martes, 25 septiembre 2018, 18:53
Jueves, 02 Febrero 2017 07:00

Revender: Una sanguijuela adherida a nuestra realidad

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para CubaSí
Valora este artículo
(19 votos)
Elenco de Vivir del Cuento Elenco de Vivir del Cuento

Hay dos vocablos que para el cubano forman parte casi ineludible de su jerga cotidiana: colas y revendedores. Las hay disímiles, desde el pan y huevos hasta las de entradas al teatro.

Hay dos vocablos que para el cubano forman parte casi ineludible de su jerga cotidiana: colas y revendedores. Las hay disímiles, desde el pan y huevos hasta las de entradas al teatro, la terminal de ómnibus, turnos o servicios en el estomatólogo o una consulta de otra especialidad o el comedor de nuestro centro de trabajo.

 

La mañana de martes era como otra cualquiera. Salí temprano de casa, semejando las condiciones de resaca en la temperatura dejada por el frente frío de fin de semana. Mi objetivo era el teatro Karl Marx. Quería regalarle a mi esposa la primera salida de pareja después del nacimiento de nuestro pequeño Enzo Samuel, entiéndase salida propiamente. Y que mejor objetivo que el espectáculo humorístico “Esta es otra historia” con el elenco del popular programa Vivir del Cuento como protagonistas.

 

¡Qué optimista yo! Por enésima vez volví a chocar con la misma piedra, vivir la misma historia. El transporte fue mi aliado, pero al llegar a las inmediaciones del teatro de los grandes eventos, presto a sacar mis papeletas para el tercer fin de semana de presentación del Show, una avalancha humana me golpeó, como si de una ola irreverente que penetró por la avenida 1ra se tratase.

 

Y si fuese solo la cola, de manera ordenada, con avances pese a la multitud congregada, no me molestaría. De hecho, ya en zona del Círculo Social Cristino Naranjo, estaba presto a pedir el último, pero en el camino me detuve a echar un vistazo al fenómeno de la cola y me compulsó a desistir. Ni tres barandas bien dispuestas ya en zona de taquillas, ni varios trabajadores del Karl Marx inmersos en cuestiones organizativas, repartiendo tickets y orientando a los clientes según el día del fin de semana de su interés, eran suficientes para organizar al gentío.

 

¡Yo estoy acá desde las 6:30 de la mañana!, ¡yo marqué ayer sobre las 12 de la noche! ¡No permitiremos que nadie más se cuele, ahora viene la señora que son seis, luego el compañero de la empresa con nueve, y hasta ahí… ahí voy yo!

 

Esos eran los parlamentos airados de algunos, para quiénes la paciencia y la espera se habían fusionado en una especie de letal cóctel Molotov de emociones.

 
Me detuve a reflexionar y por mi mente pasaron varias escenas similares: me sucedió algo parecido en el Mercado Agropecuario Estatal de la Ciudad Deportiva antes de fin de año: ¿la causa? La compra de insumos, la famosa pierna de puerco que todos quieren contar en sus festividades. Allí, incluso antes de llegar el punto cero un muchacho me interpeló preguntándome si quería uno de los cinco primeros turnos del día siguiente, que esa sencillamente era su lucha y que por 50 pesos, él me lo aseguraba.

 

Antes de fin de año o en vacaciones, esa escena se repite en las Agencias de pasajes de Astro, ahora, ante la inminencia de la Gala de los Premios Lucas en el propio Karl Marx, ni hablar. Tiendas, establecimientos de la más insospechada índole, también devienen escenarios del panorama inquietante de colas y reventa a sobreprecio.

 

Las causas son diversas: desde la inoperancia o mano blanda de los agentes de orden público que se convocan o simplemente operan en dichos entornos; la poca capacidad de respuesta o sencillamente el hábito adquirido por nuestra sociedad, pensando que todo se compra o que el dinero sencillamente es una condición esencial para abrirnos paso. De ahí que en ocasiones, aunque les moleste, atestigüen con frecuencia tales fenómenos y los hayan incorporado o convivan con ellos como si todo transitara por cauces naturales.

 

Incluso, estas manifestaciones no se han disminuido o atenuado en alguna medida por la tibia acción de nuestros propios medios para denunciar estas malas prácticas, con el fin de fortalecer la Revolución y ejercer la crítica constructiva.


alt


 
Mi estancia en dominios del Karl Marx duró poco. Menos de 15 minutos. Volví con una mezcla de enojo y tristeza. No es primera vez que me sucede, me gustaría creer que será la última. Por ahora llevo en mi piel, desde hace tiempo dos picadas como de sanguijuelas persistentes: la de las colas y la del fenómeno de las reventas a sobreprecio, o don dinero en la avanzada de cualquier gestión.

 

Lo siento mucho por mi compañera,  las sonrisas en lugar de en la tarde dominical en el teatro, tendrán que ser nuevamente el lunes, televisor mediante, cuando a las 8:30 p.m. sintonicemos una vez más Vivir del Cuento.

 

Visto 5820 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Febrero 2017 09:37

Hay cierta polémica por los nuevos precios del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, que ciertamente resultan altos para algunos amantes del ballet, aunque todavía están fuertemente subvencionados…

Comentarios  

 
#26 daniel amador 29-07-2017 12:34
la reventa y el acaparamiento es un mal endemico q padece la sociedad cubana.q no ha habido manera d atajarla y menos erradicarla.se atajan x un lado,y salen x otro.hasta cuando vamos a ser blandengues contra esta plaga maligna y perjuiciosa.les aseguro q hasta tanto no se apliquen mano dura,medidas cohercitvas,o de fuerza,contra estos paracitos y zanganos,pues no habra mas remedio q convivir con ellos,q nunca se van a cansar d estar en lo mismo x lo mismo.un saludo
 
 
#25 Cesar75 08-07-2017 09:00
La vergüenza y la dignidad se convierten en perras flacas sino se las alimenta entre todos, una sociedad enferma y muere, si al darse cuenta de su enfermedad piensa que todo se sanará por sí solo. De otro modo concebimos una mejor idea, que ¿Alguién?; se ocupe de arreglar nuestros problemas, de todas formas ¿Alguién? debe ser responsable, y de seguro no soy yo. ¿Quién será? : > )
¿Alguién puede explicar?
 
 
#24 thelastsoulja 05-02-2017 13:30
Esto se resuelve si llegara la venta de boletos online a cuba.

Y que los del teatro tomaran medidas a la hora de vender los boletos.

Y que las plateas bajas dejen de pertenecer a los organismos del estado.
 
 
#23 mgg 05-02-2017 09:57
entoces ahora para los premios lucas las medidas que tomo la directora del teatro fue vender dos entradas por persona yyyyyyyyyy las familias que sean mas de dos que hacemos vamos todo a sacar las entradas .esto no hay quien lo arregle.
 
 
#22 francisco 03-02-2017 14:59
Estimado periodista eso es una simpleza `para lo que hay en la calle sali de vacaciones y fui a la virgen del camino para lograr comprar el tomate para ensalada a menos de 4 pesos y habia alli lomas de cajas y cuando fui a comprar me dijo el vendedor que era de el y ya lo tenia vendido que eso era oferta y demanda y ya. Que nos protege de esto. Quien da soluciones para hacer reconocer el salario escala que percibimos la gran mayoria de los que trabajamos en el sector estatal y los pensionados. El tomate bajaria su precio si los que deben controlar no cooperaran con la inflación. Lo de las entradas esta tambien a pesar de lo escrito en el teatro Alicia Alonso, donde personas ya bien acostumbradas, revenden las entradas. Y hablando de sueldos estatales, ni hablemos del parque de la maestranza que mi bebe de un año por saltar en un inflable por 4 min se paga 3 cup y si quiere otro paga de nuevo. No dejemos fuera a los juguetes de Obispo y Habana.
 
 
#21 manuel 03-02-2017 12:58
muy bueno el comentario. pero los periodistas no tienen la culpa. preguntele al duo buena fe. vivi lo mismo. ese dia (mañana) que todavia se encontraba la calle 1 con todo los escombros que el mar penetro Tierra adentro. llegus a las 8:10 am. aquello estaba infernal de la cola pasaba el cristino naranjo y por la acera del frente. le tire fotos con mi celular para que mi esposa viera como estaba aquello. ya que queria ir a ver el espectaculo. al final no pude sacar entradas. lo que no entiendo es porque para la funcion de los domingos a las 5.00 pm de la tarde solamente hay entradas para palco piso 2 estas entradas no tienen Fila ni numero de butaca. es por orden de llegada. Tambien en la cola para sacar Pasaje en omnibus nacionales. en la Terminalse encuentra por Boyeros. aqueyo es una odisea. cuando tu crees que eres el primero se aparece un Fantasma que uno no lo vio bien temprano en la mañana a decirte que el es el primero y que le esta marcando a x tantas personas. que estaba dentro de la terminal dando una vuelta por ahi.? A donde te quejas?. o te dejas meter el pie. en buen cubano. o te retiras del lugar; o tienes que fajarte. en las notarias de los municipios pasa otro Tanto. dan diario 20 Turnos. pero esta el personaje que llega el dia anterior. y marcan completo para los 20 turnos. el que llega a las 6 o 7 de la mañana a marcar. cuando Falta media hora 15 min. para abrir. se aparecen las 20 personas que durmieron frescas. pero que pagaron su Turno. esto sucede a diario en la notaria de la PALMA. Arroyo Naranjo otro tanto sucede en el Ballet. con liz Alfonso los mismos Padres. revenden las entradas entre otra personas. gracias por aunque sea poder escribir y se publicara a sabiendas que todo va a seguir igual.
 
 
#20 qbanisimo 02-02-2017 18:09
gracias a los humoristas pues sin dudas son estos espacios lo mejor que le ha sucedido a nuestra sociedad!!! aunque quizas va siendo hora de exponer nuestras penas en serio...
 
 
#19 madelin 02-02-2017 15:26
Estoy plenamente de acuerdo con este ertículo porque yo también viví le misma pesadilla, pasé el lunes antes de iniciar las ventas y me dijeron que hasta el martes, pero ya la cola estaba caminado porque un grupo de persona que al parecer no estudian ni trabajan, pero se divierten ya se encontraban marcando para comprar al otro día y sólo eran las 2 de la tarde de ese lunes. Estoy plenamente de acuerdo con el combate más enérgico de las autoridaes en estos lugares para que los que estudiamos o trabajamos tengamos también derecho a disfrutar no a molestarno o a irritarnos ante hechos como este.
 
 
#18 Jorge Tomás 02-02-2017 15:17
Eres un flojo. Debistes haberte quedado hasta lograr comprar tus entradas.
 
 
#17 carlosvaradero 02-02-2017 14:52
Si ese fuera el unico problema que tenemos en este pais, seria divino...
Hay algo que realmente funcione bien?..o al menos como debe ser?
alguien sabe??
Gracias.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar