domingo, 23 septiembre 2018, 00:12
Imprimir esta página
Jueves, 10 Agosto 2017 06:00

¿De qué manera enseñamos la historia?

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)
Quedan muchas historias de mambises por contar... Quedan muchas historias de mambises por contar... Foto: Archivo

No basta que la asignatura esté en los planes de estudio de todas las enseñanzas, que contemos con una amplia red de museos y sitios... la narración de nuestra historia tiene que ser más amena…

No todo el mundo tiene la misma experiencia con las asignaturas de historia en la primaria, la secundaria, el preuniversitario y la universidad… Depende del interés y la sensibilidad del estudiante. Pero también (y no menos importante), de la capacidad del profesor.

Lamentablemente, para muchos la historia sigue siendo «el clavo» que hay que recibir por obligación, la materia aburrida y machacona, la tarea pesada para los exámenes.

Pero no tendría por qué serlo: la historia es la gran narración del mundo. Y a todos (o a casi todos) nos gustan las narraciones.

Reducir el estudio de la asignatura a mera consecución de hechos (para memorizar), sin establecer lazos comunicantes entre los acontecimientos, el contexto, el momento actual… es reducirla a un sonsonete gris.

De todas las materias de los planes de estudio, la historia podría ser una de las más apasionantes. Dejemos los dolores de cabeza para la matemática (que también es necesaria, imprescindible, nadie lo duda), que es una asignatura con la que no todos comulgan.

¿Para qué sirve un museo?

Que tengamos en Cuba una amplísima red de museos, que llega a todos los municipios del país, es ciertamente un privilegio, que no siempre aprovechamos del todo.

Cuando este comentarista era niño, estudiante de primaria, una vez a la semana visitábamos el Museo Municipal, no solo para apreciar las colecciones, que ya conocíamos al dedillo, sino para interesarnos por varios temas de la historia local.

No era una actividad esporádica. Estaba programada semanalmente. Y se cumplía.

Algunos museos del país mantienen ese vínculo con las escuelas; pero otros parecen dormir el sueño pesado de la apatía y el desinterés.

Y no hablamos precisamente de los museos de carácter nacional, que de una manera u otra tienen garantizada la afluencia permanente de público, que desarrollan habitualmente peñas, tertulias, conversatorios, presentaciones, jornadas científicas… Hablamos de los museos locales, los que están ubicados en pequeñas localidades.

Por supuesto, las colecciones allí suelen ser más pequeñas, lo que no significa que sean menos interesantes. Pero lo cierto es que los habitantes de esos lugares es probable que ya las tengan más que vistas.

Ahora bien, un museo es, tendría que ser, mucho más que una vitrina con objetos. Tiene que ser un centro cultural de referencia para la comunidad.

De las autoridades de la cultura en cada municipio depende, en buena medida, que el museo cuente con una programación estable y atractiva, que salga incluso de las cuatro paredes de los locales y se extienda a los barrios y centros de trabajo.

Hay potencialidades en todos los lugares. Y hay un público. Y si no existe, se puede formar.

Por si fuera poco, los museos tienen una responsabilidad perfectamente definida: investigar, estudiar, promover la historia de las localidades. Y ese es un campo prácticamente inagotable.

La historia mayor, la de la nación, se nutre de esas historias pequeñas. De hecho, es imposible entender la lógica de muchos grandes acontecimientos sin buscar las raíces en el devenir de las comunidades.

Es un amplísimo campo de estudio. Y para eso están también los museos municipales. La labor de extensión cultural es indispensable, porque el museo no puede encerrarse en sí mismo. No basta con limpiar el polvo de cuando en cuando, hay que renovar y replantearse algunos esquemas.

¿Y la televisión?

Abundan las investigaciones, las publicaciones y las conferencias sobre la historia… pero no siempre están bien socializadas.

Los medios de comunicación tienen una clara responsabilidad en ese sentido.

Llama la atención que no exista una publicación «para el gran público» dedicada a la historia en Cuba.

Necesitamos más crónicas y reportajes en la prensa escrita. No es que falten, pero se impone renovar las maneras de contar, ampliar el espectro temático y estilístico.

La televisión, sin embargo, cuenta con una amplia programación dedicada a la historia. Pero salvo honrosas excepciones, suele ser gris, monótona, aburrida, de escaso vuelo estético.

Y para colmo, los seriados históricos se ubican como por compromiso, en cualquier «hueco».

RTV Comercial ha asumido un esfuerzo para explorar importantes acontecimientos de la historia nacional en series de ficción. Los resultados pueden ser polémicos, pero resultan un paso importante para socializar nuestro devenir.

Y la polémica, el debate, también son necesarios a la hora de narrar los acontecimientos más importantes de la nación y el mundo.

No vamos a insistir en la necesidad imperiosa de conocer la historia, eso ya es casi lugar común… Pero hay que atender esa demanda con creatividad y espíritu crítico. No hay narración sin conflicto. La historia no puede ser letra muerta.

Visto 862 veces

Comentarios  

 
#9 rolando 11-08-2017 21:57
Una historia de carne y huesos,con su esencia espiritual y patriotica.
Una tarea de todos !!!
 
 
#8 danilo santiesteban 11-08-2017 15:48
la historia es importante, pero, cómo hacerla llegar a las masas sin que aburra.
Ahí está el problema.
en la tv están poniendo series históricas con pésima calidad en las actuaciones, un mal nacional, y pobreza de recursos materiales, otro mal nacional. si no tienen atractivo visual dudo mucho que motivarán a los televidentes.
Qué hacer en las escuelas. cómo motivar al alumno que cada día se interesa más por otras cosas.
Lo primero es tener maestros titulados y con vocación, que respeten a los estudiantes y se den a respetar, con salarios que los estimulen. nadie vive del aire, esto es algo pendiente de solución y no para las calendas griegas.
Creo que con el teatro y la actuación se pudiera lograr estimular al estudiante para que se interese por la historia o cualquier otra cosa.
Existen pocos profesionales en el mundo que tengan la influencia sobre las masas que tiene un buen actor y eso es algo positivo y que se debe aprovechar.
opino que se debe aprovechar y usar más el teatro en las escuelas para transmitir conocimientos.
 
 
#7 Ragnar_Real 11-08-2017 13:56
#3 y 6 Manuel. Compadre comparto todo lo que dices sobre la enseñanza de la Historia, pero mi hermano la ortografía está en candela, así no hay quien apruebe un control de Historia por mucho que le apasione la materia.
 
 
#6 manuel 11-08-2017 12:45
Dicen que la historia la escriben los historiadores. pero tambien la pueden tergiversar (Ojo con esto). mucho cuidado con nuestra historia es una. y unica. lo que hay es que tener vocacion ese don para impartirla aserla amena. actualmente todo el sistema de enseñansa esta siendo algo cambiado. repito de nuevo. (ojo con esto) queremos estar a la par del mundo. la vida esta demostrando que muchos inventos las causas han sido negativas. se esta viendo en nuestra sociedad cosas muy negativas. el futuro es de Todos. la juventud es dinamica pero esta actual no quieren compromiso politico. hay algo que esta fallando. siempre somos tardios para tomar una medida. ahora mismo en el Concepto de revolucion DE NUESTRO COMANDANTE esta la palabra. CAMBIAR TODO LO QUE DEBA SER CAMBIADO. muchas personas las estan utilisando. en muchas reuniones. mucho cuidado con lo que se quiera cambiar. nuestra historia NO.
 
 
#5 daniel 10-08-2017 16:54
De acuerdo con el escrito y con los comentarios se han cambiado infinidad de veces los planes de estudio, pero no se ha preparado a los que la imparte, tuve buenos y malos profesores, los malos era recitar el libro con punto y coma y habia que aprenderse las fecha, y tuve otros que te envolvian y te hacian ir a buscar mas de lo que hablaban y la respuesta a las preguntas no era hacer un ejercicio de memoria de las fechas sino interpretacion y comentario de los echos.
Estoy de acuerdo la juventud esta en una gran mayoria ajena a lo que pasa en el pais y en el mundo en cuanto a echos politicos, eso si de la farandula se saben hasta el numero de carne de identidad y las tallas de la ropa y zapato que usan y eso hay que recuperarlo y no con charlas con conversatorios que no se vea la historia como algo rigido, hay que relacionarla con la epoca en que ocurrio y que no es lo mismo con la vision actual. Pero eso es urgente buscar soluciones y primero preparar a los que tienen que impartir la historia
 
 
#4 Isa... 10-08-2017 13:47
Coincido con los comentarios anteriores. Fui de las que disfruté las clases de Historia recibidas desde la enseñanza primaria, donde NO se nos exigía memorizar tanto; vivíamos la asignatura como si fuéramos parte de ella.
Me llama la atención los "cambios" ocurridos en los hechos. En mis tiempos me enseñaron que el 24 de febrero ocurrió el Grito de Baire, ahora le llaman Grito de Independencia y alegan otras causas con las que no concuerdo mucho, pero si seguimos cambiando la historia, no lograremos que nuestros descendientes la aprendan y mucho menos que la disfruten.
 
 
#3 manuel. 10-08-2017 12:15
Coincido plenamente. con el escrito. y con los comentarios. le dare mi modesta opinion. se esta hablando y criticando como se imparte la historia de nuestro pais de un Tiempo para aca. ?Qien tiene la Culpa? creo que todos tenemos algo de culpa. Los Profesores que van a impartir Historia deben de dedicarle pasion ha esta asignatura. debe de convertirse en un orador. que sepa llegar a los alumnos Tengo 49 años. en mi epoca la historia apasionaba. con muy buenos Profesores. avesados en esta materia no habia esta revolucion de maquinas que tenemos ahora. pero eramos Felices. actualmente a la Juventud no le interesa, estan para otras cosas. y esto es preocupante. hay un realisador audiovisual. que realiso un estudio. con los jovenes de historia. si mas no recuerdo es de holguin. esto fue en todo el pais. y una de sus preguntas eran cito ?quien era el titan de Bronce? R/. Donato Marmol. ?Quien Fue Cristobal Colon. R/ no lo sabian. entre otras preguntas. este ultimo programa de Pasaje a lo desconocido. Reinaldo Taladrid. Dijo y Cito. que ha un grupo de jovenes entre 25 Años un poco menos un poco mas. les Preguntaron. que en Nuestro pais habia un Cosmonauta. y se llamaba Aranaldo Tamayo. R/. que deconosian eso. otros se asombraban. otros se pomian serios. que quien era ese Tamayo. FIN de la Cita. Les contare algo. acostumbro a realisar ejercicios en un jim. en este habia un joven de unos 19, 20 años estudia arquitectura en la CUJAE. tenia un pullover con una imagen. esta imagen era o es de BIN LADEN. cuando le pregunto que quien era ese que esta representado en su Pullover. R/ No se. ese mismo dia. Fue el Fallecimiento de nuestro Comandante Juan Almeida, hay un Joven le pregunto a otro ?Quien fue el que se Murio. R/ un General ahi. no quiero seguir asiendo anecdotas. por que van a decir que la tengo cogida con los Jovenes. pero es la realidad. Quiero que alguien me diga ! Cuando han visto a un Joven leyendo un Periodico digase granma. Juventud Rebelde. o en una libreria. Que no me vallan a decir que en la feria del Libro. Con las nuevas tecnologias se vive alejado del Mundo. se interesan por otras cosas. hablando de la Historia. en mi Centro de Trabajo estan los matutinos. se realisan de Forma general toda las Fechas Historicas. Pero en Todas durante los años se dice lo Mismo se repite el Guion. hase dos años atras con el nacimiento de Nuestro Apostol. Se me dio la Tarea de preparar el matutino. realise el Guion para hablar un Poco con respecto a La masoneria de nuestro Apostol y otros de nuestras querras de Independencia. lo hice para romper la monotonia de lo mismo. cuendo lo revisaron. me informaron. R/ Tu eres mazon. no asi no. les informe. R/ realisenlo ustedes. de este tema en la Historia se habla Poco. y es de Nuestra Historia. De la Mazoneria se deberia hablar un Poco mas solamente he visto 3 personalidades hablando este tema. Eusebio Leal, Eduardo Torres Cuevas, y Vasquez. Por nuestra prensa y medios se habla poco de esto. Nuestra Historia es Rica, interesante. PARA IMPARTIRLA HAY QUE TENER Vocacion. ser revolucionario. sentir lo que estas diciendo. EJ: Eusebio Leal. no es llenar con numeros a tantos profesores de historia. por que no hay. esto es asignatura pendiente en nuestra sociedad. actualmente quieren aserlo todo y leer aprender por un celular, una laptod o un table. nada sustituye un buen libro. y este habito se ha perdido entre otras tantas cosas. disculpenme si hiero a alguien con estos comentarios. pero es la realidad.
 
 
#2 Ismael 10-08-2017 10:08
Coincido con tus valoraciones, bastante se discute sobre el tema, no obstante hay aspectos esenciales en nuestra opiniòn que deben tomarse en cuenta, la familia y sobre todo padres y abuelos juegan un rol fundamental en despertar el interès por conocer el pasado, el camino recorrido por nuestros antepasados sin exajeraciones ni protagonismos, sino con humildad y sencillez, quizàs el pragmatismo de la vida moderna obvie estas esencias, quizàs sea esto tambièn causa de que tan poco jòvenes opten por estas carreras y como consecuencia muchos de los que imparten estos contenidos no proceden de estas especialidades, al tapar un hueco no queda otra que repetir y herir el teatro de estas ciencias. Lamentablemente no son solo los museos y los medios los que pueden enfrentar estos desafìos, la agenda global hegemònica pretende socavar las raices y las identidades es un fenòmeno no solo cubano, fuimos testigos en La Habana como uno de sus representantes intentò cautivarnos con pasar la pàgina de la historia y andar hacia el futuro sin voltearnos, son realidades y como en todo existen antidotos, gracias
 
 
#1 rafael echevarria 10-08-2017 09:13
me recuerdo a dos profesores de historia que tuve indistantemente : una en noveno (extranjera por demás) y el otro en décimo grado repetido, había que ver con qué pasión daban sus clases, este último me motuvo a conocer más sobre la historia de cuba.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar