miércoles, 19 septiembre 2018, 16:32
Lunes, 10 Abril 2017 11:23

Autor John Grisham critica próximas ejecuciones en Arkansas, EE.UU.

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(1 Voto)

Arkansas se está preparando para violar arbitrariamente sus propias políticas y leyes con respecto a la clemencia para acomodar este horario de ejecución frenético.

El escritor estadounidense John Grisham, conocido por sus novelas ambientadas en el sistema judicial norteamericano, criticó hoy los planes que tiene el estado de Arkansas de ejecutar ocho personas en 10 días.

En mi estado natal de Arkansas está en marcha un espectacular accidente de tren legal a partir de la próxima semana, escribió en un artículo publicado en la versión digital del diario USA Today.

Recordó que el gobernador Asa Hutchinson firmó órdenes de muerte para ejecutar a ocho hombres del 17 al 27 de abril, 'algo que ni siquiera Texas, con su línea de ensamblaje alabada, ha intentado nunca.'

El autor de libros como El informe pelícano y El cliente lamentó el razonamiento del gobernante local, quien entre los argumentos para cumplir esas condenas mencionó que el midazolam, uno de los tres medicamentos utilizados en el cóctel de la ejecución, tiene una vida útil a punto de expirar.

Los jueces de la Corte Suprema del país realizaron una votación en junio de 2015 sobre el uso del fármaco y aprobaron 5-4 que continuara su empleo, pero la droga resulta difícil de encontrar porque la empresa que produce quiere alejarse de la mala publicidad.

El midazolam ha causado problemas y los expertos están en desacuerdo en cuanto a si realmente puede evitar que los reclusos experimenten un dolor insoportable en el momento de aplicar la sentencia.

Grisham indicó que Arkansas no ejecutó a nadie en casi 12 años y nunca lo ha hecho con ese fármaco, que bajo el esquema actual es inyectado primero con el objetivo de que el interno se vuelva inconsciente.

Luego se suministran el bromuro de vecuronio y el cloruro de potasio para paralizar primero al condenado y luego detener su corazón, agregó el escritor, quien manifestó que en el papel ese proceso parece rápido, indoloro y conforme a la prohibición de castigos crueles e inusuales.

Sin embargo, dada la miserable historia del midazolam, junto con la falta de experiencia del estado con la droga, además de la enorme presión que se ejerce sobre el equipo de ejecución, un desastre podría estar en marcha, advirtió.

El antiguo abogado consideró que solo por esa razón Hutchinson debería abandonar el programa de ejecuciones, pero mencionó motivos adicionales como el hecho de que los litigios por pena de muerte se encuentran entre los campos más complejos y de múltiples capas en todo el derecho.

Los ocho presos de Arkansas, apuntó, tienen defensores designados por el tribunal, algunos de ellos comparten el mismo, por lo que es literalmente imposible para los abogados ofrecer una representación integral en el momento en que sus clientes los necesitan más.

Arkansas se está preparando para violar arbitrariamente sus propias políticas y leyes con respecto a la clemencia para acomodar este horario de ejecución frenético, denunció.

Visto 342 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar