viernes, 20 julio 2018, 04:39
Viernes, 17 Marzo 2017 00:25

MIRAR(NOS): Devoradoras

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)
La diosa Kali, de la India. La diosa Kali, de la India.

Todavía no han pasado quince días desde la celebración del Día Internacional. Mientras escribo, me divierto pensando en los posibles comentarios a continuación.

Hoy voy a hablar de las mujeres... a partir de una solicitud que alguien me hizo. Todavía no han pasado quince días desde la celebración del Día Internacional. Mientras escribo, me divierto pensando en los posibles comentarios a continuación.

 

Muchas de nosotras, confiadas en que la cortesía no ha muerto, exigimos asiento en las guaguas y, en caso de rostros cabizbajos (para negar el puesto), llegamos a nuestros destinos con el calor en el rostro, hartas por ese desaire y haciendo el cuento del supuesto «infractor» con pelos y señales.

 

Si vamos con un niño, hay más probabilidad hasta de «volarnos» turnos en la extensa fila y poder acceder a la compra de papa, aunque apretujen al pequeño; será premiado luego con los suculentos palitos fritos.

 

Pero luego levantamos banderas por la igualdad genérica y pegamos carteles por la NO violencia contra las mujeres y las niñas. Hay muchos tipos de violencia. Ya nadie cree en que un hombre tenga dolor de cabeza y por ello la baje en la guagua. La escasez de boteros nos ha hecho creer que en asuntos de transportes nadie quiere a nadie... se acabó el querer.

 

Amiga que me lee o amigo de la amiga que luego me leerá: no levante sus fusiles contra mí. Espere que llegue a mi punto final para luego dar la orden de ¡Bombardeo!

Después de todo, este 17 quiero aplaudir/criticar (usted decidirá luego) a mis congéneres devoradoras de hombres... aquellas con una capacidad tan grande para engullir, que terminan llevándose los mejores años de sus parejas.

 

Hace poco leí que en la antigua Grecia esa mujer era Erinias, diosa devoradora de la muerte. En la India, Kali, que se come las entrañas de su novio Shiva. A Indonesia corresponde Ragma... y en el reino del inframundo, custodiada por el peligroso lago de la muerte y el perro de tres cabezas Cerbero, tiene su fortaleza Perséfone, consorte de Hades.

 

Las hay peores; claro, cada uno tendrá la propia historia de alguna mujer que torció su destino.

 

Tengo un amigo que se inició en los peligrosos senderos del amor enamorado de una mujer ajena. Ajena sin posibilidades de segundas lecturas. Jamás sería de él, como si de una película se tratara; ni a ella misma se pertenecía. Y no voy a contar su historia, apenas es menester que les comente el final: jamás ha podido encontrar la verdadera pasión. Como una suerte de zombie, inconsciente de su condición, mi amigo deambula buscando no sabe qué, aunque sabe dónde hallarlo.

 

Aquella, la primera, terminó llevándose lo mejor de él. Acaso sin saberlo, dejó así a más de uno, enredado y seducido por su halo de muerte y seducción.

 

Y no escribo para justificar, ni aplaudir, ni criticar. Es un tipo de mujer, como existen otras, como existen cactus y flores, sin que nadie se moleste por los climas donde pululan, sean desiertos o tropicales.

Visto 1832 veces Modificado por última vez en Viernes, 17 Marzo 2017 12:45

Ya sabe usted que no soy muy dada a impresionarme pero supongo que no es precisamente impresión esto último que experimenté.

Cuando comenzamos a vivir los primeros días del mes de marzo, me debato en la encrucijada de escribir sobre dos temas.

Dentro de una semana habrá llegado marzo, en un abrir y cerrar de ojos ya arribaremos al tercer mes de 2017.

Incluso el Principito de Antoine de Saint-Exupéry se dejó seducir por los encantos y secretos de la zorra.

La gente vive obsesionada con ellas. Entre las múltiples manías impregnadas en cada cual esa es una que se repite.

Desde hace algún tiempo había pensado hablar de las parafilias.

No sé cómo pero todavía hay gente que tiene capacidad sobrada para sorprenderme.

Si me lo hubiera dicho otra persona pondría en tela de juicio la veracidad. Tampoco hubiera escrito nada al respecto, por las dudas supongo.

Pienso en el miedo y en las decepciones humanas, mientras procuro inventar para él un sueño feliz.

Una breve encuesta entre algunos de mis allegados masculinos me ha permitido corroborar cuánta importancia reviste para los hombres este asunto de ser el primero.

Comentarios  

 
#15 LICETT 22-03-2017 14:47
rafael echevarria , NO ES MI CASO YO NO SOY NI VIBORA NI PALOMA, SOLO SOY LICETT. y ADMIRO Y APLAUDO MUCHISIMO TU ACTITUD PARA CON TU HIJO. OJALA HUVIERA UNA MANERA DE PASARTE MI CORREO PARA QUE LEYERAS OTRAS HISTORIAS DIRECTAMENTE, NO ERES EL UNICO A QUIEN LA VIDA GOLPEO Y SIGUE LUCHANDO POR SUS HIJOS . TRATANDO DE SER VIBORA PERO AL FINAL SIGO SIENDO SOLO LICETT
 
 
#14 Javier Nd 22-03-2017 13:48
Alfredo estoy plenamente de acuerdo contigo y me solidarizo contigo, ademas hay mujeres de esas, que son viboras con los hijos, para supuestamente hacerle daño al padre es logico eso, no me parece
 
 
#13 rafael echevarria 22-03-2017 13:03
Y yo me hago esta pregunta y a su ves se las hago a todas aquellas féminas que se convirtieron en víboras producto del maltrato según ellas: ¿por qué no respondieron al maltrato con más amor en ves de más venganza? Quién sabe si después de esa desilusión tuvieron una segunda oportunidad y por seguir el círculo del mal entonces fueron ustedes las que pasaron de victimas a verdugos y destruyeron una relación que a lo mejor era lo que estaban buscándo. En mi plano personal, que constes que no soy ni santo, ni homosexual, ni muchos menos extraterretes, y aunque suene raro me gusta la fidelidad, soy un ser humano con sus defectos y sus virtudes y que vive en pleno siglo XXI. En mi caso soy felizmente padre soltero, una relación que durante 5 años traté de salvar, de eso hace ya 9 años atrás y fue en vano. El resultado final ya lo dije, que después que me quité la venda de los ojos como aquel que dice, que se haya terminado la relación era lo mejor que me hubiera pasado, infelidades de su parte inclusive en la misma cuadra en donde vivíamos, entre otras cosas más que tienen que ver de manera directa con el niño. Actualnmente estoy solo y no porque yo quiera sino por la resistencia de ustedes las féminas a formar una relación estable y en la mayoria de los casos por aceptarme a mi y no a mi hijo, ¿y la madre? pregunta la mayoría ¡gran error! En resumen, un golpe tras otro ¡y sigo aquí! porque la que vendrá, que algún día lo hará, no tiene la culpa de mis fracasos del pasado. Los golpes enseñan es verdad, de eso no hay la menor duda, pero ¿por que cogerla con el que viene si tú no sabes cómo vendrá? ¿qué dercho tenemos para hacerlo? Espero que se hagan esta pregunta y se la respondan sinceramente y si lo desean publicar, pues nada que lo hagan.¡Ah! que conste, no hago esto para que me cojan lástima, ni para buscar pareja por aquí, sino que a través de mi testimonio, si tienen ojos, oídos y materia gris: escuchen, observen y mediten.
 
 
#12 LICETT 22-03-2017 07:38
Muy bueno tu comentario si se mira de un punto de vista diferente. Siempre he creído que no somos víctimas, pero somos lo que un hombre logro que fuéramos, ya sea víboras o palomas. No culpo a los hombres categóricamente , pero cada vez que vemos y hablamos con una víbora al final nos cuenta una historia que la marco, al principio fe paloma pero una desilusión o un maltrato la convirtió en víbora. Felices aquellas que aún pueden ser palomas.
 
 
#11 Madelaine 21-03-2017 12:28
Jajaja, no soy de escribir mucho pero me encanta leer sus comentarios. No está de más decir que en ocasiones somos víboras, eso se lo debemos gracias a ustedes, pero cuando amamos lo entregamos todo, y es ahí donde atacan ustedes y nos destrozan la vida. ¿Y qué pasa? nada, Así que no hay de que arrepentirse.
 
 
#10 chicho 17-03-2017 16:22
Inye dio en el clavo... muy de acuerdo con él, claro que siempre hay algún motivo detrás de cada comportamiento, puede que algún hombre le haya hecho algo muy malo, puede ser que lo haga por incultura, o por inducción, pero en el fondo, hasta devorando hombres son infelices... buscan algo que no encuentran nunca y de tanto comer, pierden el sabor de las cosas... de todas formas, nunca pasan desapercibidas y cada uno de nosotros sueña con ser devorado alguna que otra vez...
 
 
#9 Inye 17-03-2017 16:00
NHM:
Lo sé, mi cielo, por eso entre paréntesis escribí "en ocasiones", refiriéndome a las que sí lo son, un beso para las que no, como tú.
 
 
#8 NHM 17-03-2017 14:42
Hola Liz, gracias por tus artículos con temas tan polémicos y sí me he reído mucho con los comentarios, gracioso Inye, es verdad la elección de con quien estamos la hacemos nosotras y cómo los tratamos también, pero debo decirte que no todas somos pirañas......
 
 
#7 Vivien 17-03-2017 13:06
Nosotras las brujas y ellos los santos jajaja. Ni un tantico así que se te montan arriba y pasas tú a ser la santa... no way!
 
 
#6 ALFREDO GARCIA RUBIO 17-03-2017 12:58
Por supuesto..... que la adicción por herir humanamente a nuestros semejantes..... de ningún modo está asociado con el sexo.
La vida nos enseña a valorar a los seres que conocemos...... en el marco de las circunstancias. .... en el cual trascurren nuestras relaciones.
Todo es cuestión de observar, analizar y asimilar las realidades..... .. sin prejuicios ni apasionamientos .
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar