viernes, 22 junio 2018, 19:21
Miércoles, 12 Julio 2017 04:46

Trump y su gobernador Rick

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(3 votos)
Trump junto al gobernador de Florida, Rick Scott Trump junto al gobernador de Florida, Rick Scott

El Nuevo Herald publicó este lunes un artículo sobre Donald Trump y el gobernador floridano Rick Scott.


Ser el más acaudalado de quienes han ejercido tal cargo ha sido la nota distintiva del segundo.

Pero su autora, Fabiola Santiago, los caracteriza desde un inicio al escribir que son “verdaderas almas gemelas”.

Debido a ello, sigue diciendo, al mandatario le gusta llamar a la Florida su otra casa.

Y es que la jefatura republicana en ese territorio y el multimillonario presidente están en la misma onda política.

Fabiola, una amplia conocedora del suelo estatal que pisa, no se oculta para definir a Trump como “un bravucón juvenil”.

Aunque el gabinete de Scott y sus legisladores hablan menos,  son más negativos.

¿Debido? A que trabajan en las sombras, como hicieron durante el último período legislativo cuando vendieron sus ideas destructivas.

Al respecto cita un ejemplo contundente, la “cacería de brujas” (electores) a nivel federal instigada por Trump, que primero fue acogida con silencio y ahora obediencia parcial.

¿En qué consistió esa maquinación? Exigir a la ciudadanía entregar información que se utiliza en los procesos electorales.

A quién, pues a la Comisión Presidencial Asesora sobre Integridad Electoral, creada por Trump, con el objetivo de tener en sus manos los números del Seguro Social y la licencia de conducción.

De acuerdo a Fabiola Santiago, “un tesoro para los ladrones de identidad”.

Hasta las autoridades floridanas negaron en lo inmediato acceder a la entrega de esos números a la comisión, pero sí la guardada en registros públicos.

Ello provocó que Fabiola deslizara otro comentario.

“Esa respuesta tibia es propia de un estado donde los temas de libertades civiles han perdido presencia bajo la administración de Rick Scott”.

Observadores recordaron que este último llegó a su cargo con un margen de 1,07 por ciento, equivalente a 64 145 votos, donde millones deben ejercer el sufragio.

Pero mientras exhibe su techo de fino cristal, no ha tenido a menos figurar como un ardoroso critico de Cuba y Venezuela.

Sin un átomo de duda, Trump y su gobernador Rick Scott son dos almas gemelas.

Visto 517 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar