lunes, 19 noviembre 2018, 14:53
Miércoles, 08 Febrero 2017 06:22

La generación postnaylito

Escrito por  Vladia Rubio/CubaSí
Valora este artículo
(21 votos)

Sobre todo los cubanos nacidos en los 60, se dividen en cabeza, tronco, extremidades y jabita, algo que no comprenden bien sus hijos y nietos. Para ellos estas explicaciones.

Mi joven colega no sabe del grupo Los 5 u 4 y se asombra, y hasta horroriza, al ver naylitos puestos a secar en una tendedera.


Mejor no contar sobre sus expresiones cuando alguien decide guardar en la consabida jabita plástica las sobras del comedor para el perrito.


Diversas son las etiquetas que, por una especie de consenso internacional, acostumbra endilgársele a cada generación. Pero con independencia de que se le asocie con el boom de natalidad, así como a otros calificativos, al menos en Cuba, los nacidos en los 60 conforman la generación del naylito. Y a mucha honra.

alt Algunos preferimos lavarlas para seguirles dando uso


Fuimos los que estrenamos las becas y la escuela al campo, los que abrillantábamos los zapatos llamados «kikos» plásticos con clara de huevo, y hacíamos colas de horas para ver Tiburón sangriento y La vida sigue igual.


Las muchachas de aquella época se emocionaban cuando les regalaban un perfume Imágenes, y más si alguien les traía «de afuera» —así se decía— un codiciado par de zapatos de charol. Los muchachos obligaban su barba a crecer afeitándose la cara lampiña con cuchillitas Sputnik.   


Sí, fuimos también la generación de los muñequitos rusos, pero eso ya es sabido; como también lo es —aunque habría que estarlo repitiendo siempre para que no se olvide— que fuimos quienes nos convertimos en madres y padres en medio del período especial.


Para todas las generaciones de cubanos esa etapa fue durísima, pero todavía está por hacer el monumento, o al menos el diplomita, a aquellos que, contra tanto viento y marea, se decidieron a tener hijos. Era entonces o nunca, a fuerza de convertirse en madres y padres «añosos», de esos que cuando van a buscar al «chama» a la escuela, los amiguitos avisan al niño diciéndole: ¡Dunielito, llegó tu abuela!

alt
Pero cuando llegamos a la casa con un naylito, casi siempre es para nuestra familia, y hasta el perro se salva


Atreverse a tener descendencia por aquellos años fue todo un desafío, y ni esos mismos muchachos nacidos en el período especial lo saben bien.


Conozco de una recién parida que estuvo casi una semana almorzando el siguiente menú: ensalada de col, guiso de col y dulce de col. Ya podrá imaginarse los cólicos del pobre bebé al que ella daba el pecho.


Y al que ella abanicaba durante horas enteras inclinada sobre la cuna, inmersa en la densa oscuridad de apagones que se extendían por 12 horas y a veces más.


Lavar y hervir los pañales —ni soñar en aquella época con desechables— era tarea propia de Hércules, porque no había jabón ni tampoco gas, y el escaso combustible que pudiera conseguirse había que resguardarlo para preparar los exiguos y muy creativos alimentos. Tan creativos, que de esa etapa son el aterrador bistec de toronja, el dulce de zanahoria rallada y los huevos fritos en agua (escalfados).


Era la época en que por el CDR daban unos tickets para ir a comerse una hamburguesa con pan y tomarse una jarra de refresco, y cuando, en algún que otro territorio, se llegaron a preparar ollas colectivas a las que acudían los vecinos al mediodía y llevaban sus calderos.


No buscan estas líneas una simple y casi morbosa relación de calamidades pasadas. Si han sido evocadas aquí, es para que esos que se burlan de los mayores que andan con jabitas y naylitos para todas partes sepan los orígenes de esa «costumbre».


Es cierto que quien desconoce no tiene por qué reverenciar. Pero qué bueno resultaría que en las clases de Historia, por ejemplo, se les enseñara a los más nuevos sobre lo aquí contado, se les explicara sin frases hechas y desde el centro del pecho lo que aquellos años significaron.


Sería una manera más, una buena manera, para que conocieran mejor la resistencia del pueblo al que pertenecen, para que, incluso, conocieran mejor sus propios orígenes. Porque muchos de esos muchachos fueron precisamente los nacidos en aquella etapa, cuando más de una vez sus padres comieron gracias a lo que pudo traerse en un naylito.

Visto 6066 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Febrero 2017 08:24

No habría que confundir buzos con náufragos. De ahí la justificación de acopiar pomos vacíos, tapas, trozos de tela, y cualquier cosa reutilizable en tiempos de contingencia o no.

Abundan los mensajes sobre el envejecimiento de los cubanos, pero ¿está la subjetividad de la población preparada para lo que viene, lo que ya casi está?

Comentarios  

 
#41 Jocelyn 06-05-2017 18:23
Divino, es bueno que la joven generacion conozca de lo que pasaron sus padres y abuelos para sacarlos adelante , que no solo sean los mambises y la revolucion que triunfo en el 59 lo que se enseñen en las escuelas en lo que a historia respecta . eso tambien forma parte de la historia de cuba y De que Manera. Tenia yo 10 años y recuerdo perfectamente a mi mama que parecia un cadaver , quitandose el infimo plato de comida para que yo pudiera llevarme algo al estomago ....Sin contar que la merienda para la escuela era un pomito de agua con azucar y pan , obviamente solo pues el escaso aceite no se podia coger para echarselo al mismo. Benditas y heroinas las madres solteras que solo ellas saben del dolor y el sabor amargo que tuvo sacar adelante a un hijo en esa epoca . Gracias por el articulo.
 
 
#40 Pedrito 19-04-2017 08:14
No se por que seguimos con el eufemismo "periodo especial", fue una epoca dolorosa y estoy seguro de que la generacion actual no tolerara algo como eso de nuevo.
 
 
#39 ivm 13-02-2017 16:14
cuantos recuerdos. tuve a mi hijo en diciembre del 90 y quedé lista para no volver a tener ningun otro. mi hijo nació sano gracias a dios pero como casi todos los niños nacidos en el PE siempre ha sido bien delgado y de estatura menor a la de su padre nada que le falto el pienso de crecimiento. tambien creo se debe hacer un monumento a las mujeres nacidas en la decada del 60 que nos quedamos en el pais y resistimos, somos los cimientos de la familia cubana. ¿que me dicen de las intimas en la decada del 90?
 
 
#38 aries 13-02-2017 13:30
QUE TIEMPOS verdad? mejor ni recordar aquello es terrible
 
 
#37 MARIA ELENA 13-02-2017 12:41
DE VERA QUE FUE UNA ETAPA MUY DURA DONDE UNO SUFRIO MUCHO AL VER QUE NO TENIAS NADA PARA COMER YO LLEGUE A PESAR 104 LIBRAS DE 178 QUE PESABA ERA PELO Y OJOS NADA MAS PARA IR PARA EL TRABAJO ERA EN BICICLETA SALIA EN ELLA DESDE MANTILLA Y ATENDIA POR MI TRABAJO TODAS LAS EMPRESAS DEL MCPIO. BOYEROS DESDE EL SIME HASTA BIJIRITA DESPUES DE LA IGLESIA DEL RINCON RECUERDO QUE LLEVABA UN PAN VIEJO TOSTADO Y UN POMO DE AGUA CON AZUCAR EN LOS CENTROS QUE VISITABA NO HABIA ALMUERZO, Y NO HABIA DONDE COMER UNO NADA, YO VEIA A MI FAMILIA CONJUNTAMENTE CONMIGO DETERIORANDONOS Y UNO SUFRIA ESA SITUACION DIAS DE NO TENER NADA PARA COMER, ES POR ESO QUE NO ENTIENDO COMO A LA MUJER NACIDA EN LOS 60 NOS RETIRAN A LOS 60 AÑOS SI NOSOTRAS POR TODAS ESTAS SITUACIONES VIVIDAS ES UN CRIMEN ESA EDAD PARA RETIRO MUCHAS DE NOSOTRAS TENEMOS EN LA ACTUALIDAD 55 A 57 AÑOS Y NO VALEMOS UN CENTAVO Y QUE ESO NADIE LO A TENIDO EN CUENTA PARA MI ES ABUSIVO YA QUE NOSOTRAS SOMOS EL OLCON DE LA FAMILIA NOS TOCA LOS HIJOS, LOS PADRES, LOS SUEGROS Y NUESTRO ESPOSO ADEMAS DE LOS NIETOS NADIE SE HA PUESTO A PENSAR EN ESTO MUCHAS NO VAMOS A LLEGAR A LOS 60 AÑOS POR PROBLEMAS DE SALUD HACE FALTA QUE ANALICEN LA JUBILACION DE LA MUJER CUBANA YA QUE LA MISMA TODAVIA PASAN MUCHO TRABAJO, EJ. PARA QUE LE CUIDEN LOS NIÑOS EL TEMA DEL TRASPORTE PARA LLEGAR AL TRABAJO EN TIEMPO, EL CUIDADO DE LOS ANCIANOS QUE TODAVIA NO SE HAN PROYECTADO DE QUE LA POBLACION MAS ENVEJECIDA ES LA DE NUESTRO PAIS Y YA ESTAMOS CONFRONTANDO PROBLEMAS CON EL CUIDADO DE NUESTROS ANCIANOS YA QUE EN LOS TRABAJOS NO ENTIENDEN ESA SITUACION Y SI PIDES LICENCIA NO COBRAS Y DE QUE FORMA ENFRENTAS TUS PROBLEMAS ENTONCES QUE SUCEDE NOS ENFERMAMOS POR EL STRES DE TODOS ESTOS CONFLICTOS FISICA Y MENTALMENTE.
 
 
#36 lola 10-02-2017 10:14
Iraida y yo trabaje contigo en cubaelectrónica (María, no la recpecionista, la otra, jaja) ¿Por donde andas ahora, supiste alguna vez de Ma. Elena?
 
 
#35 Dona 09-02-2017 16:51
Leyendo los comentarios he llorado. ¿Será que ya estoy vieja y uno se pone sentimental?, o es que para los nacidos en lo saños 60 y principios de los 70 fue una época DURA, MUY DURA,todavía me duele cuando mi hija le escribió una cartica a los reyes mago y pidio un juguete que nunca pudo tener y le tuve que explicar que no existian los reyes mago, acabé con su fantasía.......
 
 
#34 Angel 09-02-2017 16:48
Fue duro, cuántos recuerdos de mi juventud. He llorado.
 
 
#33 pili 09-02-2017 15:05
¿y que me dices, periodista del perfume Kremena que traían las rusas?...Era DIVIIIIINO
 
 
#32 pili 09-02-2017 14:20
pues yo tuve al niño en 1991, en enero, y en abril cuando la TV dijo : "cerrados los mercados ideales" a mi por nadita se me sube el parto y me fastidio toda, de ahi en adelante pasé las de CAIN......me embaracé en 1996,accidental mente, y fue pá fuera rapidito, pero como fue accidentalmente , no sabía que estaba embarazada y me tarde en ir al médico, un amigo, médico, me hizo una aspiración con casi 7 semanas (era especialista y sabía lo que hacía, la que estaba perdida en el tiempo era yo y casi lo embarco)por nadita me muero, pero no obstante pude quedar bien, pero aquella etapa estaba durísima, tengo las fotos donde sale el niño gordito y su papá y yo parecemos dos caravelas....te rrible aquel tiempo.....no quisiera recordarlo, pero es inevitable
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar