sábado, 23 junio 2018, 11:47
Sábado, 14 Enero 2017 07:48

Colusión entre terroristas: EE.UU. admite vínculos con Daesh, algo ampliamente conocido

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Durante mucho tiempo se ha escrito y hablado no de la vinculación, sino del papel de EE.UU. en la creación de diversas organizaciones que ha utilizado después para establecer el terror contra quienes les son adversos.

Personalmente, no he hallado entidad de ese estilo, devenido generalmente en criminal, que no tenga la “inspiración” estadounidense, específicamente de la Agencia Central de Inteligencia.

Pero de ello no solo hablan los enemigos del imperialismo, sino incluso algunos que en su momento apoyaron tal actividad, como el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

“Nos acusaban de apoyar a los terroristas. Ahora ellos brindan apoyo a grupos terroristas, incluido Daesh (Estado Islámico). Está muy claro. Tenemos pruebas confirmadas, con imágenes, fotos y vídeos”, subrayó Erdogan, cuya familia si se benefició con la compra y reventa del petróleo robado por los terroristas a Siria.

Posteriormente, el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, admitió la veracidad de audios filtrados al periódico The New York Times en los que admite que EE.UU. usó a Daesh para derrocar al gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad.

En el audio, Kerry enfatizó que Washington hizo la vista gorda cuando advirtió el crecimiento de Daesh en Siria para poder influir y presionar al presidente sirio, Bashar al Assad, y conseguir así su salida del poder.

"Sabíamos que Daesh estaba creciendo, estábamos observando, veíamos a Daesh reforzarse y pensábamos que eso amenazaba a Al Assad. Pensábamos que probablemente podríamos conseguir que Al-Assad acudiese a negociar, pero en lugar de negociaciones nos encontramos con que Al Assad consiguió que lo apoyara el presidente ruso, Vladimir Putin”, dijo entonces Kerry.

Añadió que en aquel entonces, Washington esperaba que el auge de Daesh pudiera empujar a Al Assad a la mesa de negociaciones, pero Rusia se involucró y con su operación antiterrorista en el país árabe impidió que tal cosa sucediese.

En las declaraciones filtradas, el diplomático recordó también que Siria y Rusia podrían activar sus sistemas de defensa aérea, lo que imposibilitaría las incursiones aéreas de Washington y sus aliados.

En septiembre del 2015, el fundador de la web de filtraciones Wikileaks, Julian Assange, reveló que Estados Unidos buscó derrocar al gobierno sirio desde el 2006, utilizando diversas tácticas.

No obstante, el apoyo de Rusia e Irán al Gobierno sirio neutralizó los planes de EE.UU. y sus aliados árabes de la región.

ALGUNAS VERDADES DE CHOSSUDOVSKY

El profesor Michel Chossudovsky, economista canadiense y director del Centro de Investigación sobre la Globalización, en Montreal, ha recopilado 24 verdades que los gobiernos occidentales no quieren que la población conozca acerca de Daesh y Al Qaeda, y se pregunta “¿Cómo es posible que sigan el juego de Estados Unidos, encaminado a crear un estado mundial policial, pasando por la destrucción de pueblos, culturas ancestrales y restos de antiguas civilizaciones, la barbarie en su máxima dimensión?”

Veamos algunas de esas aseveraciones irrefutables.

La CIA creó campos de entrenamiento para Al Qaeda en Paquistán. En el período de diez años, desde 1982 hasta 1992, unos 35 000  integrantes de este grupo terrorista procedentes de 43 países islámicos fueron reclutados por la CIA para luchar junto a los afganos contra la Unión Soviética. Anuncios, pagados con fondos de la CIA, se colocaron en los periódicos y boletines de noticias de todo el mundo ofreciendo incentivos y motivación para unirse a Al Qaeda.

Osama bin Laden, fundador de Al Qaeda y hombre más odiado de Estados Unidos, fue reclutado por la CIA en 1979, al comienzo mismo de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética. Por aquel entonces, Bin Laden tenía 22 años y fue entrenado en un campo de entrenamiento de guerrillas patrocinado por la CIA.

Según el Profesor Chossudovsky, Al Qaeda se encontraba detrás de los ataques del 11 de septiembre. De hecho, el ataque terrorista del 2001 proporcionó una justificación para librar una guerra contra Afganistán, bajo el argumento de que Afganistán era un estado patrocinador del terrorismo de Al Qaeda. Los ataques del 11 de septiembre, pues, fueron fundamentales para sentar las bases de la “Guerra Global contra el Terrorismo”.

Daesh era originalmente una entidad afiliada a Al-Qaeda, creada por la inteligencia de Estados Unidos con el apoyo del MI6 Británico, el Mossad Israelí, los servicios de Inteligencia de Paquistán y la Presidencia General de Inteligencia de Arabia Saudita.

La OTAN y el Estado Mayor de Turquía fueron los responsables de la contratación de mercenarios del EIIL y del Frente Al Nusra, rama de Al Qaeda en Siria, desde los inicios de la insurgencia siria, en marzo de 2011.

Según fuentes de inteligencia israelíes, publicadas en la web DEBKA, esta iniciativa ha consistido en "una campaña para reclutar a miles de voluntarios musulmanes en países de Oriente Medio y el mundo musulmán para luchar junto a los rebeldes sirios. El ejército turco aloja a estos voluntarios, los entrena y asegura su entrada en Siria”.

Hay miembros de las fuerzas especiales occidentales y agentes de inteligencia occidentales dentro de las filas del EIIL. Miembros de las Fuerzas Especiales Británicas y del MI6 han participado en el entrenamiento de los terroristas takfiríes en Siria.

Especialistas militares occidentales contratados por el Pentágono han entrenado a los terroristas en el uso de armas químicas.

Las brutales decapitaciones realizadas por los terroristas de Daesh forman parte de los programas de entrenamiento patrocinados por la CIA en campos de Arabia Saudita y Catar y cuyo objetivo es causar pavor y conmoción.

Muchos de los criminales reclutados por Daesh son presidiarios condenados liberados de las cárceles de Arabia Saudí, país aliado de Occidente. Entre ellos se encuentran ciudadanos sauditas condenados a muerte, que fueron reclutados para unirse a las brigadas terroristas.

El régimen de Israel ha apoyado a las brigadas de Daesh y Al Nusra de los Altos del Golán, en su lucha contra el gobierno de Siria y las fuerzas del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Combatientes del EIIL se han reunido regularmente con oficiales de las Fuerzas de defensa israelíes (FDI), así como con el primer ministro Benyamin Netanyahu.

El proyecto de Daesh de crear un califato forma parte de una agenda de política exterior de Estados Unidos, que pretende dividir Irak y Siria en territorios separados: un gobierno suní, una República Árabe chií y la República del Kurdistán.

Y esto, subrayo, es parte de un todo que revela el siniestro plan norteamericano, bajo la denominación de guerra global contra el terrorismo, al presentarla como un “choque de civilizaciones”, una guerra entre los valores y las religiones, cuando en realidad se trata de una guerra de conquista, guiada por objetivos estratégicos y económicos.

Visto 642 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar