massó y Echevarría (longitud), y Mena (hectómetro).

Visto 547 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Agosto 2017 09:53

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar