viernes, 22 junio 2018, 20:50
Miércoles, 29 Marzo 2017 07:19

Alarma por ocaso de las estrellas de rock en EE.UU.

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(2 votos)
Un festival de rock en Europa Un festival de rock en Europa Foto: ANSA

Primero David Bowie, luego Prince, Leonard Cohen, George Michael y finalmente Chuck Berry: son solo algunas de las estrellas de rock que murieron en el último año.

 

Pero si 2016 fue un "año negro" por la muerte de celebridades, el futuro no parece muy rosa. Lo advierte el Wall Street Journal, que habla en un artículo sobre el ocaso de los "dioses del rock", ya que sus "padres (y madres) fundadores" alcanzaron el umbral de los 70 años.

En otras palabras, el fin de la era de rock and roll está solo en sus comienzos.

Las consecuencias no serán solo a nivel de influencia en la sociedad, sino también -y sobre todo- a nivel económico. No es casualidad que la industria discográfica esté en alerta e intente lanzar nuevos ídolos para atraer a las nuevas generaciones.

Según el Wall Street Journal, en la clasificación de los 25 artistas que generan ingresos récord en Estados Unidos, 19 tienen más de 50 años y en términos de conciertos generaron una facturación de 4.500 millones de dólares el año pasado.

Entre ellos están Bruce Springsteen (67 años); los Guns N' Roses, con un promedio de 53 años; Paul McCartney, de 74 años; y los Rolling Stones, con 73 años en promedio.

En la franja de los 60-70 años el tope de los ingresos pertenece precisamente a los Rolling Stones, que en 14 fechas el año pasado generaron 91 millones de dólares.

Por el contrario, en la franja de los 20 a los 30 años Justin Bieber -si se mide en comparación con Bruce Springsteen, aunque se presentó en muchos más conciertos- consiguió ingresos un 40 por ciento inferiores al "Boss".

El año pasado, en 76 conciertos Bieber vendió entradas por 268 millones de dólares. Por lo tanto, cuando la pregunta es si los jóvenes rockeros pueden colmar el vacío que dejarán los mitos del pasado, la respuesta no es positiva.

Algunos de los motivos hay que buscarlos en la múltiple oferta de entretenimiento, y en una era donde se tiende a privilegiar los gustos más personalizados.

Pero cuentan también un menor apoyo de parte de las casas discográficas, y el papel perdido de la radio a la hora de volver popular un género o un artista.

Visto 230 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar