lunes, 24 septiembre 2018, 18:04
Martes, 11 Julio 2017 06:00

Posadas en La Habana: ¡tremendo notición!

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(12 votos)

La primera de ellas comenzará a brindar servicios en septiembre en el llamado hotel Vento, ubicado en la avenida de igual nombre, esquina Santa Catalina.

Ana Esther no conoce con exactitud lo que significa el término de posada. Para ella es algo así como una «mala palabra», pues en su adolescencia visitar estos lugares implicaba prohibición, hacer las cosas a escondidas y alejadas de la legalidad.


En su terruño natal —el municipio especial Isla de la Juventud— recuerda las anécdotas de sus amiguitas del barrio, y hasta confesó tener una propia que, por lo desagradable, prefirió no comentar.  


No rebasa los treinta años, por lo cual desconoce lo que estos lugares públicos —«bien ponderados», como dijera un amigo— significaban para la población, sobre todo para quienes hoy rebasan los 50 años.


Por ejemplo, en la década de los 80', tales sitios eran muy concurridos por quienes querían «tirar una canita al aire», y también por estudiantes y jóvenes que no contaban con una suma mayor de dinero para ir a los hoteles, disponibles por aquel entonces.


Recuerdos: malos, buenos, regulares…


La buena nueva la trajo esta vez el periódico Trabajadores en su edición del lunes 3 de julio, aunque desde CubaSí*, más de una vez, se ha abogado por la necesidad de recobrar dichos espacios, que muchas veces solo se asocian a la satisfacción de las necesidades de los más jóvenes, cuando no es así.


Quienes visitaron las posadas antes de que «desaparecieran», en la década de los 90', guardan recuerdos imborrables de todo tipo, malos, buenos y regulares.


Las colas y largas esperas muchas veces «mataban» los deseos. Ocurría también que gente conocida se reencontraba en esos lugares, y hasta sucedió, alguna que otra vez, que allí se tropezaban matrimonios, pero no precisamente con sus respectivas parejas.


Luego de su ausencia y al paso de los años —por eso del conocido refrán de que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde—, las posadas despertaron sentimientos nostálgicos.


En la zona del este de La Habana, La Monumental (prevista para recuperar en el 2018), Edén Arriba y Edén Abajo eran de las más famosas, pues según testimonios de asiduos visitantes, eran «más privadas y ofrecían un buen servicio».


El tema me ha traído innumerables remembranzas de la época de estudiante. Una amiga de aquellos tiempos era asidua a la llamada Villanueva (situada muy cerca del estadio Latinoamericano), a la cual se acostumbró de tal manera, que era la única que visitaba y colmaba de elogios.

 
Los puntos sobre las íes


Los beneficios de hacer el amor son innegables (ayuda a dormir mejor, mejora el sistema inmunitario, libera el estrés, mejora la fertilidad, reduce el dolor, evita las enfermedades). Esto ya se sabe; de ahí la importancia de recuperar estas instalaciones tan demandadas por el pueblo.  


Ausentes durante mucho tiempo de nuestro paisaje nacional —principalmente por dificultades económicas y como un paliativo para resolver el problema de vivienda de muchas familias—, tales espacios no debieron desaparecer, según afirmaron a CubaSí varias personas.


Jorge subrayó: «Por la función que cumplían, debieron repararse. Más de una generación creció sin contar con este servicio estatal, y se acostumbraron a pagar cinco CUC por tres horas de privacidad. Algunos podían erogar tal dinero, otros no. A ellos se les tornaba la situación difícil y engorrosa».


Sobre el tema, Reinaldo señaló que son un «alivio para la convivencia, pues la realidad de Cuba es que varias generaciones coexisten en un hogar, lo cual no favorece el mantenimiento de las relaciones, más allá de la sexualidad».


En lo que conocemos como posadas —al margen de las casas particulares que florecieron— no siempre brilló la calidad en el servicio. Claro que tenían categorías y en dependencia, se derivaba todo lo demás.


Argumentos de personas dan cuenta de que, en algunas, los posaderos «disponían» de determinados espacios para mirar —un acto totalmente reprochable—; mientras en otras, la limpieza dejaba mucho que desear o los servicios gastronómicos eran deficitarios y de pésima calidad.


Por ello, el esfuerzo de la Empresa Provincial de Alojamiento de La Habana en cuanto al rescate de estos inmuebles resulta válido y saludable. Mas no debe quedarse ahí. Tal servicio necesita de un seguimiento, en aras de que en los lugares no ocurran situaciones inmorales o incorrectas.


Privacidad absoluta y certificada —¡ojo con el uso indebido de las nuevas tecnologías!—,  limpieza garantizada, comestibles y bebestibles con los requerimientos necesarios, precios asequibles al cubano/a de a pie, y una atención personalizada, deben ser atributos que acompañen a esta magnífica idea de dar vida a las posadas.


No olvidemos que en la vida tan necesarios son los alimentos, como el amor que endulza el alma.


*http://www.cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/33319-un-lugar-para-hacer-el-amor


http://www.cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/34479-%C2%BFmatar-la-jugada-y-tambien-el-placer?

Visto 2132 veces

Hablar en Cuba de turismo, economía, amor, deporte, precios o cualquier temática, puede antojarse tanto un diálogo diáfano como una batalla campal.

Según los expertos, el inicio de las relaciones sexuales en Cuba acontece en torno a la mitad de la adolescencia, y pareciera que cada vez hay más prisa.

Los hospedajes por horas satisfacen hoy las necesidades de parejas que por múltiples razones buscan confort, higiene y privacidad para hacer el amor.

Comentarios  

 
#12 El Optimista 23-08-2017 16:33
Presumo habiendo leido las opiniones, que el estado las tenga en cuenta a la hora de abrir las posadas, y no se mal interprete y se tienda a resolver el problema economico del pais, creo que a buen entendedor con pocas palabras basta.
En mi particular si abogo por esos espacios, teniendo en cuenta la situacion economica por la que atraviesan los cubanos de a pie, y por que no dar gracias a esos espacion que sirvieron a muchas parejas para procrear a sus amados hijos.
 
 
#11 daniel amador 13-07-2017 09:38
veo esa reapertura como una opcion para todos los bolsillos.de seguro se ampliara la demanda,y espero q tambien la oferta,con calidad,decenci a,limpieza.etc. yo deseo q se mantengan como deben ser,sino, es mejor q nunca las abran.
 
 
#10 KOLMIYO 12-07-2017 09:44
BUENO EN LO PARTICULAR ESPERO QUE LAS HABRAN PRONTO Y QUE SEAN VARIAS,,, PARA NO TENER QUE GASTAR MAS 5 CUC EN LAS POSADAS PARTICULARES DE BOYEROS,,, TAMBIEN DEBERIAN DE REVIZAR EL TEMA DE PRIVACIDAD NO VALLAN HABER DOS PERSONAS EN UN CUARTO Y 6 OJOS EN EL MISMO
 
 
#9 RJ 12-07-2017 08:23
Cuidado con el mal uso de nuevas tecnologías. Mirahuecos profesionales con nuevas tecnologías. se acabó el huequito en la pared. Amén de que todo lo que bien empieza, mal termina por falta de fijador. No voto por la reapertura de las posadas.
 
 
#8 Caridad 11-07-2017 17:26
Voy a comentar solamente un párrafo del artículo que dice: ¨Los beneficios de hacer el amor son innegables (ayuda a dormir mejor, mejora el sistema inmunitario, libera el estrés, mejora la fertilidad, reduce el dolor, evita las enfermedades). Esto ya se sabe; de ahí la importancia de recuperar estas instalaciones tan demandadas por el pueblo¨
1- Esos no son beneficios de hacer el amor, los beneficios de hacer el amor son muchísimos más, y mejores. Esos que enumeran allí, son (tal vez) los beneficios de hacer sexo, esto ya se sabe.
2- Pregunto, se van a ocupar realmente de recuperar las instalaciones que demanda el pueblo, ¿todas, o solo estas señaladas aquí con ese discursito tan… demagógico?, ¿cuál es el orden de prioridad en la recuperación de las instalaciones que de verdad demanda el pueblo?
 
 
#7 Guillermo Sánchez R. 11-07-2017 12:40
Pienso que ahora debían ampliar la oferta en todas sus modalidades… me entienden sin llegar a la prostitución y llamarse Policlínicos de la Salud mental cubanos a nuestras costumbres y hábitos. Y verán los Yanquis que los cubanos le sacamos lascas buenas y podemos transformarlo para bien a todo lo que en un pasado humilló la sociedad cubana
¡Eso es socialismo cubano!
 
 
#6 amorosa 11-07-2017 12:27
no me gustan las posadas, pero al final existen porque hay rentas de 24 horas por cuentapropistas , y estan en buenas condiciones higienico-sanit arias. ademas de buen confort.
creo que el estado debiera manejar mejor esta situacion pues las instalaciones deben estar buenas condiciones.
 
 
#5 Maria 11-07-2017 12:21
No quiero meterle el diablo en el cuerpo a nadie, pero los mira huecos en la posadas existían y quién asegura que en los negocios privados no existan.
Por si acaso revisen las paredes y detrás de las cortinas, espejos, techos, baños, etc.
Y ahora que todo se graba desde un celular. Ayy mi madre, no quiero ni pensar!!!!
 
 
#4 Teresa Velázquez 11-07-2017 11:25
Agustín; pero recuerda que todo el mundo tiene derecho al amor, hasta las personas de 3ra, 4ta y 5ta edad, hay personas que están casados y tienen problemas de viviendas e intimidad, duermen en un cuarto con los niños y hay más personas en la casa, se imagina que estén en el baño de madrugada y alguien se levante para ir al mismo tiempo que ellos, recuerde que el sexo es muy recomendable para la salud y se evitaría un poco de stres e ir al policlínico.
 
 
#3 joelluis 11-07-2017 08:55
No soy pesimista, pero todo va a empezar bien y después al final, como es una sola en la habana superpoblada, ya empezarán los que darán un poquito más para no hacer cola y para coger la que tiene el aire funcionando, en fin que es una buena noticia para los amantes, pero, siempre hay un pero, ojala me equivoque y todo funcione de maravilla...lo dudo!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar