jueves, 20 septiembre 2018, 12:49
Miércoles, 12 Julio 2017 06:00

Eutanasia (II): ¿Un puntapié a la vida?

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

Un tema que, al paso del tiempo, no deja de ser tabú y controversial por sus implicaciones para los seres humanos. Del presente al pasado, un recorrido necesario para una mejor comprensión.


En la actualidad, la eutanasia continúa siendo un tema tabú y controversial debido, esencialmente, a lo que esta implica y representa: causar la muerte (sin dolor) a un individuo con una enfermedad crónica o incurable. Es decir, llegar al final de la vida sin sufrimiento.

El vocablo tiene su origen etimológico en el idioma griego —eu, bien, y thanatos, muerte, lo cual significa buena (o dulce) muerte.

Apuntes jurídicos consultados en internet resaltan el derecho a la vida que tienen las personas, lo cual no puede, ni debe ser restringido por el Estado, el gobierno o autoridad nacional.

El derecho a la vida se halla consagrado en las constituciones de la mayor parte de los países del mundo, se considera su antecedente en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789.

Una fuerte resistencia a este proceder se encuentra en la Iglesia Católica, aunque algunos países lo han legalizado, como es el caso de Bélgica (recordemos el testimonio de Natacha y su padre Francois), Holanda, Suiza, Luxemburgo, Colombia, y en Estados Unidos, solo en Oregón y California. En Bolivia se admite el perdón judicial cuando los medios para quitar la vida han sido piadosos. La práctica es prohibida en la mayoría de las naciones.

El nazismo y la eutanasia: una historia no olvidada

La historia señala una relación estrecha entre la eutanasia y el nazismo. En octubre de 1939 Hitler firmó una autorización secreta para proteger a los médicos, al personal paramédico y a los administradores que participaban en el programa de eutanasia, relacionado con medidas de guerra.

En el uso nazi, este se refería a la matanza sistemática de los discapacitados mentales y físicos que estaban internados en instituciones, sin el conocimiento de sus familias.

La clave de esta operación secreta fue T4, en referencia a la dirección de la calle (Tiergartenstrasse 4) de la oficina que coordinaba el programa en Berlín. Seis instalaciones de gaseamiento fueron creadas como parte de este programa: Bernburg, Brandenburg, Grafeneck, Hadamar, Hartheim y Sonnenstein.  

Las víctimas de la eutanasia incluían, originalmente, a niños y a adultos con incapacidades, anomalías físicas o enfermedades mentales. Los médicos de T4 seleccionaban pacientes para la muerte y raramente los examinaban, ya que basaban sus decisiones en documentos médicos y en diagnósticos realizados en las instituciones donde las víctimas se hallaban internadas.

Los «elegidos» eran transportados desde el T4 a los sanatorios que servían como instalaciones centrales de gaseamiento. Se les decía que iban a someterse a una evaluación física y a tomar una ducha para desinfectarse. En cambio, eran asesinados en cámaras de gas usando monóxido de carbono puro, y sus cuerpos eran quemados en crematorios adyacentes.

Las cenizas se colocaban en urnas comunes, sin la identificación correcta, y después se enviaban a los familiares. La muerte imprevista de miles de personas hospitalizadas, cuyos certificados de muerte enumeraban causas y lugares similares, dio lugar a sospechas. El programa de eutanasia se convirtió en un secreto a voces.

Las múltiples aristas de un problema

Durante muchos años, el asunto ha provocado debates éticos. Los defensores de la eutanasia aseguran que evita el sufrimiento de la persona y rechaza la prolongación artificial de la vida. En cambio, los detractores consideran que no hay derecho a decidir cuándo termina la existencia del prójimo.

Según los detractores, la muerte digna es la que ocurre con todos los alivios médicos adecuados y los consuelos humanos posibles. Es el respeto por la dignidad del ser humano hasta la hora de la muerte natural. Morir con dignidad no significa elegir la muerte, sino contar con la ayuda necesaria para aceptarla cuando llega.

La bibliografía reconoce que existen dos tipos eutanasia. Así, por un lado, la llamada directa define el proceso de adelantar la muerte de una persona con una enfermedad incurable. Y esta, a su vez, se divide en dos: la activa, que obtiene la muerte del citado enfermo mediante el uso de fármacos letales, y la pasiva, la cual es la consecución de la muerte mediante la suspensión del tratamiento médico y de la alimentación por cualquier vía.

Por otro lado, la indirecta intenta paliar el dolor y el sufrimiento del ser humano en cuestión, y para ello se le suministra una serie de medicamentos que, como consecuencia (no intencionada), pueden producir la muerte.

Los médicos son los responsables de ejecutar la eutanasia, por lo general, con el apoyo de los familiares del enfermo. Hay casos, sin embargo, donde este se encuentra en condiciones de elegir sobre su propio cuerpo y la solicita.

Partidarios de este proceder —conscientes de las barreras y las limitaciones que existen para aprobarlo— comenzaron a hablar hace unos años del suicidio asistido.

Según el doctor Luis E. Ráez, «es un eufemismo», porque pretende ocultar la verdadera intención de legalizar la eutanasia, que es matar al paciente con o sin su consentimiento.

Mientras, el suicidio asistido sería proporcionarle fármacos o herramientas para que se mate, como solía hacer el célebre Dr. Muerte, Jack Kevorkian, quien tenía como lema «morir no es un crimen».

Uno de los casos internacionales más conocidos sobre la eutanasia fue el del español Ramón Sampedro, quien a los 25 años quedó tetrapléjico a causa de una caída desde una roca al mar. En una cama vivió desde entonces y siempre pidió morir dignamente. Necesitaba ayuda para conseguir su propósito e ideó un plan que le llevó a lograrlo, sin que ninguna de las personas que le habían ayudado incurriera en delito.

Visto 4271 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Agosto 2017 16:55

Su padre, Francois Bogaert, decidió en Bélgica acelerar su muerte, después de conocer que padecía de una enfermedad incurable.

La escritora Isabel Allende tiene 73 años y está llena de vida y de proyectos, pero espera que, cuando a ella le llegue el momento de la muerte, "la eutanasia sea legal en todas partes" para que pueda "morir dignamente" y sin que se empeñen en mantenerla "viva a toda costa".

El famoso astrofísico británico Stephen Hawking, que sufre de esclerosis lateral amiotrófica, asegura que no descarta el suicidio asistido si viera que se convierte en una carga para aquellos que le rodean.

Brittany Maynard cumplió su promesa y murió por suicidio asistido el 1 de noviembre, según anunció el grupo que defiende el derecho a elegir la muerte digna Compassion and Choices.

Comentarios  

 
#18 ANGEL 20-09-2017 11:33
ESTOY A FAVOR DE LA EUTANASIA, PERO NO SE SI LOS QUE TIENEN QUE TOMAR DECISION SOBRE ESTE TEMA (SALUD PUBLICA, ASAMBLEA NACIONAL, ETC.) LO TENGAN ENTRE SUS PRIORIDADES Y NO ESTARIA DE MAS SOLICITARLES QUE LO HAGAN.

SE QUE EL TEMA ES TRAUMATICO POR EL ANTECEDENTE NAZI Y POR EL PRESUNTO MAL USO QUE SE LE PUEDE DAR A ESTA PRACTICA, PERO CONSIDERO QUE SI UNA PERSONA ES DIAGNOSTICADA PSICOLOGICAMENT E CUERDA Y PADECE DE UNA ENFERMEDAD INCURABLE DEBE TENER EL DERECHO DE SOLICITAR SE LE PRACTIQUE LA EUTANASIA, O SEA LA MUERTE SIN DOLOR.

NO ESTOY DE ACUERDO CONQUE LA FAMILIA TENGA ESTE DERECHO SALVO CUANDO LA PERSONA ESTE PRIVADA DE SALUD MENTAL Y SUFRIENDO POR UNA ENFERMEDAD INCURABLE.

TAMPOCO ESTOY DE ACUERDO EN QUE CUALQUIER GOBIERNO SE ABROGUE EL DERECHO DE NO APLICARLA CUANDO ES SOLICITADA YA QUE ENTONCES EL SUFRIMIENTO CAUSADO POR EL ESTADO Y LOS MEDICOS A LA PERSONA (CUERDA O NO) Y A SUS FAMILIARES ES EQUIVALENTE A LA SIMILAR CRUELDAD HITLERIANA.
 
 
#17 ALFRED POEM 19-07-2017 13:20
Les ruego a todos que me discúlpen...... . quíse decir expresar...... y nunca espresar.
 
 
#16 ALFRED POEM 17-07-2017 12:21
NUMERO 7, pili...... le ruego que me discúlpe..... un enfermo en fase terminal.... si puede perder la psíquis..... y en el caso de mi madre..... tengo la experiencia más cercana.
Las ciencias médicas y biológicas..... no son ciencias exáctas..... en las cuales, como en las Matemáticas.... . 2+2,.... siempre es igual a cuatro.
Muchas gracias por su comentario..... de lo cual..... lo más importante es sumar criterios...... aunque estos puedan diferir.
Yo tambien voto a favor de la eutanasia.... pero con la plena seguridad de que jurídicamente,. .... el estado institucionalme nte vele por que su procedimiento legal, se verifíque en pleno orden.
 
 
#15 ALFRED POEM 17-07-2017 11:24
Numero 13 carlos-habana.. ... su criterio coincíde...... con lo que a mi manera, he pretendído espresar...... muchas gracias por su aporte.
 
 
#14 Seraph OathKeeper 17-07-2017 10:23
¿Derecho a decidir sobre su propia vida?
¿Y el que sufre demencia?
¿Qué valor tiene la vida humana?
¿Si un suicida desea quitarse la vida, le concederían ese "derecho"?
 
 
#13 carlos_habana 17-07-2017 09:17
Si todo está bien legislado y alejado de personas sin escrúpulos no debe haber problemas con su práctica más allá de cuestiones religiosas, éticas o políticas. SI UNO ES RESPONSABLE DE LO QUE HACE CON SU VIDA NO VEO EXCUSA O PRETEXTO PARA QUE SE NOS PRIVE DE LA RESPONSABILIDAD SOBRE LA FORMA DE MORIR CUANDO YA LA VIDA NO TIENE ESPERANZAS.
 
 
#12 Angela 14-07-2017 17:24
Hola,soy una profesional de la salud y deseo que si un dia enfermo sin esperranzas de curarme, no quiero sufrir, y me gustaria poder decidir se me practique la Eutanasia.
 
 
#11 vangelys 14-07-2017 09:39
Hola soy medico es un articulo muy interesante.... . haciendo reflexiones pienso que la eutanasia es un derecho ahora bien la debilidad en parte es que nosotros como medico asistiriamos la eutanasia, aun legalmente aprobada recae en nuestras manos el finalizar la vida de la persona aun sabiendo todo el sufrimiento por el cual esta pasando.... el ¨gatillo¨ lo apretamos nosotros..... que estudiamos para salvar vidas..... es un tema para debatir fuertemente.... .. hasta donde podemos como medicos llevar esta resposabilidad por tiempo en nuestras conciencias.... .. es bien complejo ...no es tan solo decir si a la eutanasia.....
 
 
#10 DE VERDAD 13-07-2017 13:24
Estoy Completamente a favor de la Eutanacia y sobre el articulo dos puntos que concidero no relevantes es hacer un simil con las practicas naciz las cuales no son en ningun caso puntos de comparacion y en segundo lugar nadie decide por nadie la muerte por eutanacia es la persona misma en sus plenas facultades psicologicas quien toma esa decicion cada persona debe tener el derecho de elegir como vivir y como morir la muerte ha arrancado frente a mis hojos el curpo y el alma de personas que aun amo seguro si hubieran podido hubieran elegido marcharse com mas dignidad y PILI de acuerdo contigo esa es una decision mia tomada hace tiempo si llega el momento seguro no voy a esperar que ninguna ley decida mi destino ahh ni voy a hacer que alguien que me quiera cargue con ese peso lo voy a resolver yo de una forma o de otra.
 
 
#9 Enrique 13-07-2017 12:04
Yo estoy a favor, de que vale estar sufriendo meses y dias de dolor intenso sin ninguna esperanza para el paciente ni para la familia.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar