martes, 20 noviembre 2018, 03:08
Martes, 08 Agosto 2017 06:00

DE CUBA, SU GENTE: Comete todas las equivocaciones que puedas

Escrito por  Diana Castaños/Especial para CubaSí

Es el hijo de Isis, una amistad de mis clases de yoga que hace mucho vive en Canadá. Cuando descubrimos que seríamos vecinas, retomamos nuestras conversaciones de antaño: sobre lo importante de cometer todas las equivocaciones que uno pudiera; sobre cómo la gente le tenía miedo a equivocarse, cuando es lo único que permite el avance en la vida.

—Es que les han enseñado que cometer errores es malo y son todos indecisos y unos cobardes.

Dice Isis que también en Montreal la gente tiene miedo a equivocarse.

—Será que la gente es la misma en todas partes —le comento.

—Yo a Jean-Pierre lo dejo que se equivoque todo lo que quiera —me anuncia Isis—. Así aprenderá.

Atraigo al pequeñito a mis brazos y lo siento en mis piernas.

—¿Quieres que te corte las uñas? —es nuestro ritual; solo se deja cortar las uñas por mí.
 

—Cuéntale a Diana de la niña rara de la escuela —le exige la madre.

—Hay una niña en la escuela que es rara —comienza, obediente, Jean-Pierre.

—¿Qué tiene de rara?

—Yo le pregunté que a dónde iba y me dijo que a donde la llevara el viento. Pero, ¿cómo puede el viento llevarla a alguna parte?

Yo quiero decirle a Jean-Pierre que uno puede ir a muchas partes con el viento, que el viento puede servir de autoexploración personal, que la existencia precede al pensamiento, y que deje de pensar tanto la parte literal de las palabras, que sienta su esencia…

Pero Jean-Pierre no es mi hijo. Es hijo de una amistad y eso hace la diferencia. Isis, que escucha la conversación, le dice que la próxima vez que la niña rara de su escuela le diga eso, él le grite que ella es una mentirosa. Y que le prohíbe hablar con ella.

Como al descuido, dibujo con una de las crayolas de Jean-Pierre una caja en una esquinita de la pared de mi casa.

—Mira —le susurro—, dentro de esa caja hay niños que van a donde los lleve el viento. No son mentirosos, pueden volar allá dentro.

Pero Isis me ve:

—Fíjate bien lo que te voy a decir, chica. Tú te puedes equivocar todo lo que quieras, pero no con mi hijo. No me le llenes la cabeza de imaginación, que después sale escritor y los escritores son muertos de hambre que terminan mal. ¿O tú no sabes que el Antoine de Saint-Exupéry que a ti tanto te gusta murió no se sabe dónde, que ni su cuerpo tienen?

La gente es, irremediablemente, siempre la misma.

Modificado por última vez en Lunes, 21 Agosto 2017 15:39

Comentarios  

 
#20 Sicomoro y su sombra 16-11-2017 14:31
Diana,
Debo confesar que a veces me incomodan tus historias, no como las escribes claro está. A menudo me veo allí y ese reflejo de mi mismo me asusta. Bueno, no hablaré de mi, sí de tus textos. Los leo y releo y no me cansa ni me abruma... sigue escribiendo para poder leerte a cada instante a cada momento.
 
 
#19 ANNAY 30-09-2017 08:08
Hola. Aveces los errores son producto de algunos defectos naturales, pero a diferencia de estos, los errores indican una accion, y hay errores que se pagan muy caro y dejan consecuencias desbastadoras en el ser humano, todos cometemos errores, está en nuestra naturaleza, pero no creo que debamos ir por la vida experimentando siempre aventuras locas y dejandonos llevar por el viento, el viento no lastima, no choca con nadie, no habla, no se relaciona, nosotros si, somos seres sociales con sentido de la razon, y nuestras acciones siempre producen efectos en otros..en fin, no pienso que para aprender siempre halla que equivocarse o sufrir, debemos hacer las cosas lo mejor posible y tener prudencia..es una virtud..
 
 
#18 Mayelin 19-09-2017 11:58
Que bien me hace leerte , no se porque razon habia perdido tu pista pero que bueno que ya me conecto. A veces las personas dejan de soñar y se concentran solo en sus problemas y en la rapidez conque vivimos y eso solo nos transforma en seres simples y monotonos. Yo cuando tengo oportunidad si voy donde me lleva el viento pero cada cual tiene que encontrar su propia forma de volar. Gracias por ayudarnos a reflexionar.
 
 
#17 VER 24-08-2017 10:40
ERES UNICA
ME GUSTA COMO ESCRIBES DIANA CASTAÑOS
 
 
#16 Dalia 22-08-2017 10:30
"El Principito" es mi libro favorito en el mundo, este artículo solo me llena de alegría al ver que todavía hay gente con esperanza en el mundo. Saludos
 
 
#15 Day 14-08-2017 08:57
Me encantó el artículo, siempre he sido partidiaria de que la mejor enseñanza viene de los errores y me encanta la siguiente frase, con la cual me identifico mucho: "Me gustan mis errores, no renunciaría nunca a la deliciosa libertad de equivocarme".
 
 
#14 Willian Reyes 12-08-2017 15:08
Hermoso artículo tan espiritual en estos tiempos materialistas. Felicidades.
 
 
#13 Alexei 11-08-2017 10:34
Si anteriormente ella lograba entender la importancia de equivocarse en las conversaciones previas es señal que lo entiende, ahora solo necesita pensar así. Se agradecen tus escritos, muchas veces cosas q sabemos y necesitas un empujón más para ponerlo en práctica.
 
 
#12 lia 10-08-2017 12:41
(fragmentos de El principito)
..Las personas mayores son incapaces de comprender algo por si solas y es muy fastidioso para los niños darles explicaciones una y otra vez..
Excelente articulo diana... como siempre.
 
 
#11 maylin 10-08-2017 11:14
Muchas gracias, me ayudaste a tomar una decisión
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar