martes, 20 noviembre 2018, 12:19
Viernes, 31 Marzo 2017 05:00

Armando Miguel, un acompañante contra los prejuicios

Escrito por  Sundred Suzarte Medina/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(9 votos)
Armando Miguel, un acompañante contra los prejuicios Fotos: Cortesía de Lía Rodríguez y Antonio López

Para el actor cubano Armando Miguel Gómez, la elección minuciosa de un personaje a la hora de hacer una película nunca ha sido su estilo de trabajo. Lo entrevistamos...

Para el actor cubano Armando Miguel Gómez, la elección minuciosa de un personaje a la hora de hacer una película nunca ha sido su estilo de trabajo. Más bien se inclina por un guion bien elaborado y una trama interesante.

Después de dos años de una conversación preliminar con el director de cine Pável Giroud, el actor cubano Armando Miguel aceptó un personaje que, según confesión propia, le ha costado el mayor sacrificio a la hora de desdoblarse como actor.


El personaje de Daniel Guerrero, en el filme El acompañante, es la síntesis de una historia cubana desde la ficción. La película está ambientada hace tres décadas atrás y presenta una carga emotiva muy fuerte que pone de relieve algunas verdades de la época, entrelazadas con elementos intencionalmente colocados en la historia para hacerla más atractiva o sorprendente.


La atención a pacientes con VIH en la Cuba de los años ochenta del siglo pasado, los prejuicios en torno a la enfermedad, la amistad llevada a un lugar cimero, el amor en tiempos del SIDA, o las relaciones humanas en su totalidad marcaron el pulso de la trama y la colocaron frente a públicos muy selectos a nivel nacional e internacional.


Cuando Armando Miguel leyó el guión por primera vez quedó fascinado, pues se trataba de una historia de obligada narración en el cine.

 

alt


“Sabía que interpretar un personaje seropositivo de aquella época era un verdadero reto y sería un trabajo muy duro desde cualquier punto de vista. Yo pesaba 85 kilogramos, ese es mi peso habitual. Tuve que empezar una dieta súper rigurosa que duró tres meses y fue verdaderamente una locura. Terminé la película con 69 kilogramos. ¡Bajé casi 35 libras!”, señaló a esta publicación.


A pesar de ello, manifestó que lo más complicado fue adentrarse en la psicología del personaje, porque “cuando lo empiezas a estudiar te das cuenta de que tienes que incorporar muchas cosas.


“Este personaje tiene unas características muy difíciles porque le tocó vivir situaciones complicadas. Pero la vida es así: te pone piedras en el camino y te puede ir bien o mal. Eso nos pasa a todos”, resaltó.


Sobre el guión, el actor destacó que no le cambiaría nada en esencia, y consideró que el mensaje esencial es “rescatar un poco los valores que lamentablemente se están perdiendo.


“El filme aborda el tema de la amistad, el respeto, la confianza en el ser humano. Es posible darnos cuenta a través de El acompañante de que por un millón de razones se han perdido conceptos y sentimientos en el mundo entero, no solamente en Cuba. La gente se ha vuelto muy materialista, y hacer un amigo de verdad es complicado”, destacó.


Por otra parte, reconoció que la película tiene otro mensaje implícito: la necesidad de protegerse y evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

 

alt


“No obstante, es muy difícil que alguien muera actualmente por ser portador del VIH. Ahora existen modernos antirretrovirales que ayudan a los seropositivos a llevar una vida normal. Para que alguien muera de SIDA tiene que hacer muchas locuras. Y debo aclarar que no es lo mismo poseer el virus que tener el SIDA.


“También está presente un mensaje moral, de aceptación. Todavía existen estigmas y prejuicios contra las personas con VIH. Eso no debería suceder porque se trata de una enfermedad como cualquier otra”, señaló.


Algunos sectores del público opinan que la forma en que se presenta el trato a los enfermos en el Sanatorio de Los Cocos resulta un poco lejana a la realidad. Sobre ello Armando Miguel afirmó que antes de hacerse la película se hizo una investigación que demostró que en aquellos años los portadores de VIH eran tratados de forma bastante cercana a como lo muestra el filme.  


“Una muchacha me confesó que su papá pasó por eso. Esos testimonios te laceran: personas que en dos minutos se te abren y te muestran unos sentimientos fantásticos.


“La película no está basada en hechos reales, pero tiene su ficción para hacerla más conmovedora. Si fuera un filme inspirado en sucesos reales sería una historia completamente diferente, más cruel o no, teniendo en cuenta la vivencia del personaje.

 

alt


“Una persona que tenga VIH y vea la película, suponiendo que no haya vivido aquella época, se enfrenta a algo muy doloroso. Se recuerdan cosas tristes del pasado. Pienso que esas historias se seguirán llevando al cine o a la televisión”, destacó el actor.


Resulta interesante para una parte del público el hecho de que el personaje no esté directamente relacionado con el mundo de la homosexualidad. Para una gran mayoría de personas es muy difícil separar el VIH/SIDA del ambiente gay o la promiscuidad sexual.


En este sentido, el actor precisó que hay quienes piensan que los primeros enfermos de VIH en Cuba fueron homosexuales, cuando la realidad es bien diferente.


“Los primeros casos fueron militares, que en muchos casos regresaban a Cuba de otros continentes y se reunían con sus familias, sus esposas. Cuando yo estaba grabando la película muchas amistades me preguntaron si yo interpretaba a un gay, y yo les dije que no. Mi personaje no es homosexual. Esa fue la visión del director para narrar la historia. A lo mejor otro director lo hubiera hecho de manera diferente y la trama sería genial también.


“Y es que las personas asocian erróneamente el VIH con la homosexualidad. Hay millones de personas en el mundo infectadas que no son gays ni lesbianas”, señaló.


Sobre la posibilidad de Armando Miguel de sostener una relación amorosa con una persona seropositiva, el actor confesó que sería probable, aunque habría que esperar un momento como ese para ver verdaderamente qué pasa.


“Todo depende de cómo se dé todo, porque cuando uno se enamora suceden muchas cosas sorprendentes. La verdad está a la vista: en el corazón nadie manda”, concluyó el artista.

Visto 6003 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Abril 2017 11:17

Comentarios  

 
#9 Violeta 05-04-2017 15:29
No me gustó la película, no termine de verla, esta muy cansona
 
 
#8 haydee 05-04-2017 14:05
Muy bien logrado el filme, me encantó pero lo que mas me sorprendió fue lo bien que se trabajó a la hora de buscar todos los objetos y ropa de aquellos tiempos, el refrigerador y los muebles de la casa del boxeador, hasta las paredes del sanatorio que no se si hoy por hoy esté asi realmente pero si no lo está por favor que bien, me transportó en el tiempo a aquella epoca en la que yo no habia nacido. Y las actuaciones muy buenas.
 
 
#7 cubanoarrebatao 03-04-2017 07:53
Tu junto a Alejandro Cuervo son de los mios, los actores jóvenes q cdo salen a escena ya sea en cine o en tv hacen q el producto valga la pena... y destacar al grande Yotuel q desde chama canté sus canciones..No tiene ningún sentido, q la unión de unos amigos se perdiera de esa forma, por dinero y nada más.. yo solo se la verdad, me callaré mi destino...
 
 
#6 Roberto 01-04-2017 11:24
Exlente propuesta cinematografica , espero que algun dia se pueda hacer un filme sobre las UMAP, seria una propuesta bastante interesante, desnudando sucesos que solo el cine puede hacer.
 
 
#5 carlosvaradero 31-03-2017 13:24
Hay algo muy cierto en el articulo... todos o casi todos ubican al SIDA entre los homosexuales, cuando los primeros casos en cuba se diò entre combatientes internacionalistas.
Es cierto que la poblaciòn gay tiene el numero mayor de casos... pero la enfermedad no es sòlo de gays... hay heteros tambien enfermos.
En cuanto a la pelicula... realmente a mi no me gustò nada!
saludos
 
 
#4 zory 31-03-2017 13:01
Le estamos perdiendo el miedo al VIH, ya hay retrovirales, ya hay tratamientos, ya los enfermos puede hacer una vida normal ...etc. Si continuamos con esa filosofía nuestra gente más joven no va a cuidarse a través del condón porque para qué si la muerte por SIDA está alejándose.
 
 
#3 Aram J Mestre León 31-03-2017 12:07
Me gustó la película.
 
 
#2 ANABEL 31-03-2017 10:58
Todavia hoy en dia hay mucha ignorancia sobre esta enfermedad y un desconocimiento tremendo. Hoy en dia el VIH SIDA es una enfermedad cronica como lo es una diabetis o una hipertension arterial. Con los medicamento (Antirretrovira les) se controla totalmente he incluso no se transmite cuando las personas (Los seropositivos) que tienen carga viral indetectable. Claro siempre hay que protegerce pues existen otras enfermedades de las cuales hay que cuidarce. Invito a las personas que se actualicen con bibliografia actualizada de este tema para que ganen en conocimiento.
 
 
#1 mariu 31-03-2017 09:01
algo que he leído en varios comentarios sobre la película es la manera en que se trataron los primeros enfermos de sida en el sanatorio, pero me parece que antes de criticas debemos pensar que era una enfermedad TOTALMENTE desconocida, para la cual no había NINGUN tratamiento y el mundo entero se le dio el tratamiento de epidemia. Es posible que al pasar de los años pensemos que algunas cosas eran exageradas, pero el impacto que tuvo la enfermedad en el mundo fue muy fuerte. asi que creo que hay que reconocer el papel que jugo el sanatorio en aquel momento.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar