domingo, 18 noviembre 2018, 06:53
Lunes, 16 Enero 2017 06:00

Hace falta una telenovela cubana

Escrito por  Yuris Nórido / CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

Para este año está anunciada Tiempos de amar, realizada por Ernesto Fiallo… lo cierto es que necesitamos telenovelas hechas en Cuba…

Alguna gente cree que la ausencia de telenovelas cubanas en el espacio estelar de Cubavisión debería persuadirnos de que este país debería dejar de producir ese tipo de dramatizados.


Si no podemos garantizar la continuidad en la producción, ni la calidad de los productos, lo mejor sería comprar las telenovelas en Brasil o en Colombia y olvidarnos de esa pretensión —opinan.


A la telenovela no se puede renunciar, por más que algunos intelectuales las rechacen de plano, asumiendo que son elementales, reduccionistas, maniqueas y soporíferas.


Es cierto que muchas de las telenovelas clásicas no pasan de ser historias banales y perfectamente previsibles… E incluso, no pocas llegan a ser francamente reaccionarias en algunos de sus presupuestos éticos.


Pero no conviene botar el sofá. Ningún género es de por sí malo o bueno. Y está claro que la telenovela es muy popular.


Esa lucha de contrarios, del bien contra el mal, en pos de la felicidad y el amor, todavía emociona a millones. Que muchos lo consigan a golpe de facilismos, que la telenovela haya devenido producto estrella de la televisión más mercantilista… son hechos incuestionables.


¿Pero se puede ignorar su inmenso potencial, su gran impacto social?


Por eso hay que defender la telenovela cubana, por más que de cuando en cuando decepcionen sus puntuales manifestaciones.


En el concierto latinoamericano, nuestra telenovela es punto y aparte. Y no hablamos precisamente de la factura, que esa sigue siendo una asignatura pendiente, sino del universo temático y estilístico.


Difícilmente una telenovela cubana se circunscribirá a una sencilla historia de amor, los realizadores y escritores casi siempre quieren ir más allá.


El resultado es que el espectador cubano le pide a su telenovela lo que no le pide a las extranjeras: que sea una recreación cuestionadora de su contexto, crónica del día a día… y eso sin que traicione los sempiternos códigos del folletín.


Ahí está uno de los mayores retos para el género en Cuba. Partamos de que ninguna creación audiovisual, ni siquiera los documentales, son copia exacta de sus contextos y referentes. El arte nunca copia o refleja.


Y la telenovela, para seguir asumiéndose telenovela, no debe traicionar sus más elementales presupuestos.


El problema de muchas de las producciones de los últimos años es que hasta cierto punto han ignorado esos códigos.


Y la verdad es que se puede asumir un amplísimo espectro de temáticas y conflictos sociales, históricos y hasta políticos. Pero el eje básico tiene que ser siendo las peripecias del amor… o el desamor.


Esa capacidad de integrar dos ámbitos que no siempre van de la mano en las producciones extranjeras podría ser una fortaleza de las telenovelas cubanas.


Sin contar el hecho de que la gente siempre muestra particular interés por la recreación de su contexto más inmediato.


Se puede hacer con sinceridad, profundidad psicológica, vuelo e imaginación, contundencia ética y estética.


Los problemas de producción que lastran la calidad formal de la telenovela en Cuba ameritan una serie de reportajes que asumiremos este año.


Pero algo tiene que quedar claro: necesitamos nuestras telenovelas.


Hay que revitalizar la industria, hay que encontrar alternativas para la producción, hay que estabilizar las frecuencias y la continuidad.


Para noviembre del año pasado estaba anunciada Tiempos de amar, una telenovela dirigida por Ernesto Fiallo. Se cambió la fecha de estreno para principios de este año.


Hay muchas expectativas con esta teleserie. Pero la principal es que rescate un espacio que no podemos permitirnos perder.


Ninguna telenovela brasileña o colombiana podrá hablarnos mejor que una hecha en Cuba. Eso es obvio.

Visto 2561 veces

Comentarios  

 
#14 dulce 17-05-2017 13:15
realmente hace falta una novela linda no con todo de lo ya sabemos y hasta nos cansa dejemos un poco a tras la religiones, la chavacaneria, el solar, y centremonos mas en el tema principal que mueve al mundo entero que es el sentimiento mas lindo y puro y que de el se deriban todos los demas EL AMOR regalenos una novela de amor que nos haga soñar de veras
 
 
#13 Alfredo 18-01-2017 19:04
Es alentador que anuncien una telenovela cubana; pero hace falta que no sea como la última, ni reiterativa como muchas de las que se han exhibido.
Hay que cambiar para mejorar. Es verdad que todas son en La Habana y muchos guiones se circunscriben al medio artístico (escritores, teatristas, etc.)
Parece que se tuvo en cuenta la opinión de la población en la última, pues la llevaron al horario que se ganó.
 
 
#12 HAVANA WAKES UP 17-01-2017 17:23
No toda la culpa es de los escritores..... pues una cosa es lo que ellos conciben con su bolígrafo o su teclado....... y otra cosa es....... como el ICRT...... las analíza..... y en este sentído...... prefiere presentarla ante nuestros telereceptores.
 
 
#11 Angel Tamayo 17-01-2017 13:02
Comparto plenamente el criterio del periodista cuando dice: ´´El resultado es que el espectador cubano le pide a su telenovela lo que no le pide a las extranjeras: que sea una recreación cuestionadora de su contexto, crónica del día a día… y eso sin que traicione los sempiternos códigos del folletín´´. Es una realidad incuestionable , pero tambien demanda un valor y una poetica que en la mayoria de lo que ultimante se realizado en el pais , queda a kilometros de distancia . Los temas a abordar en nuedstra Cuba de hoy , de ayer y de mañana tienen un sujeto tan dicimil, aleccionador y rico , que no verlo es tambien estar en el margen de la realidad cubana :medicina/medic o- maestros . cuentapropistas /industrias debiles /industrias fuertes . creadores. artistas , cuanta variedad para hermanar parejas con puntos diferentes y diversos de la vida , que da un argumento tan rico y personal. Hay veces como yo como otros quisieran poderse sentar a la mesa y describir en varias cuartillas lo bello y heterogeneo de nuestros y mujeres que nos da el: contexto generacional /racial , machista/ feminista/ homofobico/ desarraigados/m arginales /intelectuales. Cuantos dramas diversos pueden recrearse en esta muestra todavia efimera. POR FAVOR ESCRITORAS/ ESCRITORES , DEMUESTRENNOS LO QUE UDS VALEN. HAGANNOS SOÑAR . HAGANNOS VIVIR ES ESE HORARIO ILUSIONES Y QUIMERAS.
 
 
#10 Angel Tamayo 17-01-2017 12:09
Al fin n periodista , encara este tema , con respeto , sobriedad , profundidad etc etc. Y tomo uno de sus parrafos , que son la elocuencia mas cabal de lo que nos pasa:
¨¨El resultado es que el espectador cubano le pide a su telenovela lo que no le pide a las extranjeras: que sea una recreación cuestionadora de su contexto, crónica del día a día… y eso sin que traicione los sempiternos códigos del folletín¨¨ . No soy escritor , ni pretendo serlo , pero hay veces que viendo la mediocridad de lo que ultimamente se ha realizado en novelas cubanas he tenido una fallida intencion de escribir. solo un simple analisis , cuando querenos facturar algo rompiendo con estereotipos lo logramos salvando las diferencias en programas como : CANTANDO EN CUBA /BAILANDO EN CUBA , tal parecen programas parecidos e iguales que otros del escenario internacional . Porque nuestra telenovela no aspira , se desarrolla y crea en un contexto dicimil cubano , con fuerza con la realidad de nuestros problemas , con nuestros triunfos , fracasos , luchas , temas para contar , la medicina , el magisterio , el couentapropista , la industria mediocre , la industris floreciente , los amores disparejos , los amores raciales , los amores generacionales , las diferencias , cuantas cosas . USTEDES EXCRITORES , TIENEN LA ULTIMA PALABRA
 
 
#9 fani 16-01-2017 20:59
Estamos muy felices sin las telenovelas cubanas,digo si así se les puede denominar.Las ultimas una verdadera tortura ver llegar los dias señalados para ellas.Primero los escritores deben mejorar,tramas desconcertantes ,y reflejando un nivel de vida que la minoria de los cubanos tienen,deja mucho que desear.
 
 
#8 ILDEFONSO 16-01-2017 18:11
El tema de la telenovela tiene mucha tela por donde cortar. Creo que sí, hace falta la telenovela cubana, es inadmisible que el espacio haya salido del aire por tantos meses. Sabemos que no había estrenos, pero al menos debían haber cubierto el espacio con una reposición. La telenovela no salió del aire ni en los peores momentos del período especial. Creo que los espacios que constituyen casi un patrimonio dentro de la historia de nuestra televisión tienen que respetarse.
 
 
#7 Ren 16-01-2017 13:44
Pues creo que estamos mejor sin ellas, en los últimos tiempo se volvieron pura chabacanería y faltas de dialogo, o sea, se volvieron nada creíbles…
 
 
#6 leonel 16-01-2017 11:55
Es cierto que hacen mucha falta las telenovelas cubanas, pero deben tener al menos un minímo de calidad, además tambien deben reflejar otras realidades cubanas de otras provincias, al final todas las telenovelas solo reflejan el pensamiento y el modo de vida habanero y para nada reflejan las realidades de otras provincias y otras ciudades grandes como Santiago de Cuba, Camaguey. en estas ciudades existen conflictos dignos de ser llevados a una telenovela, al final en La Habana vive 22.75 de la población cubana, el resto vivimos en provincia y no nos vemos reflejados en casi nada de la televisión cubana, (o podria decir de la Televisión habanera). Saludos.
 
 
#5 plaff 16-01-2017 10:29
y como puedo ver la serie el Zoológico??
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar