domingo, 24 junio 2018, 07:07
Lunes, 07 Agosto 2017 06:00

Madres jóvenes: ¿cómo recomenzar después de un divorcio?

Escrito por  Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

Mucho se ha hablado sobre las madres solteras y los retos que les impone la nueva vida, que ni es tan nueva ni es tan fácil, no solo por la economía, también por los prejuicios que cuesta mucho desintegrar.

Y, claro, por el cúmulo de responsabilidades sociales que caen como un peso poderoso sobre nuestros hombros: madre, trabajadora… mujer.

¿Qué pasa cuando una madre divorciada no quiere renunciar a esta última condición y regresa —como dice una vieja amiga— al mercado? ¿Cuánto le cuesta encontrar pareja? ¿Qué mil variables tiene que sortear para complacer a todos y a sí misma, especialmente para no afectar a los hijos?

Muchas arrugas y sinsabores cuesta a veces continuar con la vida propia y asumir nuevas relaciones de pareja después del divorcio y hay de todo: las que se entierran para siempre en la formalidad y el convenio social; las que se acogen rápidamente a otra relación, la que sea, que las sustente emocional o materialmente (una opción que no siempre está a la mano); las que rompen el molde y viven a contrapelo de los estigmas que las rondan, sin perder la ternura ni la esperanza, pero tampoco la libertad…

Un testimonio...

Wendy Oliva es una joven de 27 años, madre de dos niños y divorciada desde los 25, y accedió a compartir su testimonio. Para ella el apoyo intermitente de su exesposo y padre de sus hijos ha sido uno de los principales escollos a la hora de reorganizar su vida. Me pide primero hacer un poquito de historia:

«Cuando conocí a mi esposo ya tenía una hija, lo hacía todo por ella: iba a verla desde Arroyo Naranjo hasta Guanabacoa, le compraba todo, y hasta se la llevó de casa de su madre porque allí realmente tenían una situación difícil, así que se hizo cargo de la niña; no le exigía nada a la madre, cosa con la que no estoy de acuerdo, creo que cada padre carga el 50% de responsabilidad. Luego tuvimos nuestros hijos y fue un padre muy ocupado, hasta que nos separamos…»

Y aquí llegó el punto de giro: «Ahora estoy súper enredada, no me llama para saber de sus hijos, se los queda solo un fin de semana en el mes y tengo que recordárselo para que no se pase con fichas. Si está enfermo, ya no puede ser ese mes, hasta el otro.

«Salir de noche: olvidarlo; los fines de semana tienen que coincidir con los suyos. Matriculé en la universidad, pero ¿cómo hago para ir a clases, si no me ayuda? Tengo que pagar a alguien para que los cuide, si quiero; es mi problema, él no se interesa. Eso sí: me transfiere cada mes 250 CUP por cada uno y parece que con eso lo pago todo, incluso su amor de padre.

«Entonces, ¿cómo encontrar pareja, si no tienes tiempo de socializar?, y luego, ¿qué loco se enamora de una mujer con dos hijos y esa situación?»

Para ella, la sociedad y las leyes deben cambiar: «Hay que saber un modo de educar más en la paternidad responsable, que los padres tengan más derechos y se les exija más en los deberes. Una ley más moderna y exigente».

Siempre hay un loco, afirma Rouslyn

Esta colega cree que ya encontró el suyo. Después de muchos años sola con su pequeño Alejandro, ha logrado establecer una relación linda y buena para ambos, y quizás eso la haga verlo todo de más colores y con más optimismo, pero no significa que le haya sido fácil llegar a ese punto:

«Yo me separé del padre de mi hijo desde que el niño estaba de meses; fue una decisión dura, pues en aquel momento yo ni siquiera trabajaba y no tenía cómo sostenerme económicamente, pero creo que fue la decisión correcta para ambos. Se me hizo muy difícil al principio, tuve que empezar a trabajar con el niño de apenas seis meses, mientras hacía mi tesis de la universidad para graduarme, pero fue una etapa linda, éramos solo él y yo».

Sobre lo que llaman «recomenzar» en el plano de las relaciones amorosas, también cambiaron las condiciones y las prioridades: «Creo que tener un hijo me ayudó a elegir mejor a mis posibles parejas, tengo ahora más en cuenta el hecho de cómo se comportan con el niño, es un requisito básico: si no son buenos para el niño, no son buenos para mí y punto, porque mi hijo tiene que estar primero, no puedo dejar entrar a nuestras vidas a alguien que no le vaya a brindar el amor que merece; a fin de cuentas, si un hombre quiere tener una relación conmigo, tiene que saber que el niño es mi prioridad, su educación, su bienestar, su felicidad, y mi pareja tiene que integrarse a esa dinámica».

Rupturas definitivas por defender como leona el respeto a su pequeño, renuncias y malabares para no dejar de vivir sus relaciones de pareja sin restarle tiempo y dedicación al niño; de todo me dice que ha pasado esta cubana que ya pasa de los treinta.

Después de muchos años, Rouslyn ha encontrado una persona con quien compartir esas responsabilidades, pero no significa que se acabaron las complicaciones: «A veces me da la impresión de que tengo dos maridos, porque Ale es posesivo conmigo, aunque no creo que sea por celos, sino su apego natural, al haberse educado sin una figura paterna en el día a día. Y por otro lado, ¿sabes qué me cuesta trabajo, y mucho?: que mi pareja lo castigue o lo regañe. Yo sé que al tener una relación, es normal que mi pareja se involucre en la educación del niño. De hecho, es lo que necesito: alguien que me apoye y me ayude a criarlo, pero igual da cierto retintín que alguien te lo haga llorar, incluso aunque tenga razón; son sentimientos encontrados, difíciles de dominar».

Consejos desde la psicología…

Como en una conversación de amigas comenzó Julien Brito a darme sus consejos desde la psicología para enfrentar estos temas. Aunque es una especialista talentosa, no pretende grandes teorías, sino algunos elementos prácticos, desde una primicia, según ella, imprescindible: «Tienes que hacer tu vida y ser feliz, que eso siempre les hará bien a tus hijos. Tu estabilidad es también la de ellos: una madre amargada e insatisfecha no hay quien la soporte».

Como psicóloga, afirma que el primer paso es «mantener buenas relaciones y transparencia con los niños a la hora de separarse, pues el matrimonio se acaba, pero ambos siguen siendo sus padres. Eso es muy saludable para los niños, los ayuda a asimilar la nueva situación y, al mismo tiempo, crea espacios para quien tiene la guarda y cuidado. Se hace todo más fácil cuando las responsabilidades siguen siendo compartidas».

En cuanto al hecho de involucrar a los niños con posibles nuevas parejas, aconseja: «debe ser con total normalidad y con calma. Es importante buscar tiempo para ti, pero sin que ellos sientan que les quitas el suyo. No es la cantidad de tiempo que pasas con ellos, sino la calidad, lo principal: si te vas de fiesta un día, al siguiente dedícales un paseo, haz algo para hacerles sentir que estás ahí, que los extrañaste y que siempre volverás. Si sienten eso, poco a poco sabrán que puedes no estar de vez en cuando, pues lo ideal es ir despacio en cuanto a involucrarlos con la persona con quien estás iniciando algo; si ves que evoluciona bien, ya es otra cosa, pero dale el tiempo posible. Su fuente de mayor estabilidad eres tú y la necesitan, así que los cambios, poco a poco».

Visto 2417 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Agosto 2017 16:51

Comentarios  

 
#20 wendy oliva 13-08-2017 18:49
Echevarría lo alabo a usted y comprendo lo que dice, si lee bien la ultima frase de mi opinión dice que los padres necesitan mas derechos y luego deberes. Apoyo la igualdad para ambos progenitores y me pregunto por que los niños se quedan siempre con la madre? Por que no se valora en igual medida la posibilidad de dejar la custodia al padre que mas condiciones tenga para el cuidado, cualquiera sea el sexo de este? Creo que es pura cultura, mashismo, estereotipos y es eso lo que debemos cambiar, porque cada parte de la pareja pone 23 cromosomas impresendibles para formar la nueva vida, por tanto para mi cada uno tiene 50% de responsabilidad , entonces por que luego esta queda recostada en el 90% de las veces recostada a la madre sin análisis ninguno.Ambos padres y todo persona puede ser capaz de criar a otra, hay que abrur la mente y ver lo que es mejor para nuestros niños.
 
 
#19 J.E. 10-08-2017 15:08
A todos: mi experiencia actual me ha demostrado que cuando uno se divorcia no es una excepción, sino la regla; pasa a formar parte del 94% de parejas que terminan y deben recomenzar, con hijos incluidos.
Esa teoría de que "una mujer divorciada y con hijos jamás encontrará pareja" es simplemente una herramienta que usan algunos hombres para continuar sometiendo psicológicament e a esa mujer que dejaron, o que los dejó. Para nada es cierto, ahora estamos hablando de mujeres divorciadas con hijos, pero si mañana sale un artículo sobre hombres que han criado hijos que biológicamente no le corresponden, veremos la avalancha de criterios y experiencias positivas y superlindas en este sentido.
Que nadie se tire a morir, tratemos todos de ser "perfectos" para nuestros hijos, hagamos de ellos personas de bien... y al amor no le cierren la puerta, que del mismo modo en que se fue, volverá a llegar: en silencio.
Saludos cordiales
 
 
#18 rafael echevarria 09-08-2017 16:08
manuel, si tengo familia: dos hermanos y una madre superabuela; lo que sucede, algo muy normal, de que cada uno lleva como aquel que dice... su cruz, esa es la mía y por tanto es toda y absolutamente mía, cuento con el apoyo de mi familia para ciertos y determinadas cosas en las que yo personalmente pido ayuda pero soy de la idea, vuelvo y repito, de que ese es mi maletin y con rueditas para que no me pese como decía esterbina en el programa "alegrías de sobremesa". Y Analizz, como le decía anteriormente a plaff, no pierda las esperanzas y al igual le dije a ella se lo digo a usted, rompa el circulo, si le tiran flores haga lo mismo, no tire balas.
 
 
#17 Analizz 09-08-2017 13:05
Me gustó el artículo y el tema es tan necesario, no es común que se trate en los medios. Sé de qué se habla, soy divorciada de mediana edad, con una hija adolescente y un padre indiferente, que aporta materialmente lo que quiere cuando lo entiende y nunca aporta ayuda emocional ni espiritual de ningún tipo porque según sus palabras eso ”son boberías” lo que importa es el dinero. Por supuesto que los sentimientos no importan para alguien que vivió 14 años al lado de una persona y no fue capaz de decirle que tenía otra pareja hacía tiempo de su mismo sexo, cuando se atrevió a hacerlo fue para invitarme a que me sumara al “festín”, porque según sus palabras uds. todas son unas p…. y se prestan para todo, cuál fue mi desengaño, mi dolor sólo yo lo sé, me salieron llagas en el corazón. Lamentablemente la vida me jugó una mala pasada y tuve que continuar 5 años más soportando borracheras, malos tratos y amenazas para que no se lo contara a nadie y sin tener vida intima ninguna mientras él vivía la suya, todo en apariencias era una maravilla a los ojos ajenos, mientras para mí era un infierno. Un día pude levantarme y divorciarme, no sin que antes me dijera: antes eras una p…, de ahora en lo adelante serás una p…. divorciada y te vas a comer un cable pasando trabajo. Aunque no dependía económicamente de él 100%, soy profesional y bien preparada, pero para terminar el mes tenía que hacerlo con su dinero porque con el mío no alcanzaba, es una dura realidad. De eso hace tres años y medio, ahora estoy tranquila y sola, pero reflexiono todos los días en mi vida y en los comentarios que escucho de mí y de otras mujeres como yo que están solas y divorciadas casi todas con hijos, sobre todo recuerdo uno de un compañero de trabajo que me dijo: las mujeres divorciadas sólo quieren sex.. y a la larga hasta terminan medio locas porque la necesidad las mata, el deseo reprimido no lo pueden aguantar, yo sin embargo sólo busco casadas que tengan a otro me dijo, así ni ellas se preocupan por mí ni yo por ellas, porque uds. las divorciadas son tan demandantes… Ahora tengo otro punto de vista, para que vean uds. como si no hubieran pasado los siglos, no hubiese llegado el desarrollo (al menos creo sólo ha llegado el tecnológico) ya vemos que no el social, psicológico y humano, por qué estamos parados entonces en el mismo lugar? En los tiempos de mi abuela, que por demás para mi orgullo no hubiera permitido ni este poquito y hubiese puesto a mi abuelo a dormir en el patio con el perro si le faltaba el respeto. Entonces cuál es la verdad? No la del hombre o la de la mujer, es de todos porque tenemos que cambiar y no estigmatizar a alguien porque es divorciada o no. Que sirva mi historia para aquellas que como yo están solas y todavía aman y creen en el amor aunque ya no en cuentos de hadas donde el hombre bueno, cariñoso, comprensivo y fiel permanece a tu lado por siempre. Hay divorciadas y divorciados y a ellos no los estigmatizan y encuentran pareja más rápido que nosotras…
 
 
#16 manuel 09-08-2017 12:06
rafael echevarria. mis respeto para usted. !le Toco!. es verdad lo que usted plantea. pero le pregunto. Usted no menciona a su Familia es decir la de usted. mayormente cuando un hombre esta en el caso suyo. siempre aparece. la hermana es decir si la tiene, su mama, abuela del niño. o alguien mas de la Familia que nos ayuda. al parecer usted no la tiene. como no hace mencion a ellos. siempre le digo. mucha calma, paciencia. sabiduria. que ese es su hijo. y algun dia dios lo premiara. le repito. mis respeto para usted.
 
 
#15 rafael echevarria 08-08-2017 16:04
plaff (lástima que no sepa su nombre, pero bueno) mis más sinceros respetos a usted y le digo, con mucha base, que nunca pierda las esperanzas, la vida trae sorpresas y a los mejor a la vuelta de la esquina la felicidad toque a su puerta nuevamente pero ojo, y también lo digo con base y no solo a usted sino a cualquiera que me lea, si el amor toca a su puerta nuevamente, en ves de balas tire flores, ¡cierre el circulo del maltrato, no lo continue! el que viene detrás no tiene la culpa del pasado de uno, ¡por favor, no pierda las esperanzas! ¿si? ¡gracias!
 
 
#14 plaff 08-08-2017 13:03
Rafael echevarria me quito el sombrero ante usted y espero me entienda usted al verme con un embarazo y totalmente rechazada por el progenitor de mi bebé, nada los que nos arropamos en el manto de dios todo poderoso sentimos al menos la fuerza para seguir adelante, la vida nos tendrá en cuenta y si concuerdo con usted temas com estos tanto en la mujer como el hombre debeb de tener leyes de amparo al respecto, tenga usted mucha salud y espero su hijo valore infinitamente todo el sacrificio que haces para hacerlo un hombre de bien en esta sociedad
 
 
#13 rafael echevarria 08-08-2017 11:36
Se habla mucho de las madres solteras y de su situación y yo me pregunto: ¿que protección hay para los padres solteros? que tal ves puedan ser la minoría pero existen. Mi hijo tiene en la actualidad once años y desde los tres años su madre decidió dejarmelo hasta que tuviera su casa, todavía estoy esperando a que la tenga, la construya, ¡que se yo! .Lo mejor del caso es que la tiene pero como es en la isla de la juventud es como sino existiera; ella existe, esta viva; vive muy cerca de la casa, lo ve a cada rato pero hasta ahí, salvo que algúna que otra ves (pocas o excasas) una que otra muda de ropa y sus respectivos zapatos. Educación, alimentación, ropa, calzado, paseos, hospitales (sean ingresos o turnos médicos) todo eso soy yo; no me arrepiento de tenerlo y nunca lo haré, para mi fue un reto porque no había consevido mi vida así, pero bueno que se le va a hacer, siempre planifique mi vida para establecerme a partir de los treinta y así lo hice pero la vida me jugó una mala pasada. Nunca le he hablado a él mal de ella, lo contrario de ella que hasta los 7 años eran mentiras trás mentiras sobre mi hasta que tuve que ponerla en su sitio; en la actualidad no tengo esposa, por el simple hecho de que ninguna quiere resposabilidad: ¿y la madre del niño? es la pregunta común, nadie asume; ¿entonces un hombre bien puede asumir los hijos de una mujer divorciada? ¿y por qué una mujer no? ¿cuál es la diferencia? La última ves que fui a un abogado para intentar tener por vía legal la guarda y cuidado del niño, para qué fue aquello, más vueltas que una estrella en un parque de diversiones, pero en la actualidad no me importa ya porque a estas alturas de campeonato mi hijo es mío y no lo digo como sentido de propiedad sino como sentido de pertenencia y de la pensión me importa un bledo también, aclaro soy un trabajador del estado que tiene que partir su salario en casa, alimento, ropa, madre, hijo y por último yo, pero con esto hago un llamado a las autoridades competentes que tiene que ver con las futuras modificaciones a las legislaciones que tienen que ver al respecto porque si bien es cierto que hay desamparo legal en lo referente a madres solteras o divorciadas en padres solteros o es peor. Así que invito a pensar en uno y otro caso y no que la balanza se incline a un solo bando como suele pasar.La balanza a de ser pareja para ambos.
 
 
#12 Surely 08-08-2017 09:42
Comenté mi criterio sobre el tema porque estoy perdiendo una linda relación donde la manzana de la discordia es su hijo, la madre,,,fuerte, saludable y hasta mas joven le dio el hijo al padre para que lo crie él, el superpapá muy de acuerdo lo asume sin titubear, peroooo.....,le s cuento que al niño no se le puede decir que NO, y no hablo de un niño de 3 o 5 años, el bebé tiene 12 años y ya manipula al padre, me pregunto,,,¿com o se puede educar a un niño sin decirle no a nada?? y al padre no se le puede decir nada del niño porque le tiene lástima y es demasiado suceptible con ese tema. me duele que un niño de 12 años tenga las herramientas para lograr lo que quieren él y la madre,pero el ciego es el superpapá que no sabe o no quiere poner las cosas en su lugar para lograr un equilibrio.Así ninguna relación de pareja puede funcionar,estas también requieren atención.
 
 
#11 sachiel 07-08-2017 15:56
Plaff (7) el comentario de Surely se corresponde con lo que pienso del tema. Un hijo es un hijo, y seas madre o padre, no puede ni debe ser tampoco el elemento de discordia entre tú y quien bien te quiera por tu personalidad y no por tu sexualidad solamente; hay divorciadas (y sus familiares) que le dicen a su pareja: "regañalo, que está insoportable, para que te tenga respeto", y el respeto se logra tambien con cariño, pero con firmeza; creo que muchos de los que aqui leen me daran la razón sobre cómo se crian los hijos "ajenos". He visto relaciones que prometian, languidecer a causa de esas "prioridades", que al final no sé si, como dice Helen, lo hacen para si y no para el bienestar del niño.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar