lunes, 22 octubre 2018, 06:38
Martes, 07 Marzo 2017 10:47

Dialogar, dialogar: Una mirada a Cuba (y al mundo) desde el debate

Escrito por  Paquita Armas Fonseca
Valora este artículo
(1 Voto)

En el mes de mayo del 2013 nació en el Pabellón Cuba, auspiciado por la Asociación Hermanos Sainz, el espacio Dialogar, dialogar, una propuesta para el debate que conduce el joven Dr Elier Ramírez.

 

El nombre y la propia  oferta es un homenaje al ideólogo Alfredo Guevara, que al decir de Elier  dedicó “décadas de vida a la Revolución, el socialismo, la cultura –en especial el cine cubano y latinoamericano- y a los jóvenes, por sólo mencionar algunas de sus huellas imperecederas”.

 

Desde entonces acá se han sometido a debate diversos asuntos como ¿Es posible cambiar la mentalidad?, ¿Qué significa ser revolucionario en la Cuba de Hoy?, Economía Cubana ¿nuevas reglas de juego?, Tendencias actuales de la guerra cultural contra el socialismo en Cuba, José Martí en la hora actual de Cuba, y también hubo una proyección y debate de la polémica serie documental Cuba Roja, del realizador Ismael Perdomo.

 

A esos encuentros asistieron reconocidos especialistas como Manuel Calviño, Enrique Ubieta, Ariel Terrero, Jorge Luis Acanda, Juan Triana, Fernando Martinez Heredia, Milena Hernandez, Rafael Hernández, Agustín Lage Dávila, Roberto Fernández Retamar y Pedro Pablo Oliva.

 

Sobre asuntos tan peliagudos como los relacionados y ponentes apasionados, defensores de sus criterios, los encuentros no han sido mero topes para hablar “bonito” sino para expresar grandes pre-ocupaciones que tenemos quienes defendemos nuestro proyecto social.

 

Precisamente, a partir de tales debates Elier preparó el primer tomo del libro Hacia una cultura del debate (Espacio Dialogar, dialogar de la AHS), publicado por la Editora Abril y presentado, por supuesto, en el Pabellón Cuba durante la temporada habanera de la feria del libro.

 

Abel Prieto, Ministro de Cultura, fue quien presentó el volumen junto a Los desafíos de la integración en América Latina y el Caribe, del también joven académico Abel González.

 

Abel (Prieto) se refirió sobre todo a la necesitad de aglutinar a jóvenes talentosos en el panorama actual de la Isla, "en el campo del pensamiento cultural, martiano y marxista”.  En su opinión ellos pueden atraer a otros de su generación porque "tienen mucho que aportar en la guerra ideológica que se está llevando hoy".

 

Elier me comentó que los libros se presentarán en otros puntos de la geografía cubana y que también el espacio Dialogar, dialogar saldrá de su vientre nutricio - el Pabellón Cuba- para incentivar el debate sobre asuntos variopintos (insertos en la guerra a pensamiento) en universidades, unidades militares y otros lugares donde estén interesados.

 

Claro, el Salón de mayo seguirá siendo el foro de algunos intercambios como el sostenido acerca de Problemas de la enseñanza y divulgación del marxismo en Cuba.

 

Un  panel de lujo integrado por las académicos vinculados a la docencia Olga Fernandez Ríos, Felipe de Jesús Pérez Cruz y Natasha Gómez Velázquez, todos doctores y el joven Yosvani Montano Garrido, Licenciado en Marxismo-leninismo e Historia, Profesor del Instituto Superior de Arte (ISA), introdujeron el tema.

 

No pude estar en todo el debate que por momentos se volvió acalorado, pasionales que somos los marxistas y los que estábamos allí lo somos. Pero me auxilio en el narrador y profesor universitario Rafael Cruz, (*) para señalar algunos asuntos con los que estoy totalmente de acuerdo:

 

“En estos días se le hicieron homenajes diversos al Dr  Armando Hart pero ningún medio de prensa lo presentó como un formidable marxista” creo que es un ejemplo claro  de calificativos que olvidamos. Me pregunto si siempre es sólo por ignorancia.  En octubre del 2010 escribí sobre Hart en La Jiribilla “Hombre culto, lector voraz, pudo entender aquellas propuestas que al hacer más fuerte a la cultura, fortalecían a la Revolución. Recuerdo que en esos años cuando para todo se invocaban los nombres de Carlos Marx, Federico Engels y Vladimir I. Lenin, con justeza Hart ubicaba en su grandeza a José Martí. Luego de la debacle del campo socialista cuando ya los clásicos no eran “pan nuestro”, ha sido precisamente Hart quien en la prensa o en sus charlas ha mantenido la defensa de su pensamiento marxista. Creo que no existe en Cuba un pensador que sea tan raigalmente martiano como marxista, lo que habla muy bien de un hombre de ideas que no puede andar de un bando a otro.” Por lo que comparto la pre(ocupación) de  Rafael.

 

Se habló del manualismo o no, en la enseñanza y con razón Cruz dice “Once lustros después estamos discutiendo todavía sobre el tema. En todos estos años han sido muchos los aciertos y también muchos los errores en la enseñanza y divulgación del marxismo, pero como dijo el joven profesor Yosvani Montero “ningún error es más grande que la obra en su totalidad” errores metodológicos, organizativos, bibliográficos, y según el profesor Esteban Morales, también errores políticos.”

 

La enseñanza escolástica del marxismo me soltó ¡por suerte! en los brazos del marxismo originario. Bebí todo lo que mis neuronas me permitieron sobre un cuerpo filosófico no superado por otro hasta hoy, y que no es doctrina o dogma es una propuesta “cuestionadora, en constante construcción y altamente cinética”.

 

En fin, los ponentes del último Dialogar, dialogar, por lo menos el celebrado en Salón de mayo, (no se si han realizado otro en algún sitio diferente)  movieron las neuronas de los que asistimos a hablar del gran melenudo judío alemán y su compañero ario, núcleo en el que después otros grandes pensadores, empezando por Lenin y llegando a Fidel, han realizado aportes importantes para que este planeta algún día no esté patas arribas. Para eso sirve el espacio de Elier y sus invitados, y que usted puede comprar a lo largo del país en el contexto de la fiesta 26 del libro.

Visto 944 veces

Comentarios  

 
#3 observador 08-03-2017 13:07
Estimado Roberto, creo que usted con pocas palabras a sido muy preciso, concuerdo plenamente con usted, la patria necesita de todos para construirla, para que sea fuerte y prospera, incluso es necesaria la participación de aquellos Cubanos con ideas políticas diferentes, siempre que sea el fin la construcción de una sociedad moderna, equilibrada y justa, soy de la opinión de que para ser patriota no hace falta tener un definición política especifica, como dijera Martí, Con todos y para el bien de todos; no es justo discriminar a nadie, hay que escuchar a todos, del dialogo respetuoso salen muy buenas ideas e iniciativas, este ha sido un proceso social, que sin lugar a dudas ha tenido logros, pero es muy cierto que esta en peligro cada día más.
 
 
#2 observador 08-03-2017 09:31
Estimado Roberto, creo que usted con pocas palabras a sido muy preciso, concuerdo plenamente con usted, la patria necesita de todos para construirla, para que sea fuerte y prospera, incluso es necesaria la participación de aquellos Cubanos con ideas políticas diferentes, siempre que sea el fin la construcción de una sociedad moderna, equilibrada y justa, soy de la opinión de que para ser patriota no hace falta tener un definición política especifica, como dijera Martí, Con todos y para el bien de todos; no es justo discriminar a nadie, hay que escuchar a todos, del dialogo respetuoso salen muy buenas ideas e iniciativas, este ha sido un proceso social, que sin lugar a dudas ha tenido logros, pero es muy cierto que esta en peligro cada día más.
 
 
#1 Roberto 07-03-2017 17:22
Me gusta mucho este tipo de iniciativas, pero mientras sigamos con la mentalidad de palabras como guerra ideologica, enemigo, batalla tal o mas cual, los yanquis (cuando nos referimos a USA), momento crucial o apocaliptico que ronda en el subconciente de las viejas generaciones sobretodo, me parece que no se puede hacer un dialogo muy constructivo y verdaderamente conciliador y que se rinda culto al respeto y a las diferencias inclusive ideologicas, pues la patria necesita de todos sus hijos, todos, para lograr el proposito mayor que es seguir haciendo de Cuba un pais mejor cada dia pero para todos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar