jueves, 20 septiembre 2018, 19:53
Miércoles, 26 Abril 2017 06:14

¿Qué dejaron los pinchos de nuestros relevos en Bahamas?

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

El Mundial de relevo aún tiene humeantes los cronos y pinchos, pese a solo quebrar Jamaica el récord del 4x200 femenino, lamentado la descalificación de sus homólogos del 4x100 masculino, y esa misma posta femenina haber sido desbancada por su similar de Alemania.


Esas pinceladas adquirieron notoriedad, como también lo hizo el quinto escaño, al igual que en la versión pionera del 2014, de la cuarteta 4x400 varonil, el triunfo de Canadá en el 4x200 de hombres, y Botswana y Kenia sacando nuevamente la cara por las naciones de África, pese a no convocarse los segmentos de 4x1500 y el distance medley relay. En lugar de este último, se largó en el 4x400 mixto, que vio coronarse a Bahamas.

De a lleno en la materia y a tono con la dinámica que rige el primer año del ciclo olímpico, los cronos en el estadio Thomas Robinson de Nassau, no fueron tan descollantes, en tanto quedó más repartido el botín de cetros, pues a los habituales ganadores estadounidenses, dueños de cinco cetros esta vez y poseedores de envidiable saldo de (17-5-2) en tres ediciones se sumaron Jamaica, Canadá, Alemania y Bahamas, estas tres últimas naciones, inaugurando el casillero dorado.

RADIOGRAFÍA A NUESTRAS POSTAS

Desde antes de tomar la largada, habíamos situado al 4x400 con mayores opciones de coquetear con puestos finalistas de privilegio. De hecho, si comparamos los tiempos de los ocupantes del podio: Estados Unidos (3:02.13 minutos), Botswana (3:02.28), y Jamaica (3:02.86), nos damos cuenta que fue la final más accesible en la que han incursionado nuestros cuatro hombres en los últimos tiempos.

Sus 3:03.84 si bien se antojaron el mejor parcial de la incipiente temporada, distan aún  de los 2:59.53 que los vio emerger sextos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, registro al que deben aproximarse en extremo si de repetir esa ubicación en el Mundial de Londres se trata.

Pudo haber incidido en ese sentido el hecho de que el iniciador Williams Collazo, el hombre más experimentado de la posta, sin ser fiel a la predicción de su mentora Eloína Kerr, en ambas ocasiones marcó por encima de los 46 segundos: 46.12 y 46.51, que lo vieron entregarle el batón a Adrián Chacón en la tercera posición de las preliminares y en el séptimo de la definición. En esta última Chacón registró 46.18. Entonces Osmaidel Peillicier con un parcial de 45.70, tercero mejor entre los ocho finalistas; y luego Yoandys Lescay (45.45) con la mejor última vuelta, se encargaron de escalar dos posiciones hasta el quinto escaño.

Nuestra cuarteta, si bien no descuella por tener esos hombres súper rápidos individualmente, siempre ha ponderado la técnica de cambio del batón como uno de sus pilares. Ahí justamente pueden ganar algo de tiempo, que en esta distancia, no es enormemente perceptible.

De cara a la cita del orbe deben continuar intentando mejorar sus registros individuales, especialmente collazo y Chacón, pues casi tres años de batallas juntos los han hecho aprender y ganar con cada nueva carrera en acople y química.
Del 4x100 no podíamos esperar más que el decimocuarto lugar que a la postre ocuparon. Justamente en la carrera de clasificación cronometraron 39.67 segundos válidos como tope de la campaña 2017 hasta el momento. Ese parcial les mereció únicamente la quinta posición de su segmento, en el cual igualmente se vieron aventajados por República Dominicana (39.56).

Con Harlyn Pérez y Yordan O´Farrill defendiendo en rol de debutantes los dos primeros tramos, ese relevo perdió poder de fuego, y solo Yoan Medina y Reynier Mena lograron descontar un puesto, con Mena (10.25) como segundo mejor exponente entre los ocho que cerraban.

Cabe recordar que Roberto Skyers, corredor de 200 metros, encargado de la llamada recta larga y el velocista antillano más rápido en la actualidad, no hizo el grado por no haber incursionado en todas las confrontaciones domésticas y haber cedido ante sus coequiperos en más de una ocasión. Otro tanto le ocurrió a Yaniel Carrero, por lo que dos de los titulares de esa posta, no tomaron la largada. Bajo esas condiciones se antojaba casi una hazaña, el poder acceder a la final.  

Si bien Yordan tiene entre sus virtudes la velocidad, no es un sprinter nato, toda vez que se ha dedicado a los 110 c/v. Sobre Harlyn y Yoan Medina, recayó además, la presión del debutante en eventos internacionales de primera línea, amén de que Harlyn tiene todas las condiciones para convertirse en un excelente sprinter.

En el caso de este relevo, con la incorporación de los efectivos antes mencionados puede evolucionar mucho de cara al certamen del orbe, para el que necesitarán rebajar de los 38.44 segundos que ostentan, si de aspiraciones finalistas hablamos.

Como suele decirse en el argot popular, por ahí anduvieron los truenos de nuestros efectivos. De las postas foráneas, destacables las coronas del 4x200 canadiense (1:19.42) con Andre DeGrasse como motor; el 42.84 segundos del 4x100 femenino alemán; la plusmarca de las jamaicanas en el 4x200 para damas (1:29.04) de las piernas de jura Levy, Shericka Jackson, Sashalee Forbes y Elaine Thompson; y cerramos con el 4x400 mixto de Bahamas. Que hizo justicia a las postas de uno y otro sexo de su país en la misma distancia. Claves en sus 3:14.42 dorados Steven Gardener y Shaunae Miller. Por ahora se nos acabó la vuelta al óvalo amigos. Cuando menos lo imagine estaremos en el umbral de la Liga del Diamante y su parada inicial de Doha. Allí tendremos nuevas citas y análisis.

Visto 570 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar