viernes, 21 septiembre 2018, 09:55
Miércoles, 01 Febrero 2017 11:20

DE CUBA, SU GENTE: La felicidad tiene un límite: la locura (II)

Escrito por  Diana Castaños/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

En la fiesta que di anoche, mi profesor de francés y mi vecina de 17 años terminaron con las lenguas enredadas en la intimidad de mi cuarto.

Al ratico del suceso, se apareció en la fiesta la novia de mi profesor... y fue directico para mi cuarto, donde supo —¿será verdad eso de que las mujeres tenemos un sexto sentido?— que su novio estaba allí enrollado con otra (en la intimidad de mi cama). Una vez que entró a la habitación, cerró la puerta tras de sí y no volvió a salir.


La fiesta continuó —sin ellos— durante par de horas más. Cuando despedí al último de mis invitados, me quedé rendida en el sofá de la sala: soñé con sirenas y con una voz que me decía que no creemos en ellas, pero nos gustaba oír su canto.


Me despertaron risas. Venían de mi cuarto. Me levanté e hice café para cuatro. Preparé tazas y bandeja y abrí la puerta de la habitación. Dije buenos días y tres cuerpos desnudos sobre mi cama me respondieron: buenos días, ¿cómo dormiste? Así, tan tranquilos: como si viviéramos en alguna ciudad muy moderna de Europa. Como si no se tratara de tres intrusos que me habían usurpado mi cama.


—¿Ya se fue todo el mundo? —preguntó mi vecinita de 17 años.


—Todos se fueron sobre las cuatro de la mañana… y yo dormí en el sofá.


—Ay, excuse moi, si´l vous plait, te hemos dejado fuera de tu propio cuarto —se excusó mi profesor de francés.


—No pasa nada —dije, cortésmente—, me alegra saber que la sangre no llegó al río.


—¿Quieres unirte a este adulterio? —me invitó, juguetona, mi impúber vecina.


—Declino, gracias. En todo adulterio hay por lo menos tres personas que se engañan. No quisiera ser yo la cuarta.


Todos se rieron, de lo más divertidos. Se movían lentos. Demasiado gustosos para apurarse. Parecía una escena de neorrealismo italiano.


Finalmente, se levantaron y se vistieron, sin el más mínimo indicio de pudor, mientras orinaban y se echaban agua en la cara.


Antes de irse, me agradecieron la hospitalidad y me abrazaron con cariño, como a una vieja amiga. El profesor de francés, por su parte, me recordó que había mandado una tarea muy extensa, sobre las preposiciones.


—No dejes de hacerla —me anotó sonriendo y cerró la puerta de la calle tras de sí.

Visto 2981 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Febrero 2017 09:42

Di una fiesta en mi apartamento. No porque fuera inicio de año. (No me gusta demasiado esa idea: si algunos días son declarados de fiesta es porque los demás no merecen esa categoría).

-En cada persona duerme una sensación de la vida conforme al amor. Si una persona niega el amor no hace más que, abiertamente, manifestar un fracaso, una carencia.

Escuchamos música pop porque nos sentimos desgraciados o nos sentimos desgraciados porque escuchamos música pop. El caso es que somos desgraciados.

Algún día escribiré sobre todo lo que he perdido: paraguas, novios, amigas, trabajos...

La verdad es que me la paso mirándole las axilas a la gente. No sé por qué. Ha sido así desde siempre. Desde que recuerdo.

Mi mejor amiga se fue para Rusia hace dos días. Me dejó a Christian, su hijo de ocho años, para que lo cuidara.

Qué les cuento de Daniel. Es hermoso. Y sexy. Y endemoniadamente viril. Es el dueño de una editorial española para la cual llevo par de meses trabajando.

Reinaldo es profesor de radio en el ISA. Su asignatura se llamaba Psico-exaltación Auditiva y trata sobre el efecto psicológico que provocan los sonidos en las personas.

Comentarios  

 
#9 roanus 21-09-2017 15:47
hola Diana... soy primerizo leyendo tus articulos.. de hecho le he dedicado casi toda la tarde a leer lo mas que pueda.. realmente se escribe con fin o objetivo y tas logrando muy bien el capitulo 3 d cada tesis (me refiero al ultimo capitulo por lo general donde se demuestra la hipotesis)... tas pegando con sello propio.. Felicitaciones. . si me llama la atencion de los comentarios, de acuerdo con yenny... por eso no dejes de escribir... feliz resto d semana.. salu2!!!
 
 
#8 E. Luis 08-03-2017 14:21
Me gustan tus historias, todas las que he leído, me parecen fascinantes, espero que sigas escribiendo estas historias fabulosas que sólo tú sabes escribir, salu2s y Feliz día de la Mujer
 
 
#7 Annia 02-02-2017 16:52
Diana muy buenos tus escritos, te leo hace poco pero ya me enamorado de tus letras, ojala pueda disfrutar mucho mas de tus historias, saludos.
 
 
#6 Ramón 02-02-2017 16:02
R@f@el echevarria. Podría escribir algo mejor !claro que sí!y lo haría sin tanta vulgaridad y ordinariez.¿Y usted, podría hacerlo o sería tan vulgar y ordinario como la que suscribe el escrito?
 
 
#5 RONY9 02-02-2017 15:59
Dianita, al fin el final esperado de la historia inconclusa de tú Profe de Frances, la vecinita de 17 años(17 años dicessssss de verdad)y la mujer del profe, bueno el desenlace era el esperado, una vez habías descrito antes que cerraron las puertas de la habitación y ........ silencio absoluto ya sabia a donde iba esto, nada que el mundo para que sea mundo tiene que haber de todo, y como la diversidad de la naturaleza también aplica a la práctica sexual, nos podremos encontrar de todo, como dijera otro comentario no me horroriza el final de esta historia, es más no es ni siquiera de las mas inhóspitas cuando se habla de práctica sexual grupal, pero bueno pobres de los que cogen lucha, sigue escribiendo como te de la real gana, al final te lee el que quiere y puede, y te disfruta el que quiere el que no como digo yo a las personas inconformes ¨que se piquen las venas¨, sigue y deleitanos con tus historias de vida, ah cuando hagas otro party me invitas tal vez sea yo el próximo en enredarme con tú vecinita de 17 años, no te vayas a preocupar, no te voy a usurpar tú cama, me iré a otra parte, no voy abusar de tú amable hospitalidad, saludos bebe.
 
 
#4 yenny 02-02-2017 14:18
Ultimamente no estoy comentando por acá, sucede que me entra un desanimo con los comentarios que estoy leyendo con frecuncia y mi ira es tanta que prefiero no escribir...pero ya no me aguanto,quisier a, porque nada bueno a otra vista ha de salir bajo estas condiciones,ade más porque debiera comentar del articulo y para Diana que es lo que me sienta bien...pero a vces lo negativo es desgarrador.
A modo de desahogo aún conteniendome las ganas, por el medio y por esta vía, fria, solo decir que se me está haciendo dificil retener con los comentarios de personas "IDEAS GRANDES" (IdEoTaS), el néctar de las líneas de Diana...culpa mía...por eso estoy molesta y la sonrisa se me desdibuja y no me animo a escribir...y no lo puedo detener, tengo que leer los malditos comentarios, feos, tontos,groseros en su mayoria ultimamente...
 
 
#3 Lucy 02-02-2017 14:13
Diana, a propósito por qué no escribes algo acerca de la depilación del vello púbico en nosotras las mujeres, alguien lo mencionó en un comentario. Creo que hay tela por donde cortar
 
 
#2 Vivien 02-02-2017 13:17
Jajajajaja! Yo declinaria también pero para ser sincera no me horroriza la historia.
Estamos llenos de tabúes, es así.
Saludos Diana, keep going!
V
 
 
#1 Amaurys 02-02-2017 12:54
Opino sobre este articulo que no considero el tema en cuestión como una locura, mas bien es una práctica mas del sexo y que tiene su denominación. Haciendo un recuento digo que el sexo en la actualidad no se realiza de la misma forma que se realizaba en décadas atrás. Todo ha ido en evolución y pienso que debe ser por la búsqueda de descubrir nuevas sensaciones y salir de la rutina. Por ejemplo pudiera decir que los besos tampoco son iguales a la forma de besar de antes, el afeitado o depilación de las zonas íntimas, etc. En estos tiempos estas prácticas dejaron de ser tabúes.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar