domingo, 16 diciembre 2018, 04:15
Imprimir esta página
Viernes, 23 Junio 2017 05:08

Estrategia contra Cuba: ¿Quién es el malo?

Escrito por  Aday del Sol Reyes/CubaSí
Valora este artículo
(7 votos)

El cambio de bola en la política norteamericana hacia Cuba desató la soberbia de un pueblo que se sabe soberano y dueño de su destino.

Nadie en Cuba estaba en vilo esperando el anuncio imperial,  expresó este lunes  el canciller cubano Bruno Rodríguez. Sin embargo la reacción de los cubanos ante el discurso del presidente norteamericano Donald Trump no se hizo esperar.


El cambio de bola en la política a seguir con Cuba, desató la indignación de un pueblo que se sabe soberano y dueño de su destino. Simples y sabias palabras recogió la emisión del noticiero de televisión al preguntar el pasado 16 de junio sobre las medidas que, según Trump, aplicará para recrudecer el bloqueo mantenido por Washington contra esta pequeña Isla.


Un joven universitario expresó su  indignación por  el “desconocimiento de la historia cubana del presidente, que cataloga como héroes a un grupo de mercenarios de Playa Girón que vinieron a Cuba preparados por Estados Unidos, motivados por el dinero y no por un sentimiento de patriotismo”.


Otro estudiante afirmó,  que no cree que sea el mandatario norteamericano quien tenga la legitimidad de criticar el sistema electoral cubano ni a nuestro Estado cuando un sistema tan corrupto como el de Estados Unidos fue el que lo puso a él en La Casa Blanca sin tan siquiera contar con el voto popular.


Un capitalino que ya peina canas expresó: “díganle a Trump que los cubanos creemos que él está loco, que nosotros apoyamos a nuestro Comandante en Jefe, que la revolución nunca se va a acabar, que seguiremos firmes y que siempre diremos Viva Fidel.


Una señora ante la pregunta que si en Cuba se respetan los derechos humanos contestó enfática: "¿qué sabe él? Que nos visite para que vea con sus propios ojos". También calificó el anuncio de las nuevas medidas como un retroceso en la política de amistad de nuestros pueblos y como un acto ridículo que un país tan poderoso la tome con una islita, que ha demostrado que es valiente y que no nos importan las dificultades.


Asimismo, una enfermera denunció las dificultades a las que se enfrenta a diario la salud pública cubana para ofrecer atención médica a los niños con cáncer. Hemos tenido que comprar medicamentos a través de terceros países a precios muy superiores, apuntó.


Por su parte, Julio Enrique un lector de este sitio escribió: Gracias, Mr. Trump, porque sus payasadas del viernes pasado traen, en primera instancia, el beneficio de fortalecer al pueblo cubano en torno a la Revolución, al Gobierno. Además le dejo un mensaje: Su bloqueo seguirá engordando nuestras "bolsas de valores".


Carlos, otro comentarista de CubaSí subrayó: "Tengo 59 años recién cumplidos y desde que tengo razón estoy escuchando el mismo discurso, hasta cuándo el pueblo de Estados Unidos con tan grandes personas que son científicos, intelectuales, van a permitir que estos personajes caricaturescos sigan influyendo en los gobiernos de turno de ese país, como son estos seudocubanos que lo menos que le preocupa es Cuba y nuestro pueblo, salvo el seguir enriqueciéndose con una nota tan vieja como que quieren una Cuba que a ellos mismos no les conviene pues se les acabará el cuento de recaudar fondos. Basta de mentiras de los Marcos Rubio, Ileana y el otro Mario y su camarilla".

¿El verdadero peligro es Trump?


Es casi unánime la molestia que ha generado el show que protagonizó el egocéntrico magnate de la construcción reconvertido en presidente, pero no olvidemos que desde 1959 todas las administraciones norteamericanas han trabajado por sacarse la espinita clavada que representa Cuba. Somos un mal ejemplo, una islita que se ha empeñado en defender su proyecto humanista-socialista contra viento y marea.

Si bien es cierto que en su momento de gloria Barack Obama y otros altos funcionarios han calificado el bloqueo economico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba como obsoleto y sin sentido no ha sido para librar a las familias cubanas de las carencias y privaciones que este provoca sino porque es inútil para hacer avanzar sus propios intereses.

No por gusto Ben Rhodes, antiguo asesor del expresidente Obama, ante el anuncio trumpista publicó inmediatamente en la revista The Atlantic: “las medidas de Trump debe ser vistas únicamente como el último suspiro ilógico de una parte de la política estadounidense con un historial de 50 años de fracaso”.


Rhodes, asevera que el instinto de aislamiento que Trump abrazó fracasará y en defensa de legado de Obama, asegura en dicha publicación que, “no tenía que ser de esta manera y no se quedará de esta manera”.


A buen entendedor con pocas palabras basta.


No perdamos de vista que la maniobra política que implementó la anterior administración, la del acercamiento y el dialogo, apostaba igualmente por un cambio de régimen, por la división de los cubanos dentro de la isla y el divorcio del sector privado con El Estado, y al juzgar por la seguridad en las palabras de Rhodes, no parece ser una estrategia muerta.

Recordemos que la fundamental doctrina de todos los imperios a través de la historia ha sido la del «divide y vencerás».


Por su parte, Trump tiene la desdicha de no poseer la inteligencia y la imagen política que demanda la diplomacia en estos tiempos. Sin embargo aunque hoy su discurso puede representar un retroceso en las relaciones bilaterales y retoma la política de guerra fría,  tiene el mérito con su enfrentamiento directo contra los cubanos de agigantar nuestra unidad y antiimperialismo.


Sin querer, puede que, el recién estrenado mandatario estadounidense haya hecho pedazos la estrategia “pacífica” y peligrosa de su antecesor, calificado por algunos como un excelente actor.

Visto 3653 veces Modificado por última vez en Martes, 04 Julio 2017 15:57

¿Cómo puede hablarse en nombre de la libertad del pueblo de Cuba a gritos de US y entonando el Himno del imperio?

Tan ofensivo como el discurso del mandatario, fue ver, una y otra vez, las muestras anexionistas de un auditorio compuesto en su mayoría por cubanoamericanos.

Comentarios  

 
#5 yanelis 05-07-2017 14:39
Qué vamos hacer con Trump un día dice que el cielo es verde y al otro día dice que el cielo es rojo, solo le falta entender que el cielo no es ni verde ni rojo es azul, Trump es uno de los tantos gobernantes que han pasado por el Gobierno de los Estados Unidos convirtiéndose en un Títere más, imagino que con la misma mentalidad de hacerle creer al pueblo cubano que están siendo dirigidos por un grupo de gobernantes tiranos y asesinos, el detalle de todo esto está que ellos teniendo los recursos para ayudar al pueblo cubano sencillamente se aferran a mantener un bloqueo que por más de 50 años a afectado directamente al pueblo cubano, quienes realmente son los malos????, el que tiene un poquito de madures y una pisquita de sabiduría entiende que los de arriba no se afectan tanto como los que están abajo, solo se trata de poner las neuronitas a funcionar, y aún así hay quienes acá dicen que los americanos son buenos y que malos son los Castros, solo hay que entender que Cuba no está compuesta por una familia esta compuesta por 11 millones de habitantes, y que cuando hago algo para herir y pisotear a una familia cubana no solo estoy afectando a esa familia estoy afectando a toda una nación, ahora el detalle de todo esto está que los gobernantes americanos creo que las neuronitas no les da para entender esa realidad y yo solo sigo diciendo VIVA CUBA LIBRE…
 
 
#4 Agustín Navarro Rive 23-06-2017 10:35
Bueno los periodistas independientes que hay en Cuba que por cierto le están haciendo el juego a la prensa en Miami constantemente hacen preguntas y una que siempre la hacen es que si sabían quelas FAR tienen el 80% por ciento de los negocios en Cuba, porque no hacen un trabajo sobre esto y que la gente pueda discutir esto cuando le pregunten se esta haqci3ndo daño creo
 
 
#3 LA DIVA 23-06-2017 09:20
Todavia yo no puedo creer como una persona sin ningun pensamiento logico pudo llegar a ser presidente de Estados Unidos,es una marioneta mas de ese gobierno.No soporto su incapacidad ni sus cambios sin razones. Espero que dure bien poco.
 
 
#2 EFRAIN 23-06-2017 07:30
Ya estamos acostumbrados a los mismos discursos injerencistas de los sucesivos presidentes de los EEUU. No aprenden de los fracasos de sus antecesores, ni de la resistencia del pueblo cubano, no tienen capacidad para eso.Son rehenes de la mafia de origen cubano trasnochada de Miami, perdedora, cobarde, incapaz de representar dignamente sus raices. Son tan miserables.
 
 
#1 Arquero 23-06-2017 07:11
La respuesta a esa pregunta esta en las palabras de Fidel cuando alguien le pregunto sobre el tema del acercamiento entre los dos gobiernos-No confió en los políticos norteamericanos - sito no textualmente. Gran parte de su conglomerado político tiene como asignatura pendiente derrotar a la Revolución Cubana. Hay algunas familias ejemplo la de los Bush que varios de sus miembros han estado en esa lucha fracasada por años. Se imaginan a los tres los dos Jorges y Jeffsito en animado charla sobre mesa recordando sus penas políticas. De seguro el tema de Cuba y su Revolución les agua el wiski. Alla lamentablemente no acaban de caer en cuenta que de rodillas la inmensa mayoría de los cubanos que siguen al lado de su Revolución no ira nunca a la fiesta de la reconciliación.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar