lunes, 18 junio 2018, 20:49
Domingo, 30 Julio 2017 06:34

Erick sentado solo con la cabeza: Sin Límites

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Hablemos de límites, y de récords. Hablemos entonces de Erick Hernández, quien a sus 51 años no para de quebrar cotas mundiales.

Nuevamente uno de sus nichos habituales, el lobby del Hotel Be Live Copacabana atestiguó su hazaña: dominar la Brazuca solo con la cabeza desde la posición de sentado durante exactamente 43 minutos, cinco segundos y 91 centésimas.

El récord en sí mismo tuvo características sui géneris. Se trata de una modalidad que cuando Erick la deshizo por primera vez estaba fijada en poco más de 28 minutos. Desde entonces en su lista de posibles marcas anuales, por lo general la incluye. De hecho, anteriormente al mediodía del sábado el Tryp Habana Libre, bajo el azote de un sol incómodo le había visto registrar 42:02 minutos, según el acta oficial entregada por los jueces. Una especie de “dejavú cronometral” pues confieso que casi la totalidad de la prensa especializada que se dio cita, entre los que me incluyo, dimos fe de 40:02 minutos.

De vuelta a la jornada sabatina, el propio Erick confesó al término de su cruzada no haberse sentido como en otras ocasiones. Una prueba fehaciente fue la necesidad inmediata de darle masajes en la región cervical y los hombros, producto del desgaste excesivo. ¿La causa? Un inicio un tanto incierto, con ligera brecha organizativa que lo hizo víctima de la desconcentración a la hora de romper el hielo hasta que logró controlar como cyborg la esférica sobre su testa luego de los primeros compases:

“Me tensioné antes de empezar. Fue algo repentino, se combinaron el retraso para iniciar y el pre-arranque. Eso provocó que me desconcentrara y me tomara más trabajo alcanzar mi ritmo de golpeo y dominio del balón, pues buscaba que la pelota no se moviera de la vertical.
El calor siempre lo controlo bien, estoy acostumbrado a él, pero ese esfuerzo excesivo en el principio justamente provocó que elevara el grado de exigencia sobre la cervical, la espalda alta y los músculos que conectan esta con los hombros, por el apoyo. Por eso necesité el masaje y me tomó un poco más de tiempo recuperarme al final.

De cualquier forma no me gusta fallar ningún intento, de hecho, desde uno de los primeros en 1994 no me sucede. Me preparo sumamente bien, crucial el componente físico, dividido en carreras y gimnasio, pues el control y golpeo del balón ya lo domino con maestría. Por respeto al público que viene y me apoya, a mis seguidores, familia, compañeros de modalidad, la prensa, en fin… no me gusta tener deslices cuando voy por una nueva marca, trato de que sea al seguro”.

Eso señores, es desafiar los límites, llevarlo a 43:05.91 se trata de una hombrada que Erick, pese al peso de los años y el desgaste acumulativo asegura puede extender hasta casi 50 minutos. Preparado, demuestra con cada nueva cota estar.

Antes de romper el hielo hubo predicciones jocosas por parte del recordista universal de salto de altura Javier Sotomayor, quien jugando con los números de su 2:45 aseveró que Erick terminaría a los 45:02 minutos. Por poco acierta el Soto. Después del primer minuto, ya Erick tenía la Brazuca tomada por los cuernos con su cabeza, como nos tiene acostumbrados, el resto era cuestión de esperar.

Caían los minutos y las gotas de sudor por la anatomía de Erick quien aseguró que para sentirse bien dominando, necesita que su cuerpo envíe señales de calor de ritmo, de carburación. Respecto a la modalidad aseguró que cada año la eleva un poco más para hacerlo más creíble, y por el hecho de considerar que no se encuentra tan al límite como otras, (más toques en un minuto; 19 horas dominando, la maratón, entre otras).

Límites, una palabra que Erick desafía tanto con su físico como con su mentalidad ganadora. El éxito lo ha escrito a fuerza de toques desde 1994. Pesan sobre su cuerpo más de un centenar de plusmarcas entre ellas casi una decena homologada por el libro Guinness. Por eso la apuesta fiel de Adidas e Innova Print en calidad de patrocinadores, por eso el apoyo de la familia, el resto de la familia de dominadores en Cuba, su hermano y entrenador Douglas, además de pionero de la modalidad en nuestro país, grandes figuras de nuestro movimiento deportivo, el pueblo, y los medios de comunicación.

Erick festejó otra cota. Al momento de redactar estas líneas su alegría sabatina no era completa, pues en Miami, el Real Madrid, el club de fútbol de su preferencia, perdía 2-3 ante su sempiterno rival del Barcelona a la altura del minuto 80. Casi al límite del pitazo final amigos.

Visto 415 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar