lunes, 22 abril 2019, 11:03
Viernes, 30 Diciembre 2016 08:52

Derecha israelí se burla de Kerry ante inminente llegada de Trump al poder

Escrito por  AFP/Xinhua
Valora este artículo
(0 votos)

La derecha israelí desestimó este jueves el discurso de John Kerry, secretario estadunidense de Estado, sobre el conflicto en los territorios palestinos, pues considera que tendrá pocas consecuencias.

 

La derecha israelí desestimó este jueves el discurso de John Kerry, secretario estadunidense de Estado, sobre el conflicto en los territorios palestinos, pues considera que tendrá pocas consecuencias dada la llegada inminente de la administración de Donald Trump. El presidente Barack Obama habló por teléfono con su sucesor la noche del miércoles, en lo que se consideró una coversación positiva para "continuar con una transición fluida", después de la tensión entre ambos por las recientes posturas de Estados Unidos respecto del conflicto en Medio Oriente.

 

Naftali Bennett, ministro israelí de Educación, repitió que la creación de un Estado palestino quedará "fuera de la agenda" cuando Trump asuma la presidencia el próximo 20 de enero. Otros miembros del gobierno –considerado el más derechista en la historia de Israel–, incluso se burlaron de Kerry, quien el miércoles pasado afirmó: "Estados Unidos no puede ser fiel a sus valores si permitimos que una solución viable de dos estados sea destruida frente a nuestros ojos".

 

Bennett, del derechista partido político nacionalista Casa Judía, volvió a apremiar al gobierno para anexar a Israel la mayor parte de Cisjordania, lo cual destruiría cualquier esperanza de una solución de dos estados para lograr la paz con los palestinos. Religiosos nacionalistas como Bennett tienen gran influencia en el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu.

 

En su discurso, Kerry dedicó a Israel críticas como rara vez se habían oído de un funcionario estadunidense. "El primer ministro israelí respalda públicamente una solución con dos estados (palestino e israelí), pero su actual coalición de gobierno es la más derechista en la historia de Israel, con una agenda dirigida por los miembros más extremistas", señaló.

 

Según Kerry, Israel y la futura Palestina deben establecerse sobre la base de las fronteras anteriores a la Guerra de los Seis Días, de 1967, y proceder a "intercambios equivalentes" de territorio con mutuo consentimiento; Israel sería reconocido como "Estado judío" y Jerusalén como "la capital de dos estados".

 

Miri Regev, ministro israelí de Cultura, se burló de esa propuesta, y sugirió a Kerry dividir Washington en lugar de Jerusalén. Las declaraciones del secretario de Estado no soló suscitaron críticas en Israel, el líder opositor, Isaac Herzog, afirmó, por ejemplo, que su discurso "mostraba una verdadera preocupación por la seguridad y el futuro" del país.

 

Tras escuchar a Kerry, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, dijo estar dispuesto a retomar los esfuerzos de paz con Israel si cesa la colonización.

 

Antes del discurso de Kerry, el presidente electo estadunidense, Donald Trump, tuiteó: "¡Sigue fuerte Israel, el 20 de enero está cerca!". Y Netanyahu respondió: "...gracias por su cálida amistad y su claro apoyo a Israel".

 

El pasado miércoles, Obama, habló por teléfono con su sucesor, Donald Trump. "La llamada de hoy fue positiva y se centró en continuar una transición fluida y efectiva", indicó un comunicado de la Casa Blanca.

Visto 524 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar