lunes, 12 noviembre 2018, 21:16
Viernes, 28 Julio 2017 21:47

Homenaje a Melba y Haydée en nombre del pueblo de Cuba

Escrito por  María Antonia Medina Téllez
Valora este artículo
(1 Voto)

En el juicio por los sucesos del Moncada, Fidel elogió la actitud de ellas, cuando señaló: "Nunca fue puesto en un lugar tan alto el heroísmo y la dignidad de la mujer cubana."



Una ofrenda floral a nombre del pueblo de Cuba fue depositada hoy en homenaje a las Heroínas del Moncada Haydée Santamaría y Melba Hernández, en el Panteón de los Mártires del 26 de Julio, en el cementerio Santa Ifigenia, de esta urbe.


El tributo, protagonizado por federadas y combatientes de la Revolución de Santiago de Cuba, evocó la unidad de ellas en la lucha y que la vida enlazó aún más al coincidir, en este día, los 96 años del natalicio de Melba (1921- 2014) y 37 de la desaparición física de Haydée (1923-1980).


Allí descansan en nichos seguidos, con rosas blancas y amarillas de frente al Sol, junto a los caídos en la gesta del Moncada, como  Abel Santamaría, segundo jefe del asalto en 1953, donde se les guardó silencio y se habló de la vida y posterior participación en la contienda libertaria de las dos valiosas mujeres.


Entonces como si reapareciera la foto de Haydée aferrada a los barrotes de la prisión, explicaron su actitud valiente cuando le enseñaron los ojos arrancados a su hermano Abel o le refirieron acerca de las torturas a su novio Boris Luis Santa Coloma, por los esbirros de Batista, en días posteriores al ataque.


Orlando Guevara, combatiente y periodista, dijo a la ACN que fueron las dos únicas mujeres que integraron el grupo de jóvenes de la Generación del Centenario comandados por Fidel Castro, en Santiago de Cuba, a donde llegaron con una caja de flores y una maleta de ropas ocultando armas.


Participaron en la defensa del antiguo hospital Saturnino Lora y el nombre de Haydée está indisolublemente ligado, además, a la lucha clandestina en esta ciudad,  junto a Frank País y otros jóvenes en los preparativos del alzamiento del 30 de Noviembre, como apoyo al desembarco del Granma, afirmó Guevara.


Melba y Haydée, bajo el mando de Fidel, editaron, imprimieron y distribuyeron secretamente el alegato de autodefensa La Historia me Absolverá y tras el triunfo del Primero de Enero de 1959 asumieron importantes responsabilidades.


En el juicio por los sucesos del Moncada, Fidel elogió la actitud de ellas, cuando señaló: "Nunca fue puesto en un lugar tan alto el heroísmo y la dignidad de la mujer cubana."

Visto 498 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar