domingo, 18 noviembre 2018, 18:35
Miércoles, 22 Marzo 2017 04:57

DE CUBA, SU GENTE: Sibby

Escrito por  Diana Castaños/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(17 votos)

Estaba yo de lo más tranquila, viendo el performance de pañuelos rojos entre dos lagartijas gordísimas, en un restaurante al aire libre en La Habana Vieja, cuando se me acercó.


Me dice, ya parada frente a mí, su barbilla a apenas el nivel de mis rodillas, que se llama Sibby y que tiene un sapo en la boca.


Es muy pequeña. Y preciosa. La madre, que viene detrás de ella, me pide disculpas. La madre está embarazada —esta vez de un varón, comenta— y parece muy cansada.


Sibby insiste:


—¡Tengo un sapo en mi boca!


Le digo, a ver, déjame verlo. Le sostengo la mandíbula:


—Di «Ah».


Por toda respuesta, Sibby me muerde el dedo. La madre pone el grito en el cielo.


—¡Sibby, pero serás salvaje! ¡Suelta el dedo de la muchacha!


Pero yo conservo la calma. Mis regaños son más sutiles, más a lo budismo zen.


Para empezar, miro a Sibby con una dulzura que para nada delata que me siento a punto de perder el dedo:


—Ahora tienes un sapo y un dedo dentro de tu boca —le digo.


La niña sonríe y yo aprovecho para rescatar mi mano.


Presta, me lanzo sobre una de las lagartijas que tengo cerca y la agarro. Le sostengo la cabeza y se la muestro a Sibby: con los niños tengo mucha paciencia.


—Mira, Sibby, si le tocas la cabeza, abre la boca y te muerde. Y entonces será la lagartija la que tendrá un dedo tuyo dentro.


Para probárselo, hago que la lagartija me muerda el dedo. Ella, mono-ve, mono-hace, repite mis movimientos y levanta la mano que la lagartija le tiene atrapada entre dientes.


—Ahora tienes un sapo en la boca y una lagartija en tu dedo —me sonrío.


—No —me corrige Sibby—, el sapo ya me lo tragué.


Era demasiado encanto. Invité a la niña y a la madre a que se sentaran en mi mesa. Almorzamos juntas esa tarde.

Sibby pidió una hamburguesa. Según me dijo, era lo que el sapo dentro de su barriga tenía ganas de almorzar.

Visto 1784 veces Modificado por última vez en Miércoles, 22 Marzo 2017 19:08

Se llama Zulema y es enfermera. Tiene 32 años, dos hijos, un marido y un amante.

Se llama Zaharis, tiene siete años y en esta Feria del Libro hizo realidad el sueño de mi vida. Es una criatura liviana, pequeñísima. Al soplar del viento parece irreal.

Una mujer sola en una habitación desnuda. Escucha música como rito de iniciación sexual.

Se llama Luis y es nieto de un expresidente mexicano. Estudió conmigo Periodismo y es amante del arte.

En la fiesta que di anoche, mi profesor de francés y mi vecina de 17 años terminaron con las lenguas enredadas en la intimidad de mi cuarto.

Di una fiesta en mi apartamento. No porque fuera inicio de año. (No me gusta demasiado esa idea: si algunos días son declarados de fiesta es porque los demás no merecen esa categoría).

-En cada persona duerme una sensación de la vida conforme al amor. Si una persona niega el amor no hace más que, abiertamente, manifestar un fracaso, una carencia.

Escuchamos música pop porque nos sentimos desgraciados o nos sentimos desgraciados porque escuchamos música pop. El caso es que somos desgraciados.

Comentarios  

 
#9 marielvys 13-04-2017 11:00
me encantó, y me rei mucho. Asi son los niños de encantadores y su imaginacion es infinita. El escrito me hizo recordar las historias de un libro que leí hace poco y que aun conservo porque me gusta, para los que les guste reir de las travesuras que hacen los niños, busquenlo, se llama "El libro de Teresa" Saludos Diana.
 
 
#8 REDISAN 23-03-2017 12:19
Maravilloso, Hermoso artículo... cuanta ternura.... felicidades Diana, ma has dejado sin palabras.
 
 
#7 maylin 23-03-2017 07:55
Los niños son angeles, la madre de Sibby fue dotada de un regalo maravilloso y el que viene en camino tambien, le voy a dar el nombre de mi terapeuta, yo tengo unos gmelos Sibby q son un encanto, en medio de un restaurante lleno de gente le pidieron a una señora de otra mesa su copa porq su mama no queria darles una y ante la negativa 20 min despues el capitan les busco dos copas pequeñas porque ellos eran grandes hombres tambien.....
 
 
#6 Nesbys 23-03-2017 06:59
Hola. Como siempre, muy ocurrente. Yo tambiñen esta ba esperando la historia de sta semana.
Que tengas buen día.
 
 
#5 Vivien 22-03-2017 09:24
Jajaja, que lindos son los niños...
Saludos,
v
 
 
#4 BSF 22-03-2017 09:16
Nice...!!!
 
 
#3 joelluis 22-03-2017 08:57
Qué niña!
 
 
#2 del Centro 22-03-2017 08:27
Sibby es la candela y un encanto a la vez.
 
 
#1 Pucha 22-03-2017 08:18
Hola Diana, muy dulce tu historia, la estaba esperando desde que empezó la semana. Sólo los que tienen esa paciencia y sencillez pueden escribir para los niños. Que tengas una buena semana.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar