jueves, 18 octubre 2018, 09:43
Miércoles, 12 Julio 2017 05:00

Servicios en Cuba: Urge un curso para aprender a decir no

Escrito por  Paquita Armas Fonseca/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

El caso del que escribo es típico de aumentarle la temperatura a las personas (ya bastante altas por el astro rey), por no saber o no querer decir un no convincente.

No conozco si la temperatura media del 2017 es mayor o menos que la del 2016. Por el frescor que existió hasta marzo y abril, pienso que el promedio, hasta ahora, debe estar un poquitín más bajo.

De todas formas, en el momento cuando escribo estas líneas, con tres ventiladores encendidos, una ventana abierta frente a dos persianas menores, acabo de tomarme casi medio litro de agua porque es insoportable el calor.

Por esa razón, mis gestiones son bien temprano en la mañana (incluso llevar a mi princesa al parque) o al atardecer, siempre que no haya lluvia y rayos en el ambiente, lo que, aunque molesto, es beneficioso por la sequía que nos sigue azotando.

Así, el miércoles cinco de juio, a las 8 y 10 de la mañana, yo estaba en el Banco Metropolitano de Línea y M, un lugar en el que no hay tantas colas como en otras entidades con igual función y el trato es, generalmente, bueno. A las 8 y 20 de la mañana, el portero, muy correcto, dijo a las personas de la cola (unas siete) que no había llegado el encargado que abría la bóveda. El resto de los empleados, incluido el jefe, estaba allí (pero el director o directora no salió a dar ninguna explicación).

Faltaba el agente de SEPSA (Empresa de Servicios Especializados de Protección, S.A., sociedad mercantil cubana creada el 25 de noviembre de 1993) que debía abrir la bóveda, y en esa bóveda supongo que estén, además del dinero, las planillas, computadoras, a fin de realizar una solicitud de reportar una tarjeta porque se había desmagnetizado, gestión que el portero me dijo no se podía hacer. Este año la he cambiado tres veces, y una empleada de otro banco me dijo que las estaban fabricando mal.

Además, le sugerí que nos dejara pasar, pues había el doble de los asientos de las personas que estábamos allí, para disfrutar de un apetecible aire acondicionado.

Quizás el empleado de SEPSA tuvo un malestar o el carro en el que iba se rompió, pueden existir miles de razones para que ese hombre (o mujer) no llegara a tiempo, y no es la primera vez que esto sucede, pero esa agencia tiene la responsabilidad de dar la atención adecuada a los bancos, y bastante caro que cobra. Lo que empezaron a decir las personas allí no se puede publicar.

A su vez, en el banco, aunque el portero es un hombre correcto, su rectitud es tajante. ¿No podía el jefe del banco salir y ofrecer una explicación? ¿Por qué no se podía esperar sentados en el aire acondicionado y no de pie al sol, mañanero, pero picante?

De las muchas frases de filmes que recuerdo, hay una que cito con alguna frecuencia. Es de Robert Duvall (Tom Hagen), el Consigliere, a Al Pacino (Michael Corleone) en El padrino, cuando le dice que debe cambiar porque «No sabes decir que NO».  

El caso del que escribo es típico de aumentarle la temperatura a las personas (ya bastante altas por el astro rey), por no saber o no querer decir un no convincente. De todas formas, SEPSA debe resolver que los bancos puedan abrir a su hora, y los bancos son responsables de  garantizar que las tarjetas magnetizadas duren un poco más.

Visto 3198 veces Modificado por última vez en Domingo, 16 Julio 2017 08:52

Ojo: esa frase no siempre está movida por la bondad. La armadura de los espejuelos se había roto y llevaba otra para que pusieran en esa los cristales de la que había pasado a mejor vida.

Los esquemas comerciales en el sector minorista son anticuados, restrictivos y por momentos disfuncionales. Cuba necesita una auténtica revolución en su red de tiendas, que tenga por principal beneficiario al consumidor

Comentarios  

 
#9 adalberto 18-08-2017 18:28
Situaciones algo semejantes como la de ustedes en dos ocaciones estube en el areopuerto internacional y daba pena que no se podia tomar nada para refrescar el intenso calor ya que todo se encontraba caliente es duro decirlo pero estamos llegando a un estado de indolencia y dejades
 
 
#8 carlosvaradero 13-07-2017 11:56
La cultura del maltrato....no hay otra respuesta..hast a cuando?
 
 
#7 paquita 12-07-2017 15:43
Elena Lima: Gracias por su respuesta. Siempre respeto a quienes responden por su empresa
 
 
#6 Muy dificil 12-07-2017 15:03
Muy difícil nuestra Cuba por la que hemos luchado tanto para alcanzar cosas maravillosa y únicas en el mundo.
Es así como dice Román, en la calle Galiano las tiendas la Borla, la Borlita y demás establecimiento s todos los martes cierran a las 4 pm para fumigar, de igual manera lo hace el miércoles la tienda Ultra y sus alrededores, por tanto los trabajadores que llegamos del trabajo pasada esa hora tratando de buscar lo necesario y llevar al hogar tenemos que conformarnos con esperar al día siguiente y resolver con lo que tengas.
Otra cuestión son los llamados boteros, cuando salió la ley de los 5 pesos y tramos, primero desparecieron, después lo hicieron y cuando montabas te decían 10 pesos lo tomas o lo dejas, ahora ya es tarifa fija 10 pesos MN, los llamados rutero de Playa y Marianao del parque el curita desde que comenzaron las vacaciones desaparecieron, los nuevos estos que salió hace unos días en el programa acceso libre del canal habana no se ven y cuando pasan es lleno, entonces no vemos mejoría para el de a pie como dice Vivien, final los que trabajamos cuando vamos a tener aire, no podemos salir con la familia de vacaciones, a donde con los salarios actuales? las casas en la playa para los destacados no existen, un campismo para 4 personas no es menor de 130 pesos diarios en MN que hacemos?
 
 
#5 Elena Lima Gutiérrez 12-07-2017 13:46
Lamentamos mucho estimada Paquita que este tipo de situaciones se dé en una de nuestras sucursales. Los trabajadores del Banco Metropolitano tienen la obligación de ofrecerles a todos nuestros clientes un trato de respeto y calidad, que se inicia desde que estos llegan a nuestras puertas. Nada justifica que teniendo disponibilidad de asientos en el interior de la sucursal, los clientes tengan que permanecer a la intemperie. Tampoco que se ofrezca tardíamente el servicio por la ausencia de algún compañero de trabajo cuando las condiciones óptimas deben estar listas a las 8:30 am. Rogamos a los afectados nos acepten las disculpas por este incidente y les anunciamos que tomaremos las medidas que correspondan para que situaciones como estas no se repitan ni en esta, ni en nuestras otras dependencias.

(Especialista Comunicación y Mercadotecnia)
 
 
#4 tony 12-07-2017 12:33
Creese por las entiddes competentes del país "FIGURAS DELICTIVAS" con sanciones correspondiente s en el codigo penal a quienes pelotean, desprecian, desinforman, incumplen con obligaciones elementales del cargo de atención al público, botan documentos o extravían, dilatan procedimientos de gestión burocráticas establecidas, etc, etc. Es decir que nos permitan demandar por daños o por lo menos acusar y ya verán como entran en caja
 
 
#3 Vivien 12-07-2017 12:13
Este artículo... más de lo mismo... aquí todo es a su aire, el único que sufre y como sufre! es el pueblo de a pie, como dice Joelluis, de mal en peor, nada pasa, la luz... cuál luz?
 
 
#2 joelluis 12-07-2017 10:32
Este primer y único comentario, devastador, así están las cosas en los servicios en Cuba, de mal en peor y sin una luz en el camino...
 
 
#1 Roman 12-07-2017 08:51
Eso que cuenta es solo uno de los servicios, si va al resto, en cualquier lugar y a solicitar cualquier cosa es lo mismo. Hoy quise repostar combustible en la mañana en dos servicentros, Ciudad Deportiva y Lacret y Juan Delgado y en ambos había cambio de turno. Y así va a comprar cualquier cosa y o no hay o no lo atienden, es como si la gestión de venta en nuestro país no fuera una necesidad para el servicio (negocio) sino un favor que le están haciendo a ud. Para qué comentar más, es un desastre, al cual incluso hasta los particulares se están sumando a la misma "onda" del maltrato, al final, reitero, parece que es un favor lo que están haciendo.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar