martes, 16 octubre 2018, 07:48
Viernes, 17 Marzo 2017 06:00

JOVEN Y ARTISTA: «El coreógrafo abre puertas» (+ Fotos)

Escrito por  Yuris Nórido/CubaSí
Valora este artículo
(9 votos)

Desde hace un tiempo, Raúl Reinoso ha ido haciéndose notar en el panorama de la danza cubana. Lo entrevistamos para esta serie de jóvenes talentos del arte cubano...

En la más reciente temporada de Acosta Danza, Raúl Reinoso estrenó un dúo de particular intensidad: Nosotros. Fue una coreografía “a cuatro manos” entre él y Beatriz García. Los seguidores de la danza en Cuba hace rato que tienen noticias de Reinoso. Primero como bailarín de Danza Contemporánea de Cuba. Después como coreógrafo con el Ballet Nacional de Cuba. Y ahora como bailarín y coreógrafo de la compañía que dirige Carlos Acosta. Lo entrevistamos para esta serie de jóvenes talentos del arte cubano.

¿Por qué “Nosotros”? ¿Quiénes son ustedes?

«Somos mi novia y yo: Beatriz García y yo. Bailarines. Somos dos personas que llevan mucho tiempo conviviendo juntas. La mayoría de las horas del día. Y podemos “funcionar” juntos hasta cierto punto. Porque hay (o quizás debería decir “eran”) completamente disfuncionales. Y por eso “arrastrábamos” objetivos que no habíamos podido cumplir».

¿Y de dónde viene la coreografía?

«Nace precisamente de la necesidad de cumplir esos objetivos. Hace siete años, cuando yo era mucho más joven, me faltaban ciertos recursos para comprender a Beatriz. Siempre quisimos bailar juntos, desde el principio, pero yo no tenía las herramientas como coreógrafo para “asumir” a una bailarina de formación clásica, que se estaba insertando en el mundo de la danza contemporánea. Claro que yo tenía mis expectativas, pero no tenía paciencia... Y siempre terminábamos discutiendo. Por fin hace unos meses pudimos concretarlo... y ahí salió este dúo».

¿De dónde suelen salir tus coreografías?

«Mis coreografías son casi siempre sensoriales. Vienen de todas partes. Una fotografía, un sueño, una sensación puramente muscular... o nerviosa, un escalofrío... Claro, también me inspiran temas literarios. O una partitura musical...»

alt

¿Te gusta bailar lo que coreografías?

«Sí me gusta, lo que pasa es que a veces prefiero mirar el proceso desde afuera».

Pero en este caso bailaste Nosotros... Alternaste con otra pareja. ¿Preferías ver a los otros desde la pata?

«Son momentos muy diferentes. Cuando yo bailo, aunque sepa lo que está pasando, no estoy completamente consciente de lo que ven las otras personas. Me falta esa dimensión del asunto».

¿Qué le aporta el coreógrafo al bailarín? ¿Qué le aporta el bailarín al coreógrafo?

«El coreógrafo le muestra nuevas “puertas” al bailarín. El bailarín se encarga de traspasarlas. O no. El coreógrafo propone: conceptos, historias, personajes...  Claro, el coreógrafo tiene que enfocar las cosas de una manera novedosa, para que el bailarín no pierda interés.

«El bailarín le aporta al coreógrafo la oportunidad de darle cuerpo a una idea».

alt

¿Y en tu caso? Eres bailarín y coreógrafo...

«Cuando me veo en un video, que obviamente es la única oportunidad que tengo de verme bailando, ese bailarín que soy termina por ser un catalizador del nivel del coreógrafo que también soy. Me doy cuenta de las cosas que me faltan por hacer, de lo que debo perfeccionar».

¿Cómo asumes un estilo determinado? ¿Cuándo tienes la primera idea de la coreografía ya tienes claro el estilo que vas a utilizar?

«La verdad es que no. Cuando yo tengo una idea, suelo casi de inmediato pensar en las herramientas y los conceptos que voy a utilizar para concretarla. Y esas herramientas iniciales no comprometen el estilo, al menos en mis procesos. De hecho, puedo estar utilizando “herramientas” absolutamente contemporáneas en el proceso creativo y usar un vocabulario neoclásico al final».

¿Coreografías lo que sueñas? ¿Sueñas lo que coreografías?

«Hasta donde más he llegado es a anotar algunas de las sensaciones, las “experiencias” de algunos sueños... No he concretado esos sueños en una coreografía, pero hay notas que pudieran ser punto de partida. Ahora bien, jamás he soñado nada que haya coreografiado».

¿Cuáles son tus bailarines ideales?

«Un bailarín con un entrenamiento clásico muy fuerte, con figuras también muy “clásicas”... y al mismo tiempo con un amplio espectro técnico e interpretativo».

¿Qué no coreografiarías nunca?

«Esos límites no los he establecido todavía».

alt

Visto 5390 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Marzo 2017 06:59

Comentarios  

 
#2 Omar 23-03-2017 10:27
Bello!!
 
 
#1 Guillermo Lázaro 22-03-2017 10:40
Me alegro de tus éxitos y de que tus sueños se hagan realidad y que llegues a donde quieras llegar bailando. Fue un placer haberte tenido de alumno y ahora tus éxitos me llegan de orgullo. Felicidades.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar