sábado, 15 diciembre 2018, 19:06
Jueves, 29 Junio 2017 05:02

Trump: Su gobierno exclusivo para ricos

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(4 votos)
Trump junto a la secretaria de Educación, Betsy Devos Trump junto a la secretaria de Educación, Betsy Devos

Hace apenas una semana, el 22 de junio, Donald Trump corroboró lo sabido por muchos, que no desea pobres en su Administración.


Un ejemplo puede sintetizar al equipo seleccionado para acompañarlo en su Gabinete de Gobierno.

Se trata del caso de quien nombró secretaria de Educación, Betsy Devos, luego de una prolongada reyerta interna sobre la candidata.

Esa controversia fue seguida por Radio Francia Internacional bajo el titulo: ¿“Se acerca el fin de la educación pública en Estados Unidos?.

La contrariedad fue tan enmarañada que resultó indispensable acudir al voto del vicepresidente, Mike Pence, para sacarla adelante.

El periodista Oscar Ojeda escribió entonces para Radio Francia Internacional que la nueva Secretaria de Educación de Estados Unidos, según los demócratas, es “poco calificada”.

Ojeda agregó que, incluso, ella  no tiene experiencia laboral ni educacional en ningún organismo público.

También dice que Betsy DeVos, de 49 años, es republicana y evangélica, así como que su fortuna personal –según Forbes- llega a 4,800 millones de euros.

Inyectados por la herencia de la empresa Prince (de su padre), y la firma multinacional Amway, de su esposo.

Ella es jefa del Partido Republicano en el Estado de  de Michigan, “donde aportó 17 millones de dólares a las candidaturas electorales de algunos senadores de su partido.

Oscar Ojeda comenta que lo dicho le ha permitido vender sus ideas respecto a la necesidad de “desvincular al gobierno de la educación de los niños“.

Ese concepto ultraderechista penetró como música por los oídos de Trump y sus hombres, hasta convencerlos de ser la candidata ideal para conducir el frente.

¿Su experiencia práctica?

Un extenso reportaje de The New York Times muestra cifras alarmantes en cuanto al asunto.
En 1981 un 78 por ciento de los alumnos asistían a las escuelas públicas no favorecidas por la señora DeVos.

Pero en 2013 la cifra se había desplomado a un 39 por ciento, mientras crecía el hacinamiento en las aulas, la falta del uso de nuevas tecnologías y un impacto negativo en el salario de los profesores.

No obstante, Donald Trump asegura que su secretaria de Educación, la multimillonaria Betsy Devos, será “la reformadora del sistema educativo de Estado Unidos”.

 Pero la misión será compleja, advierten observadores, porque la deuda de los alumnos estadounidenses supera ya los 940,000 millones de euros.

Nada extraño en un país regido, como dijo su presidente, por una jefatura exclusivamente para ricos.

Visto 641 veces

Comentarios  

 
#1 Ariam 03-07-2017 05:59
Claro que no le importa la educación pública, la de sus hijos debe estar garantizada por los millones que cuenta y no van a escuelas públicas. Ya veremos la "Gran reforma" que logrará hacer a la educación estadounidense. de seguro una excluyente y dibujada por los intereses monetaros como se caracteriza este mandato presidencial en EEUU
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar