sábado, 23 junio 2018, 19:51
Lunes, 29 Mayo 2017 09:19

Polanski, ¿historia verdadera o información falsa?

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(1 Voto)

Uno de los más esperados estrenos del Festival de Cannes 2017 será el filme fuera de concurso de Roman Polanski, "D'apres une histoire vraie" ("Según una historia verdadera").



Uno de los más esperados estrenos del Festival de Cannes 2017 será el filme fuera de concurso de Roman Polanski, "D'apres une histoire vraie" ("Según una historia verdadera") protagonizado por las actrices Eva Green y Emmanuelle Seigner, su actual mujer y musa.
    
Se trata de lo último del consagrado realizador tras "Venus in Fur" de 2013.
    
"D'apres une histoire vraie" está inspirado en la novela homónima de Delphine de Vigan y cuenta la relación turbulenta, tóxica, mezclando planos de realidad y ficción, entre dos personajes femeninos: una novelista exitosa, Delphine (Seigner) y Elle (Green), una "escritora fantasma" de personajes famosos, frustrada por trabajar sobre la vida de otros, obligada a la impersonalidad.
    
La relación inquietante entre ambas oscila entre la pesadilla y la atracción, en un recorrido que llevará a la consagrada, tras un dramático bloqueo de escritura, a publicar una novela personal, casi autobiográfica. Elle existió de verdad? "Que cada espectador saque las conclusiones que le parezcan", dijo Polanski. "Historia verdadera o de ficción, quién puede afirmarlo con certeza en estos tiempos? Vivimos bajo un bombardeo tecnológico de noticias, imágenes, sugestiones y estamos hambrientos de la verdad, pero cada vez es más difícil conocerla, porque existen sistemas para manipularla, que pueden llegar a cambiar el destino de una nación", agregó.
    
"Las personas necesitan cada vez más de historias verdaderas pero, dónde están?", expresó el realizador de 83 años de edad, demostrando su pensamiento respecto de su propia película, en la que el espectador queda atrapado por la sutil trama.
    
El tono, como muchas veces en la filmografía de Polanski, se balancea entre la comedia negra y el thriller de acción, en este caso con algunos evocaciones de la famosa "Misery" de Rob Reiner.
    
"D'apres une histoire vraie", con música de Alexander Desplat, cuenta con guión adaptado de Olivier Assayas.
    
"Es nuestra primera colaboración y fue un honor trabajar para Polanski", dijo Assayas inmerso en la extraña función de un realizador afirmado al servicio de otro colega.
    
"No quería inventar nada, no quería traicionar la novela y Olivier logró condensar las 500 páginas en un guión en el que no se perdió nada. De chico odiaba las películas sacadas de novelas que amaba, desaparecían personajes, se ponían otros nuevos, por eso en una película mía quería respetarla plenamente", agregó Polanski. Más allá de la historia contada en el libro de Vigan, Polanski admitió que se sintió atraido por otro aspecto: "Este libro me daba la gran oportunidad de explorar un conflicto femenino, por primera vez me medí con el enfrentamiento ambiguo entre dos mujeres", dijo.
    
De las dos protagonistas, una es su mujer Emmanuelle, "es mi musa, una actriz formidable, en el set tenemos una relación absolutamente profesional, es muy fácil trabajar con ella", contó.
    
"El problema viene después, tras una jornada de trabajo duro cuando regreso a casa me quiero desconectar de la filmación, distraerme, pero ella en cambio se trae el papel a casa, me sigue hablando de eso, ya saben cómo son las mujeres", dijo con picardía. También habló de su otra protagonista, Green, "la vieron en Sin City? Femenina y seductora. Estoy feliz de que haya aceptado trabajar conmigo", agregó sobre la actriz lanzada por Bernardo Bertolucci en "The Dreamers" y con una reconocida trayectoria internacional.
    
Eva y Emmanuelle, que se besaron en la boca en el sesión de fotos antes de la conferencia de prensa del estreno, rodaron con una gran sintonía: "Nos entendimos sin competir una con la otra", contó Green.
    
Respecto de la comidilla de Cannes 2017, el caso Netflix, no se sustrajo ni siquiera Polanski.
    
"Me acuerdo cuando surgió la moda del walkman y se decía, 'será el final de los conciertos, todos escucharán música con auriculares'. Lo mismo vale para las películas en televisión o en celulares, pues la sala cinematográfica es una experiencia colectiva completamente distinta, emparentada con el teatro griego o el Coliseo de los romanos", opinó. "Se trata de rituales espectaculares, sociales: se imaginan ver solos una película como 'Borat'?", agregó.
    
Polanski prefiere mantenerse alejado de la modernidad de las redes sociales: "No tengo Facebook ni lo usaré jamás", aunque admite tener diversiones tecnológicas de niño y cierta debilidad por algunos dispositivos como la cámara GoPro, por ejemplo.

Visto 549 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar