sábado, 19 octubre 2019, 23:50
Viernes, 27 Enero 2017 01:22

MIRAR(NOS): Homo Sapiens

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

No sé cómo pero todavía hay gente que tiene capacidad sobrada para sorprenderme.



No sé cómo pero todavía hay gente que tiene capacidad sobrada para sorprenderme. Se supone que a estas alturas “cualquier cosa” me pareciera normal, acostumbrada al contexto del siglo XXI y a ese saco donde todo cabe que se llama posmodernismo. En la poesía parecía una justificación para los desmanes (licencias poéticas) pero en la vida… es harina de otro costal.



Resulta que, de visita en mi provincia donde permanecí por tres meses debido a razones conocidas por los lectores de la otra columna, me encontré con viejos amigos. Una de ellas, que siempre fue adelantada en todas las “materias” me invitó a su casa a almorzar y para mostrarme cómo marcha su negocito. De sus padres heredó un pequeño paladar y unos cuartos adyacentes para aquellos que deseen otro tipo de comidas.



No estoy hablando de nada inmoral. Desde la antigüedad el ser humano por definición ha buscado un sitio más o menos acogedor para las necesidades del cuerpo, no las fisiológicas. Ya Ud sabe desde que el mundo es mundo ha existido también la traición, amparada en la búsqueda sin límites, en el aquello de encontrar fuera lo que no tenemos en casa. Este viernes no entraré en dicotomías sobre lo correcto o incorrecto.



Fue mi amiga quien me contó de una variante de lo sexual que me parecía poco común en el calor del Caribe insular. El juego de roles, que así se denomina, ha entrado en el extenso concepto de los juegos previos y como parte del mundo que somos ya lo ponemos en marcha.



La gente se disfraza, y ella allí tenía preparados los atuendos. De Caperucita y el lobo, por solo citar el primer ejemplo. Intercambiar la personalidad siguiendo en el modo de actuar el dictaminado por los personajes anteriores, pone un aderezo especial a cualquier ensalada o entremés sexual. Desterrada la rutina, la imaginación se enseñorea del momento. ¡Y bendita ella!



Mientras escribo recuerdo una tarde noche en la que paseaba por las tiendas de la calle Obispo, en La Habana Vieja. Llevaba un pantalón y blusa con motivos rojos, a juego con los zapatos. De algún lugar que no pude precisar alguien soltó: “Caperucita Roja, si quieres soy tu lobo”. No viene a colación, estoy segura de que no me proponían ningún rejuego sexual ni algún retrueque de personalidad para la hora en punto.



Sin poner a riesgo el negocio de mi amiga, cada cual, en su libre determinación, es absolutamente responsable por lo que dice y hace. Romper la rutina no es algo tan morboso ni fuera de lo común.



Dicen los entendidos que únicamente cuando el mono quiso alcanzar la manzana se volvió un animal erecto, el homo sapiens. A los evolucionistas les queda entonces el consuelo de que cambiar las circunstancias nos convirtió en una mejor especie.



Visto 1427 veces Modificado por última vez en Jueves, 26 Enero 2017 12:35

Comentarios  

 
#11 Marta 07-02-2017 15:03
pienso q ridiculo es pretender q todos pensemos y nos gusten las mismas cosas es peor vivir en la rutina por temor a hacer el ridiculo
 
 
#10 luisp 30-01-2017 10:12
Recuerdo que el sexo es tan lonjevo como la humanidad misma, todo surgio tan natural como andar sin ropas, por que ahora inventar.... tambien existen los fetiches.... cada cual con sus cosas... yo como Pijirigua.... a la antigua.
Saludos
 
 
#9 chicho 30-01-2017 09:39
Para gusto, los colores... cada persona es un mundo diferente, para bien, pues la monotonía preponderara si todos osciláramos a la misma frecuencia... personalmente yo no me sintiera bien participando de la referida práctica, pero no critico a los que lo hacen, pues en cuestiones eróticas y sexuales el mundo es muy diverso... los hay masoquistas, violentos, apacibles... de todo un poco, pero cada uno goza con lo que le gusta y siempre que no afecte a nadie, es válido...
 
 
#8 Vivien 27-01-2017 13:46
y por qué no?!
 
 
#7 sachiel 27-01-2017 13:14
Yo quisiera verte vestida de Ivy Poison o Gatubela, y yo de Batman, jajajaja... En serio, hay quien le gustan los uniformes, etc, para realizarse amorosa, erotica o sexualmente.
 
 
#6 lily 27-01-2017 12:19
Ay!¿Cuándo vendrá el bondage?
 
 
#5 El_Correcto 27-01-2017 11:32
Pili no estoy de acuerdo contigo esas manifestaciones no tienen nada de ridiculo y son mas comunes de lo que piensas..
 
 
#4 Inye 27-01-2017 11:21
Respetando el parecer y actuar de quienes lo ven bien y lo practican, solo diré que a allá cada loco con su tema, yo en particular, prefiero mostrame como soy y que mi pareja también lo haga, sin personajes, ni roles, que solo representan una bufonada ante un acto de interacción íntimo entre dos personas exista o no, amor.
 
 
#3 amadasantos 27-01-2017 11:10
Son fantasías sexuales o eróticas, nada nuevo que el mundo no sepa y mucho menos algo para avergonzarse, cada cual es libre de escoger en su VIDA SEXUAL , el papel que desee.......... ........
 
 
#2 r@f@el echevarria 27-01-2017 11:06
¿ridiculizar? ¿por qué?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar