lunes, 17 diciembre 2018, 12:05
Jueves, 06 Julio 2017 23:18

MIRAR(NOS): Dos historias y el amor protagonista

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)

En una visión próxima a la realidad, la novela de turno nos hace reír con la redención casi increíble de Félix y la ceguera también sentimental del doctor César, quien de engañador pasó a ser el más burdamente engañado.

A lo mejor, si empezáramos a tomar al pie de la letra cada lección, se escaparían las historias que reposan en los personajes más secundarios, lo cual no quiere decir que sean mejor o peor defendidos por sus intérpretes.

No soy especialista en esas cuestiones y las dejaré a los críticos, quienes se esfuerzan en desmenuzar cada partícula dramatúrgica haciéndonos caer en circunstancias que están ahí y en las que habíamos reparado, pero no tan profundamente ni con mucha seriedad.

Es el caso de Linda y Rafael. La muchacha autista y el abogado. Una historia de amor no tan fuera de tino, y menos aún fuera de tino la incomprensión de casi todos los que rodean a estos dos personajes. Lo difícil de digerir, a mi juicio, para los familiares de la muchacha, es que el joven pueda enamorarse o que ella pueda llegar a hacerlo plenamente.

Tendríamos que ponernos a buscar, desde el punto de vista de la ciencia, hasta dónde pueden involucrarse las personas con esa clase de enfermedad. Si pueden sentir, ese pequeñísimo detalle de involucrarse más o menos, desluce y no viene al caso.

Hace algunos años conocí a una pareja de la que poco he hablado. Jamás había venido al caso escribir sobre ellos y esta, creo, es la segunda vez que lo hago. Él: intérprete de señas; ella, sordomuda de nacimiento. No les haré un cuento largo: hoy están felizmente casados e, incluso, tienen descendencia.

Ante las interrogantes de muchos, con una sonrisa enamorada en pleno rostro, él argumenta que no es ella la esposa que le alcanza la toalla en el baño o las chancletas, según sea el caso. En medio del ajetreo propio de la casa, ella tendría que reparar en los olvidos involuntarios, porque ni una sola vez en la vida podría acudir a su llamado vocal. No resulta para ellos un problema y tampoco debiera fruncir el ceño usted, que lee.

Son de carne y hueso, no vinieron de otra galaxia. Han aprendido a vivir, a pesar de las miradas atónitas cuando alguien les conoce; ya es normal que la gente se asombre, que la gente critique, muchas veces para adentro, cuando conoce la historia.

Ojalá yo aprendiera a vivir sin escuchar a la gente. Porque hay normas, ¡claro! Desde el punto de vista social, tampoco es que uno vaya por la vida acabando con todo lo que se cruce, pero al menos poniendo menos asunto, el mundo sería un lugar mejor para todos.

Visto está que la gente no cambia: seguirán criticando por los siglos de los siglos y el amor, por suerte, también seguirá hasta que se cansen los ojos que censuran y las lenguas que hablan más de la cuenta. Icen bandera blanca porque el amor gana ahora y seguirá haciéndolo, todas las veces.

Visto 1070 veces Modificado por última vez en Jueves, 06 Julio 2017 17:01

Comentarios  

 
#5 jcpalomo 09-07-2017 14:29
El amor como dice la canción engendra la maravilla, cuando hay amor es permitido todo hasta lo increible.
 
 
#4 rafael echevarria 07-07-2017 10:49
liz, el corazón humano tan endurecido hoy en día, hay que ablandarlo con artículos tan interezantes como este, ¡gracias!.
 
 
#3 DE VERDAD 07-07-2017 08:29
liz me robaste una lagrima espero en tu camino trates de actuar siempre asi siento mas que nada que tu articulo tiene un origen profundo y si aunque paresca increible el amor viaja todavia soñando y torciendo el camino de muchos y aquellos que viven señalando a los demas son simplemente personas que dejaron de vivir hace mucho tiempo y ahora emplean energias destinadas para soñar en criticas absurdas a los demas mucha suerte y valor por si el amor se te hace dificil.
 
 
#2 vangelys 07-07-2017 08:08
Liz el tema es interesante.... ..el autismo es una condicion bien compleja......e s novela, ficcion, todo cabe....mas cuando se trata de buscar el acercamiento de los televidentes a esta condicion, aunque muy someramente, puras pinceladas....a unque es una historia secundaria se podia dar un pco mas de peso y haber profundizado un poquitin mas......pero es valiente abrodar el tema...te cuento liz que en mi cuadra hubo un tiempo que habia un taller de personas impedidas fisicas, trabajn todos los dias, veias variedad de incapacidades fisicas.....y veias con el paso del tiempo aflorar relaciones de paerejas entre ellos, y era muy bonito ver como afloraba la relacion, la misma intensidadm cariño...sin prejuicios...el amor es bienvenido en cualquiera de sus formas......com o todas las condiicones humanas que la vida nos pone como reto...hoy podemos estar es una condicion fisica mañana en otra es la vida.....asi que no debemos perder el cariño ni las lecciones que nos da...gracias por tu articulos....
 
 
#1 Alexis 07-07-2017 07:39
Un saludo Liz. Como asiduo lector de tu columna, me deleito con tus consideraciones sobre el tema que cada vez tratas.
Este de hoy ronda los tabúes de las incomprensiones y la ignorancia de las posibilidades humanas. Me encanta tu estilo, te felicito.
Un solo detalle para evitar malos entendidos con la comunidad de la ANSOC, los sordos son sordos, no sordomudos. No son mudos, ellos (as) no hablan porque no oyen y por lo tanto no pueden imitar el sonido, a la mayoría les disgusta el término sordomudo.
Siempre a la espera de nuevos artículos...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar