sábado, 22 septiembre 2018, 03:12
Martes, 01 Agosto 2017 05:48

¿Cero sexo después de operados del corazón?

Escrito por  Paquita Armas Fonseca/CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

Un amigo operado a corazón abierto hace tres meses sufre de una depresión. Teme tener sexo con su pareja.

Le dije que viera a su médico, que buscara en internet, donde (apartando la bazofia) se pueden encontrar buenos textos, y que acudiera a un sicólogo, pero no he conseguido levantar su ánimo.

Tampoco quiere trabajar porque le puede hacer daño, según su pensar; no bebe, come sin una pizca de sal, por lo que no ha vuelto a probar el jamón que le encanta, no baila… en fin, no vive.

Me operé del corazón el 17 de diciembre del 2010, y mi cirujano y amigo, el doctor Ángel M. Paredes Cordero, me dice (supongo que en broma, para mortificar mi ego) que ahora soy más productiva y mejor periodista, gracias a él y su equipo. Como de todo, bebo de vez en vez, subo los cuatro pisos de la Editora Abril... Claro, no siempre mi dieta tiene grasa, ni la cerveza es diaria... Antes de montar bicicleta realizo el calentamiento previsto; me hago los chequeos médicos correspondientes; en fin, hoy mi vida es más sana.

Como es muy sabio el adagio de que «no hay enfermedades, sino enfermos», y yo solo soy un caso, acudí a un especialista muy respetado, el Profesor Titular y Doctor Humberto Saínz, también mi amigo, con las preguntas habituales de los operados (y los cardiópatas en general), para tratar de ayudarlos:

¿Es común el miedo luego de un infarto o una operación cardiovascular, ya sea una angioplastia o a corazón abierto?

«Sí. Lamentablemente, muchos operados de corazón consideran erróneamente que su situación es peor que antes y autolimitan su calidad de vida».

¿Se puede tener una vida en los límites normales luego de esos eventos?

«La calidad de vida dependerá de la mejoría en su capacidad funcional, y la respuesta es sí».

¿Qué cuidados debe tenerse con la dieta? ¿Y con la bebida?

«Se recomienda la rehabilitación psíquica y física postoperatoria. Estilo de vida saludable. No fumar. Beber socialmente. Controlar enfermedades asociadas, si existieran. Dietas bajas de sal y bajas de grasa. Evitar el sobrepeso y el sedentarismo».

¿Es cierto que la actividad física desplegada durante el coito no es superior a subir dos pisos en una escalera?

«Cierto».

¿Qué tiempo debe esperarse luego de que el corazón dé «un susto» para incorporarse a la vida anterior al suceso?

«Dependerá del tipo, envergadura de la operación y su rehabilitación».

¿Cuáles son los NO para un enfermo del corazón, operado o no?

«No ingerir dietas con sal y ricas en grasas saturadas. No fumar. No abusar de las bebidas alcohólicas. No ser sedentario. No ser obeso».

Lo que desee agregar y no le haya preguntado.

«El paciente operado de corazón (cardiopatía congénita o adquirida) cuya capacidad funcional (actividad física) mejora a niveles normales o casi normales, puede y debe hacer una vida prácticamente normal, muy superior a la calidad de vida que experimentaba antes de la operación».

Visto 5222 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Septiembre 2017 16:20

Comentarios  

 
#1 sachiel 03-08-2017 14:40
¿Pero al final, si o no? Ni Paquita reconoce si tiene o no tiene.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar