martes, 17 septiembre 2019, 15:50
Miércoles, 12 Julio 2017 05:08

Mundial de para-atletismo en Londres: Durand y compañía a la carga

Escrito por  Harold Iglesias / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Omara Durand y Yuniol Omara Durand y Yuniol

El próximo viernes 14 se descorrerán las cortinas del Mundial de atletismo para discapacitados en el Estadio Olímpico de Londres.

Será la octava edición de estos certámenes y concurrirán esta vez 1 074 atletas de 92 países quienes pugnarán por colgarse alguna presea de los 213 eventos en disputa.

Frescos en el recuerdo aún los desenlaces de pinchos, sillas de ruedas, guías y gritos de exhalación al cruzar la meta dejados en Doha hace dos años, cuando se quebraron los récords de participación (1 230 deportistas) y Cuba dejó su impronta con la décima plaza por naciones, amparada en siete títulos y dos platas, en feudo de China (41-26-18). Todos recordarán el vuelo sobre el corcho sintético de Omara Durand y Leinier Savón, especialmente Durand, dueña de tres cetros y otras tantas primacías.

Sus huellas, y la sombra de su figura erguida, destellando velocidad y con el aliento de sus rivales a sus espaldas la ratificó como la mujer más veloz entre las exponentes de la categoría T-12 (débiles visuales profundas) al vencer el hectómetro en 11.48 segundos, los 200 metros en 23.03 y la vuelta al óvalo en 53.05.

De nuevo Omara y su guía Yuniol Kindelán se perfilan como las principales cartas de triunfo de la legión antillana, que al decir de la entrenadora Miriam Ferrer, tienen opciones de medallas en casi todas las pruebas en las que concursen. Un detalle: Omara y Yuniol se habían estrenado oficialmente juntos ese propio año en los Parapanamericanos de Toronto.

Hoy puede decirse que han alcanzado gran maestría en materia de sincronización, desde la reacción al disparo y la postura erguida, hasta el braceo y las zancadas sobre la pista, lo que los convierte en una de las grandes atracciones del certamen. De hecho protagonizan ambos uno de los spots promocionales de la cita.

Radiografía al centro de la diana

Siete serán nuestros exponentes en suelo británico y de antemano confieso que la nostalgia se apoderará de muchos pues Yunidis Castillo, la hija del viento, no concurrirá a esta versión. Aún cuando en Cuba tengamos otros talentos emergentes como Savón, Ernesto Blanco y el propio Valerys, siempre extrañaremos las hazañas de Yunidis y su estirpe de reina. Por fortuna su ausencia no se antoja definitiva.

De vuelta a nuestros protagonistas y pese a contar con otros atletas que pudieron haber hecho el grado, es bueno destacar que además de Omara y Savón, Luis Felipe Gutiérrez y Leonardo Díaz saben lo que significa coronarse al máximo nivel. Se impone entonces, una pequeña radiografía de nuestros siete efectivos:

Omara Durand: Es la mujer más rápida sobre la faz de la tierra entre discapacitados. La confianza en ella es ilimitada. Ha alcanzado un nivel de compenetración excelente con su guía Yuniol Kindelán, al punto de que su entrenadora Miriam Ferrer vaticinó alguna que otra sorpresa mundialista. Sencilla, considera que la familia, y especialmente su hija Erika, son dos tesoros invaluables. Su distancia preferida son los 200 metros y aunque confiesa ser mejor en las segundas mitades de carrera, en la actualidad es una corredora muy pareja.

Leinier Savón: El homólogo de Omara entre hombres. Apenas mide 1.63 metros, pero posee una explosividad endemoniada, de ahí que sean la reacción al disparo y los 50 primeros metros sus platos fuertes a la hora de correr. Comenzó en salto de longitud y nuevamente incursionará en esa prueba en la ciudad del Big-Ben. Ha corregido su técnica de braceo, especialmente con su brazo izquierdo y ya tiene la gloria paralímpica en su poder. Posee marca de 10.61 en el hectómetro, 22.06 en el doble del trazado y 6.74 en longitud.

Luis Felipe Gutiérrez: Tiene pretensiones de reinar tanto en salto de longitud como en altura. En esta última especialidad incluso aspira a quebrar la primacía en su poder de 2.06. Luis Felipe es ciertamente un todoterreno pues también corre los 100, 200 y 400 metros y ha saltado triple con corona universal incluida. Eso sí, deberá estirarse sobre los 7.50 si de cetro hablamos en la longitud este atleta de 1.85, con 29 años y que desde Beijing 2008 está dando de qué hablar en la élite.

Leonardo Díaz: Redención es lo que toca en el caso del discóbolo granmense. Confesó no hallarse en su mejor forma técnica, pero irá a reconquistar el cetro que cedió en Río, donde su implemento solo alcanzó 43.58 metros. Si logra enganchar una órbita cercana a sus 45.32 cimeros, puede aspirar a lo más alto del podio de premiaciones. Se inició a los 18 años en esta disciplina luego de quedar parapléjico en un accidente sufrido cuando pasaba el servicio militar.

Ernesto Blanco: Dio la clarinada al imponerse en los 400 metros de la categoría T-47 en la ciudad Maravillosa. Cruzó la meta con el alma, pero confiesa que cuando se siente bien, hay que apostar por él. Con 29 años y 1.96 metros de estatura, no parece un velocista y a veces se cuestionan de dónde saca las fuerzas, porque es bastante delgado. Lo cierto es que esos 48.79 segundos le merecieron la cima del ranking, el vellocino y dejar la pista humeante. Miriam lo sigue siempre de cerca, pero confía si le dice que está para “changanear”, o sea, pelear en el argot popular.

Valerys Larrondo: Debutante en estas lides el villaclareño de 27 años puede ser el arma secreta o as bajo la manga. Sin registros oficiales en los escalafones del orbe, su progresión ha sido incuestionable en el último año. Se ganó su puesto en el elenco y Miriam considera que puede batallar por una presea.

Esos amigos, son algunos puntos destacables de nuestros siete legionarios. A partir del viernes se sabrá realmente de qué madera están hechos en el estadio olímpico de Londres, antesala de lujo al Mundial absoluto que acogerá el propio escenario en agosto venidero.

Visto 590 veces

El Portal CubaSí recibió a la multicampeona paralímpica y mundial de atletismo Omara Durand, junto a su entrenadora, Miriam Ferrer, y su guía, Yuniol Kindelán, para intercambiar con los lectores del sitio.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar