domingo, 23 septiembre 2018, 20:15
Domingo, 13 Mayo 2012 18:32

Leandro Martínez: De debilidades y otras artimañas

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)

Con 32 años esta séptima temporada ha sido la más exitosa para Martínez, con 11 éxitos y cuatro fracasos durante los 96 desafíos de la fase regular y otras dos victorias en lo que va de play off.

 

Todos los granmenses sufrieron con el súper nocao inicial de 20-0 que les propinó Ciego de Ávila. Indiscutiblemente falló el pitcheo. Pero si alguien aprendió bien la lección, ese fue el lanzador zurdo Leandro Martínez, quien el viernes maniató la ofensiva de los tigres ― solo le conectaron par de indiscutibles en ocho capítulos e incluso llegó a retirar a 19 bateadores por su orden. El desenlace conocido por todos. Triunfo contundente de cuatro anotaciones por dos.

 

¿La fórmula?  El estudio constante de la alineación avileña: “siempre en los juegos me siento delante, a ver como se desarrollan mis compañeros. Pude notar que estaban conectando con bastante facilidad la recta, tanto a Alberto Soto como a José Armando Peña. Los pocos swines en blanco realizados sobre sus pitcheos fueron con rompimientos, cambio y curva fundamentalmente. Me dije: en eso basaré mi trabajo mañana y funcionó de maravillas.

 

Con 32 años esta séptima temporada ha sido la más exitosa para Martínez, con 11 éxitos y cuatro fracasos durante los 96 desafíos de la fase regular y otras dos victorias en lo que va de play off. Mucho ha influido su cambio de rol e esta campaña. Antes se desempeñaba como el cerrador de los alazanes, incluso inició esta 51 Serie en ese rol, pero explicó que el staff granmense no comenzó con el pie derecho y le pidió al mentor Indalecio Alejandrez la oportunidad de abrir.

 

Ya exponíamos con anterioridad los excelentes dividendos que le deparó el papel de iniciador.

 

Constante en sus entrenamientos, equilibra el trabajo de bull pen con las pesas y la carrera, la cual considera fundamental, para fortalecer el tren inferior y contribuir  perfeccionar su wine up. Eso justmente priorizó durante la práctica antes del choque que muchos, entre los que me incluyo, consideran su mejor actuación desde el montículo hasta ahora.

 

Sus armas desde el box son la recta que llega a 90-91 millas, el cambio, la curva desde los tres ángulos de salida y el tenedor. Precisamente el cambio y la curva fueron sus armas más efectivas a la hora de dominar a la desbordada batería de los tigres.

 

“No empleé mucho la recta, cuando lo hice traté de colocarl en la esquina de afuera, para que no pudieran conectarla bien y sacarlos de ritmo. Casi siempre después de una bola rápida apostaba al cambio, la curva o el tenedor… lo importante era que no se me adaptaran a los lanzamientos”, sentenció el serpentirnero que además economizó muy bien sus recursos, pues en la apertura de la octava entrada solo había realizado 84 lanzamientos para el home.

 

De seguro el martes Leandro volverá a subirse a la colina de los suspiros, hoy y mañana estará atento a la actuación de sus compañeros de staff frente a la alineación de Ciego, buscando debilidades para conjugarlas desde las 15 pulgadas con otras artimañas. Veremos si nuevamente ese estudio minucioso le aporta buenos dividendos.

 

¿Quieren mi criterio personal? Con la escasez de zurdos que hay en el equipo Cuba, merece ser tenido en cuenta para integrar la preselección. Argumentos y algo que es fundamental, pensamiento, posee para imponerse desde la lomita.

Visto 1665 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar