miércoles, 14 noviembre 2018, 20:39
Miércoles, 03 Mayo 2017 04:34

DE CUBA, SU GENTE: Vida que te cansa, miedo que te vence

Escrito por  Diana Castaños/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(12 votos)

Ahora Tania está gordísima y tiene dos niñas, también muy pasadas de peso, llenas de motonetas barrocas y algunos otros toquecillos de dudoso buen gusto, pero no siempre fue así.

Hubo una época en que su abdomen era liso y saltaba con agilidad la acera que separaba la Lenin de las matas de mango que cruzaban la calle. Y se subía a los arboles del Bosque de la Amistad –los egresados del IPVCE Lenin sentirán nostalgia en estas líneas- para desde allí explorarle la vida amorosa a cuanta parejita intimaba en la privacidad que daba la abundante vegetación.


Por circunstancias del azar Tania y yo vivimos juntas las primeras dos semanas después de graduadas de La Lenin.


Éramos raras. Nos la pasábamos haciéndonos preguntas cuyas respuestas nunca supimos: cómo pudo Rimbaud hacer la poesía que hizo y después dedicarse a la trata de esclavos y al comercio de armas. Cuál era, finalmente, el sexo de los ángeles. Si habría o no por fin vida después de la muerte.


Y veíamos documentales todo el tiempo. Sobre la repercusión del budismo en las artes marciales japonesas. Sobre la tecnología de punta que hay en Alemania para envasar los huevos.


Cuando me encontré con Tania esta mañana le pregunté si se acordaba de esas dos semanas. Ella lo recordaba todo. Incluso cómo la tecnología de punta en Alemania incluía darle a cada huevo que salía al mercado 16 golpecillos en 8 puntos diferentes del huevo; por el sonido la máquina distinguía si el huevo estaba en perfectas condiciones. De esa manera no se le vendía un solo huevo culeco a la población alemana.


-¿Ya no ponen esos documentales por televisión? –me pregunta Tania.


-A veces, de madrugada.


-Ah, a esa hora ya estoy muerta en la cama –me confiesa.


Agarra a sus cachorritas bordadas y las mira fijamente, ensimismada. Me da un beso nostálgico y justo antes de irse, se voltea y me clava en el pecho este texto:


-¿Sabes? A veces me parece que todavía existo detrás de esto –se recoge con ambas manos la grasa de su abdomen- y de esto –señala a sus hijas- Dime, Diana, ¿tú crees que todavía esté yo en algún sitio?


Por alguna razón no logro responderle. Solo abrazarla.

Visto 2306 veces Modificado por última vez en Viernes, 05 Mayo 2017 04:32

Dice María de las Mercedes -con ese nombre apoteósico, infectante- que los hombres de La Habana son machistas a más no poder.

A Magdeleisis parece olvidársele que soy una periodista que le hace una entrevista para esta columna. Me habla con una intimidad excesiva.

Comentarios  

 
#31 Ima 07-12-2017 14:26
Hola a todos, yo too estudié en la Lenin y verdaderamente las líneas de este artículo me traen recuerdos y muy buenos pero igualmente me entristese la idea de que algunas mujeres piensen que ser madres es directamente proporcional a la destrucción de su cuerpo pero en mi experiencia tengo una niña de 13 años y si existe alguna grietica valió la pena, es la mejor experiencia de mi vida y la felicidad completa de sentirse madre, ella es mi razón de ser.
Gracias por tus artículos los adoro.
 
 
#30 Marta 10-05-2017 12:48
SER MAMÁ
Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en Madre.
La naturaleza la ha dotado a mansalva del 'instinto maternal' con la finalidad de preservar la especie.
Si no fuera por eso, lo que ella harìa al ver a esa criatura minuscula y llorona sería arrojarla.
Pero gracias al 'instinto maternal' la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21 años.
Ser Madre es considerar que es mucho mas noble sonar narices y lavar pañales, que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada.
Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, y que tomen leche.
Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias, sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada...
Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega, hacerse la dormida para no fastidiar.
Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.
Es llorar cuando ve a los hijos contentos y apretar los
dientes y sonreír cuando los ve sufriendo. Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.
Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan. Es decir, que "son cosas de la edad" cuando la mandan a volar.
Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida.
El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho.
Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblement e huérfano.
Por suerte hay una sola... Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces..
Isabel Allende
 
 
#29 manolito1386 10-05-2017 08:54
Quien mira a su pasado nunca hace su futuro y ah lo hecho pecho uno no anda por allí arrepintiéndose y menos de tener bebes hace falta un poco de dignidad y auto respeto , la vida transita por diferentes etapas ay que vivir cada una de ella , lo que sucede es que a menudo quemamos esas etapas y el resultado final es el arrepentimiento tu vida se vuelve un espiral y deja de tener sentido la rutina te agobia, pero un hijo es razón para avanzar solo debes adaptarte al cambio encontrar el espacio darle sentido a lo que te rodea unas libras de más con ejercicio , paciencia , dedicación, cualquiera las bajas querer es poder , no existe razón para claudicar y abandonar más si para avanzar y hacer futuro……
 
 
#28 rafael echevarria 05-05-2017 13:24
inye como lo he leído por eso te lo digo mira haydee entendió bien, leelo nuevamente pero recuerda lo que dije: todo tiene su belleza pero pocos pueden verla.
 
 
#27 Lissette DVLH 05-05-2017 10:27
La interpretación es libre por eso casa cual lo hace a su manera.
Coincido con mi colega Rafa, no veo arrepentimiento por la maternidad ni entre las líneas ni fuera de ellas, más bien veo una nostalgia por el abdomen antes plano y ahora abultado y con grasa que para tenerlo en ese estado, no es imprescindible parir como tampoco lo es para tener grietas.
 
 
#26 Vivien 05-05-2017 09:32
Por mi parte, gracias Pepe!
 
 
#25 Lissette DVLH 05-05-2017 07:45
Ella sólo es uno de tantos casos pero no ha todas las mujeres nos sucede lo mismo, ahora, no es menos cierto que la maternidad te cambia de manera definitiva y la figura, es lo de menos.
Cuando decides o cuando te toca ser madre, debes saber que ya tu figura no volverá a ser la misma porque por mucho ejercicio que hagas, tu cuerpo cambió de igual manera que tu mente, que tu manera de actuar, que tu forma de vivir.
Por regla general a hombres y mujeres nos gusta vernos bien con o sin libras de más, no quiere decir que solamente los delgados se ven bien porque los hay que se ven muy mal, sin embargo, verse bien no se trata únicamente de figura, verse bien también es un estado mental.
Me siento bien y me veo mejor.
No hay nada más lindo que una embarazada bien arreglada, limpia, peinada con gracia, maquillada con sencillez. La madre de paseo con sus hijos y si papá va a su lado, está completa la foto familiar.
Hacer ejercicios ayuda a conservar o mejorar tu figura pero también es importante que los hagas por salud aunque verse bien, nunca está de más.
El tiempo no distingue género, a todos nos pasa factura, no solamente las mujeres dejamos de ser apetecibles.
El hombre que conociste con su cabello, una dentadura brillante y completa y un abdomen de concurso, hoy después de 10 más o menos años, ronca a tu lado como un motor con catarro mientras rítmicamente sube y baja su abultadísimo abdomen y el Sol que entra por la ventana hace brillar su reluciente y pronunciada calvicie.
 
 
#24 Inye 05-05-2017 07:44
Para refael echevarría:
"....¿Sabes? A veces me parece que todavía existo detrás de esto –se recoge con ambas manos la grasa de su abdomen- y de esto –señala a sus hijas- Dime, Diana, ¿tú crees que todavía esté yo en algún sitio?."
Aprende a leer entre líneas.
 
 
#23 haydee 05-05-2017 07:43
Oye pero que mal han interpretado el escrito de esta reportera, yo entendí perfectamente lo que ella quiso expresar en este escrito, sucede que cuando somos jovenes adolescentes tenemos claro mas ajilidad mejor figura en algunos casos porque existen adolescentes obesos y obesas y ya nos vamos poniendo viejos y a la vez que parimos mas aun y ya la amiga de diana no se siente como la adolescente de antes, claro ya no lo es ya no es una estudiante ahora es madre de dos hijas que las tres llevan una vida sedentaria ya que ella de ha descuidado tanto su figura que ahora parece un tanque, por supuesto si ella era antes delgada como no le va a dar nostalgia de su antiguo cuerpo al mirarce al espejo? a los hombre con barriga debe darle tambien nostalgia de cuando no tenian ni gota de grasa en la pansa o cuando tenian 24 años su organo sexual funcionaba mejor que ahora que tiene 40 o 50 años, a todos nos da nostalgia de la juventud.
 
 
#22 pepe 04-05-2017 17:22
En verdad en ocasiones yo llego a la conclusión de que hay cubanas y cubanos que se auto medican, leí un comentario que decía que la muchacha del articulo estaba arrepentida de tener a sus hijas por las libras de su cuerpo, Dios mío baja a la tierra!!!!!, el hecho de que sienta nostalgia del pasado, de cómo vivía sus momentos años atrás no tiene nada que ver con los hijos, simplemente entiendo que como madre añora ese tiempo, que a juzgar por lo que leí sería estupendo rememorar o revivir momentos como esos del pasado ya siendo madre. Sencillo, que con la maternidad cae encima de ti mujer cubana y mujer del mundo muchas cosas y mucha presión para que todo fluya en la vida de esa madre y mujer trabajadora. Aquella que en un pasado fue delgada y hoy el duro golpe de la vida y el tiempo la ha transformado creo le cuesta admitir muchas cosas y aceptar el cambio como mujer, lee bien tu que te auto médica, COMO MUJER!!!, ninguna de ellas como madre se arrepiente o se siente mal por su metamorfosis, a lo concreto, se ve en nuestras vidas difícil tratar de llevar el pasado maravilloso vivido, con la realidad de que nos toca vivir como padres, si porque a nosotros los hombres también la vida nos la juega bien dura en ese sentido, y no acepto ninguna muela absurda de esas de que cuando se quiere se puede, DEOOOO!!!, esa frase me la transforman ok, CUANDO SE TIENE SE PUEDE!!!!!!!, ya eso de querer se extinguió en el 90, y no caeré en detalles que todo cubano sabemos, Saludos a todas la madres cubanos que merecen un premio Guinness World Records
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar