lunes, 27 mayo 2019, 01:01
Sábado, 28 Enero 2017 07:00

Ana Sánchez Collazo: “Martí es una obsesión divina”

Escrito por  Escrito por Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)


La directora del Centro de Estudios Martianos apuesta por la necesidad de traer a Martí a nuestros días con el conocimiento de su obra y la profundidad de su pensamiento



Se resiste a hablar de él como un ser irreal, “porque a veces parece inalcanzable”.  Ana Sánchez Collazo, directora del Centro de Estudios Martianos, ha dicho en varias ocasiones que al “hombre de la Edad de Oro hay que mostrarlo como el ser humano que fue, con sus tristezas, frustraciones, ilusiones, amores y desamores”.

9


Para esta mujer de formación docente  —se desempeñó durante más de tres décadas como profesora en la actual Universidad Pedagógica Enrique José Varona—  Martí es una obsesión divina, es el ser de carne y hueso que ella comenzó amando con los  cuentos de la abuela, y luego a través de las enseñanzas que recibió en una escuela pública, en su poblado natal de Baire, en la provincia de Santiago de Cuba.


Ya en la adolescencia se identificó con el discurso Los Pinos Nuevos y el soneto Diez de Octubre.  No obstante, su fascinación se acrecentó durante los estudios de la carrera de Historia, en la Universidad de La Habana.


Investigadora de la obra de Martí y de su pensamiento, amante de su historia y de su vida, admiradora de su prosa y poesía, Ana Sánchez encontró en él lo divino, el misterio de una personalidad que delineó los destinos de una nación para siempre.   


Subrayó que hoy estamos necesitados de enseñar su obra a nuestros jóvenes de una forma diferente, lejos de todo formalismo y estereotipos. “A veces algunos piensan que saben mucho sobre el Apóstol pero al profundizar nos percatamos que apenas conocen dos, tres frases, pero Martí trasciende todo eso”.


Sobre la necesidad de emocionarlos y motivarlos, la también Doctora en Ciencias Filosóficas comentó que cuando llegaba al aula comenzaba leyendo algunos de sus versos maravillosos sobre el amor.


“Los alumnos prestaban atención y entonces quedaba abierto el camino para hablar del antimperialismo, el latinoamericanismo, de sus ideas acerca de la ecología”.


Entre los aportes del Apóstol mencionó que no existen diferencias desde el punto de vista intelectual entre hombres y mujeres, y los niños y las niñas con la misma influencia, por lo que le aconsejó a María Mantilla que cultivara el intelecto para que luego pudiera hablar con sus compañeros de igual a igual, y no a sus pies, como juguete hermoso. “Ahí está su pensamiento de avanzada”.


—En la actualidad se habla mucho de valores. Martí dijo al respecto que el pueblo más feliz es el que mejor tiene educados a sus hijos en la instrucción y en la dirección de los sentimientos.  De ahí su actuación…


—Él fue a la guerra a luchar, para que no se dijera que solo lo hacía con la pluma. Estas acciones hay que mostrarlas y  trasmitir esa personalidad suya que no fue la del poeta lánguido, sino la de un ser humano que hizo tanto en tan solo 42 años. Era un ser hiperquinético, subía de dos en dos los escalones, y era capaz de escribir tres artículos al mismo tiempo.

 
—Un ser honesto,  puro…


—Los tabaqueros le daban grandes sumas de dinero para comprar armas, sin embargo, a veces se iba a la cama sin comer, ¡era incapaz de tomar un solo céntimo! Andaba con una levita raída y con zapatos bastante maltrechos.  


“También hay que decir que sufrió mucho cuando su esposa Carmen Zayas Bazán lo abandonó en Nueva York y le llevó a su hijo. ¿Cómo se sentiría ese hombre que vio con gran visión el peligro que significaba la naciente potencia de Estados Unidos y cuánto no sufrió?


“¡Cuántas cosas se pueden señalar de un hombre que fue capaz de llevar esa vida y, al mismo tiempo, sentir gran amor a la Patria, lo cual lo llevó a ser quien fue y a dejarnos un legado que aún deslumbra a muchos cuando lo leen!”.


—En enero del 2013,  durante la primera conferencia Martí y el Equilibrio del Mundo, Fidel dijo: “Para nosotros los cubanos Martí es la idea del bien. ¿Cómo interpreta usted esa frase?


—Cuando Fidel dijo esto se refirió a ese ser supremo al cual debemos tratar de acercarnos  todos los días. Un hombre que lo dio todo por la Patria sin pedir nada a cambio,  porque como el propio Martí dijera: `el patriotismo es de cuantas levaduras humanas, la mejor`.


—¿Qué resaltaría del pensamiento Martiano?


—Sobre todo la universalidad, el sentido de cubanía. Por otro lado, lo ético de su comportamiento le hizo actuar siempre con transparencia, elegancia, tratando de aunar. Profesó la doctrina del amor, siempre al lado de los pobres, como decía Cintio Vitier. Además su gran visión;  de ahí la vigencia de su pensamiento y la  eternidad que acompaña a los grandes hombres.

Visto 974 veces Modificado por última vez en Lunes, 30 Enero 2017 07:03

José Martí sigue ofreciendo lecciones de vida en los tiempos que corren. La vigencia del ideario del Maestro trasciende la mera consigna.

En estos días los sentimientos se cruzan descomunales, Fidel ha huracanado al pueblo cubano, nuestro, americano, humano; el mundo repasa su obra y pareciera que vivió mil años repartiendo panes y peces, (o dándonos las manos y las luces del alma para crearlos y repartirlos).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar