martes, 25 septiembre 2018, 20:55
Viernes, 30 Junio 2017 06:00

¡Qué gente, caballero, pero qué gente!

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(18 votos)
Auroba Basnuevo y Mario Limonta. Auroba Basnuevo y Mario Limonta. Foto: Blog Habanainsomne

Este sábado se transmitirá el último programa Alegrías de sobremesa, por Radio Progreso. Será la despedida de uno de los más populares espacios de la radio nacional de todos los tiempos.

Uno llegó a pensar que Alegrías de sobremesa iba a ser eterno. Pasaban los años y allí estaba, al sintonizar Radio Progreso un poco antes de las 8:00 de la noche. O en retransmisión, diez minutos antes del mediodía.


El elenco cambió con los tiempos. De los protagonistas de los primeros años, a estas alturas, solo quedaba Aurora Basnuevo, que hizo célebre a su mulata Estelvina, creadora de frases que pasaron de inmediato al acervo nacional.


Rita y Paco (Marta Jiménez Oropesa e Idalberto Delgado) fueron los anfitriones por varias décadas de unos cuantos vecinos de un edificio multifamiliar. Sus peripecias en un apartamento típico divirtieron a generaciones completas de cubanos.


Alegrías de sobremesa llegó a ser como el pan de cada día. Fue, por mucho tiempo, el programa más popular de la radio nacional. Pero hace unos meses murió su creador y guionista por excelencia, el gran Alberto Luberta. Y nadie pudo sustituir al maestro. Se sucedieron las retransmisiones. Y este sábado, finalmente, se despedirá de su público.


Han sido 52 años y más de 30 mil emisiones. No será un récord, pero casi.


Humor de verdad


El éxito de Alegrías de sobremesa se explica en su decidida apuesta por el humor costumbrista cubano. De hecho, el espacio fue heredero de la gran tradición vernácula del teatro y la radio de la primera mitad del siglo XX.


Y también destacó por el excelente diseño de los personajes. Alberto Luberta logró algo muy difícil: otorgarles un idiolecto, una «personalidad» singularísima a cada uno. Se partió, por supuesto, de arquetipos, pero sin perder de vista la humanidad.


Por eso tantas veces el escritor logró armar sus sketches a golpe de reacciones de los personajes, dejando en segundo lugar a la peripecia pura.


Asumir un libreto diario durante tantos años parece una tarea titánica, pero Luberta «le cogió la vuelta». «Conocía» tan bien al vecindario, que bastaba buscar un pretexto para ponerlos a hablar. El guionista lo confesó una vez: había capítulos que salían de un tirón. Otros, por supuesto, costaban más. Pero siempre contó con la complicidad del elenco.


De hecho, la conformación de un personaje siempre fue cuestión de dos. Luberta ponía la pauta, pero los aportes del actor definían el carácter.


La lista de intérpretes de Alegrías de sobremesa, en su más de medio siglo de existencia, resume en buena medida lo mejor del humor y el histrionismo radiofónico nacional: Agustín Campos, José Antonio Rivero, Carlos Moctezuma, Enrique Arredondo, Eloísa Álvarez Guedes, Erdwin Fernández, Darío Proenza, Dulce María Velasco, Miriam Isabel, Pipo de Armas, Leonel Valdés, Juan Carlos Romero, Alexis Valdés, Antonio (Ñico) Hernández, Humberto García Espinosa, Aida Isalbe, Manuel Marín, Martha Velasco, Ramoncito Hernández, Julito Martínez, Maggie Castro, Diana Rosa Suárez, Reinaldo Miravalles, Mario Limonta… Más otros tantos que se sumaron en los últimos años.


No en vano Alberto Luberta se enorgullecía de esos actores. «Somos una familia muy bien llevada, así da gusto trabajar» —le comentó a este redactor en una ocasión.


Eduardo Rosillo, el más emblemático de los locutores de Radio Progreso, también contribuyó al estilo único de Alegrías… Era otro de los imprescindibles. Su voz identificó al espacio por muchísimos años, hasta el punto de que algunos radioescuchas lo denominaban «el programa de Rosillo».


Y por último, la cuarta pata de esta mesa: la orquesta Aragón, que fue la anfitriona musical de cientos de emisiones y que (no podía ser de otra manera) estará en el programa del adiós.


Cierra una época


La última grabación de Alegrías de sobremesa fue un momento muy emotivo para sus protagonistas y para el público que asistía habitualmente al estudio teatro de Radio Progreso. Lágrimas hubo, pero también satisfacción por la grandeza del patrimonio que se deja. Ojalá que estén al alcance de todos los interesados las grabaciones que se atesoran.


¿No sería buena idea retransmitir, al menos una vez a la semana, los programas que se conservan en los archivos?


El lugar de Alegrías de sobremesa en la parrilla de las noches será ocupado por el humorístico Ruta con risa. Pero el lugar en la memoria afectiva de cientos de miles de cubanos no podrá ser reemplazado mientras vivan: ¡Qué gente, caballero, pero qué gente!

Visto 1674 veces

Comentarios  

 
#29 baby mola 27-10-2017 09:49
desde que quitaron este excelente programa en mi casa no comemos igual. lo escuchabamos diariamente y era el reloj para estar todos a la mesa. ahora comemos separados
 
 
#28 alger 05-07-2017 15:34
Realmente no debieron retirar ese programa, coincido que pudo dejarse al menos con retransmisiones , o continuar buscando un guionista (es cierto que Luberta ES ùnico, pero alguno habrá que pueda cubrir respetuosamente su lugar.
Bueno, si ya se tomó la decision ¿por qué no se pasa esta última grabación por radio o si fue filmada (aun mejor) pasarla por TV? Eso sería un gran homenaje a Luberta y a todas las luminarias de la escena que por el pasaron...
 
 
#27 Joaquin 04-07-2017 15:59
No puedo dejar de expresar los sentimientos encontrados que dejan escapar unas lágrimas, cuando nos despedimos de unos de los programas de radios que hicieron reír a tantas generaciones en cada noche y su retrasmisión a las 12 del medio día. ¿Acaso debemos recordarlo como un clásico?, me preguntó y no me convenzo, como concebir que en un país donde prima el humor como característica distintiva no encuentren otros escritores que aunque no sustituyan al gran Luberta puedan dar vida a esos personajes que ya existen desde hace tiempo, que sus frases son escuchadas a diario, (¡que gente caballero, pero que gente!, ¡como quedo yo!, ¡que bolá con tu cake!, !me encanta!, ¡veterana... y un huye pan que te coge el diente!), son tantas frases, que aunque llevan el sello distintivo de los libretos de Luberta y la grandeza de los actores que dan vida a los personajes, no deberían quedar en el recuerdo.
Recuerdo que quien me inculco el amor por este programa es un tío que ya no está entre nosotros, era yo un pequeño cuando cada noche quedaba maravillado con esos programas y demás secciones, su música, la cubanía que transmitía, que es identidad, es cultura, es historia, un programa que nos lleno de alegría cada día.
No entiendo cómo llegó a su fin, se pudieron haber incluido nuevos personajes y cuanta creatividad quisieran expresar, siempre y cuando conservaran los preceptos con los que fue creado y que lo distinguen como programa.
Mis saludos y respetos a esos grandes que dieron vida a ese magnífico programa, al cual no encontraría calificativo para exaltar la grandeza y majestuosidad que lo distingue.
 
 
#26 yaumara 04-07-2017 10:34
Si existen las grabaciones de esos programas, entonces porque no lo retransmiten? son 52 años y en ese tiempo cuantas generaciones no habrán nacido, dentro de poco cuando se hable de ese programa los más jóvenes dirán ¿Qué programa era ese? Como sucede con tantos otros que ya no están. Sería bueno comercializarlo s o ponerlo en la mochila, para quienes deseen conservarlos, ya que estamos en la era digital, eso sería bueno y no se perdería. Tengo 37 años y escuchaba ese programa siempre en el horario de comida en casa, a las 8 de la noche. Recuerdo los personajes de Melecio, Pepecín, la Caimana, Sarría, Cholito, Ramoncito, Ramón y tantos, tantos. La verdad que creí que ese programa duraría para siempre.
 
 
#25 pablo 04-07-2017 10:27
pienso que tantos años de labor de tantos que estubieron y están en función de dar lo mejor de sí en este programa tan popular de radio progreso, no es para que de golpe y porrazo decidan su terminación. Mejor seria buscar otro ó otra que haga la misma tarea que realizara luberta, para así seguir ollendo esas voces que nos llenan de alegria y emoción de 8.00 pm a 8.30 pm por dicha emisora. Me parece que por actores no deba ser, pues con la ayuda de esos profecionales que tiene el programa, guiarán a los actores nuevos. Saludos a los actores de este programa tan escuchado por nuestro pueblo y un beso bien grande para LA MULATISIMA, la extrañaremos mucho.
 
 
#24 GRETEL 03-07-2017 16:17
HOLA QUE LASTIMA ESTE PROGRAMA NO PODER ESCUCHARLO, PUES ES MUY EDUCATIVO Y LO ESCUCHAN TODAS LAS GENERACIONES
 
 
#23 Beba 01-07-2017 14:34
Noticia que no esperaba escuchar, cómo comentaba Guillermo, todo mi juventud fue con esta emisora progreso y Rebelde, seguidora de este programa, y otros espacio, en lo personal en mi casa se disfrutaba del buen humor cubano tan nutural y con su doble sentido, que se transmitia a travez de sus excepcionales actores y Luberta con su brillante naturalidad de escribir humor; Tuve la suerte de disfrutarlo, pero siento dolor al conocer esta decisión.
 
 
#22 LA DIVA 30-06-2017 17:42
Que gran tristeza siento yo que siempre me sentava a oir el programa con mis abuels, Te juro que lo extrañaremos mucho, pero sobre todo a Esterbina que me encanta con su SABROSURA!!!!co mo ella dice LA MULATISIMA. Un besote y los quiero mucho
 
 
#21 jcpalomo 30-06-2017 17:25
Tremendo dolor me da no poder escucharlo jamás, comparto la idea de comercializar las grabaciones recuperar todas las que sean posibles y por supuesto televisar esta última grabación el pueblo lo agradecerá.
 
 
#20 Panchito 30-06-2017 15:54
¿existen las grabaciones? pues sigan transmitiéndolo s aunque sean repeticiones que la gente lo agradecerá.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar