domingo, 16 diciembre 2018, 17:58
Domingo, 30 Julio 2017 05:33

Larduet y tres mosqueteros: ¿Mortales históricos en Quebec?

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)
Larduet Paralelas Larduet Paralelas

Irrumpió en La Habana siendo un niño, con nueve años, pero desde entonces tenía en mente dejar su impronta en el panorama mundial de la gimnasia artística.



Todos para uno y por hacer historia en Quebec. Es cierto, aún restan dos meses para que se descorran las cortinas de la edición 47 de los Campeonatos Mundiales de gimnasia artística (27de septiembre-9 de octubre), pero nuestros cuatro gimnastas clasificados, encabezados por Manrique Larduet, arrecian su preparación en la Escuela Nacional de Gimnasia en pos de materializar un rendimiento sin precedentes.


Bajo la égida de Carlos Rafael Gil y Yareimi Vázquez se centran en pulir sus rutinas, luego de haber elevado el grado de dificultad de sus programas, especialmente en aquellos aparatos que constituyen sus fuertes.

El botín que pone a merced de los casi 500 gimnastas de 80 países en concurso que asistirán, consta de 12 juegos de preseas y en ese festín los nuestros quieren tener una cuña del pastel, como hace dos años en Glasgow, Escocia, donde Manrique Larduet, el pequeño Napoleón (1.60 metros y 62 kg) enervó al límite al “marciano” japonés Kohei Uchimura, dueño de 19 medallas del orbe (diez títulos) y siete olímpicas (tres coronas).

Junto a él actuarán en suelo canadiense Randy Lerú, Marcia Videaux y Yesenia Ferrera, todos con experiencia en circuitos de Copas del Mundo, pero con orfandad competitiva de primer nivel desde los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La clave estará en lograr las mejores rutinas posibles en las rotaciones que dominan. Así, Randy buscará reafirmarse en un entorno cercano al excelso en barra fija y manos libres; Marcia tiene en el caballo de salto su as; y Yesenia descuella en los ejercicios a manos libres.

Una mirada a su termómetro más fresco, el clasificatorio a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, los dejó en una posición halagüeña, sobre todo teniendo en cuenta que Colombia, Puerto Rico y México, cuentan con algunas individualidades de relieve y accionar de conjunto bastante parejo. Sin miramientos, se adueñaron de 12 de los 14 vellocinos en disputa. Los varones arrasaron, mientras las féminas, con elenco de cuatro en lugar de cinco representantes solo vieron escapársele la corona en la lid por colectivos (quedaron en plata), y el caballo de salto, este último aparato porque se decidió realizar un solo intento.

Manrique Larduet: el D´artagnan

Irrumpió en La Habana siendo un niño, con nueve años, pero desde entonces tenía en mente dejar su impronta en el panorama mundial de la gimnasia artística.

Y lo viene haciendo sin duda alguna. El Festival Panamericano de México 2014 marcó la clarinada con título en el concurso del all around (89.120 puntos). Entonces comenzó a preocupar a hombres bien curtidos a este lado del Atlántico como el colombiano jossimar Calvo y el boricua Luis Rivera…

Pero ese constituye apenas uno de los antecedentes de un 2015 de ensueño para Larduet.
Los Juegos Panamericanos de Toronto serían su segundo entrante de cara al Mundial de Glasgow. Antes, Larduet se había colgado cuatro preseas en la Copa del mundo de Anadia, Portugal. Se me antoja repasar aquella imagen luego de vestirse de plata en la competencia de máximo acumulador (89.600), a solo 50 centésimas del estadounidense Samuel Mikulak: el gesto de Mikulak desdibujó la realidad. Le dio la mano y un abrazo a Larduet, conservó el metal dorado, pero en su interior, algo le decía que no le correspondía con todas las de la ley.

Al otro lado, amén del veredicto, Larduet causó gran impresión ante público y expertos, obteniendo notas de 14.500 en ejercicios a manos libres, y 13.450 en caballo con arzones, su talón de Aquiles. Además, fue segundo en anillas (15.400) y barras fijas (15.150), dominó el caballo de salto (15.400),  y en las barras paralelas, prueba en la que se dieron las notas más altas, quedó tercero (15.750).Redondeó en las definiciones por aparatos con bronce en anillas (15.450) y plata en paralelas (15.650), además de coronarse en el caballo de salto (15.125).

La toma de The Hydro

The Hydro, Glasgow, Escocia. Manrique hizo caso omiso al pedigrí del nipón Kohei Uchimura. Se encargó de sofocarlo en cada rotación, y reencarnó al Erick López de Gante, Bélgica en el 2001. Entonces, el capitalino  se vistió de plata amparado en 9.675 en barras paralelas. El estadounidense Sean Townsed (9.700) lo privó de la gloria total. Justamente son las paralelas una de las armas más sólidas de Larduet.

Cautivar los corazones de 13 000 espectadores congregados en cada jornada. Eso hizo Larduet desde que empolvó sus manos con magnesio. Lanzó su candidatura en la clasificatoria del all around, con puntuación de 88.656 (séptimo entre los 182 gimnastas inscritos). En la definición le pisó los talones a Uchimura, campeón por sexta ocasión en línea del concurso de máximo acumulador, y ahora dueño de 92.332 unidades inalcanzables para Larduet, segundo con (90.698).

Cristalizó una quimera: 14.666 en manos libres, 14.300 en caballo con arzones (el total más elevado de por vida en su aparato más débil), 15.233 en anillas, 15.433 y redención en el caballo de salto (ese que le valió el título en los Panamericanos de Toronto), 15.333 en barra fija y 15.733 en las barras paralelas, para demostrar que elevar el grado de complejidad en esta última ejecución le reportó excelentes dividendos.

Eso no fue todo en la lid del orbe: su segunda forja la fraguó en bronce en la barra fija, con total de 15.600 (7.000 como nota de partida y 8.600 en su ejecución).Por si todo esto no bastara, el indómito inscribió un ejercicio con su nombre en el Código de puntuación de la Federación Internacional. Hablamos de doble mortal frontal con giro completo en la salida de las barras paralelas con dificultad G, —se evalúa el grado de complejidad en una escala de la A hasta la H—, durante la sesión de podium.
En Glasgow, se convirtió en el gimnasta más joven, después del alemán Fabian Hambüchen (año 2006), en escalar el podio de premiaciones en una justa universal.

Ese es nuestro postaestandarte rumbo a Quebec. Puede incrementarse nuestro botín en Mundiales que asciende a tres preseas de plata y otras tantas de Bronce. Yo al igual que millones de cubanos, apuesto por Larduet.

Visto 754 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar