viernes, 22 junio 2018, 09:12
Miércoles, 21 Diciembre 2016 14:49

Intensa conspiración contra Rusia

Escrito por  Arnaldo Musa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(2 votos)

Medios “civilizados” tratan de justificar el asesinato del embajador ruso en Turquía



Nada sorprende cuando medios norteamericanos se unen a Al Jazeera y otros libelos que directa o indirectamente promueven el terrorismo, con el de justificar el asesinato del embajador ruso en Turquía, cuando inauguraba una exposición fotográfica. Es más, el Daily Mail causó escándalo, al destacar el traje que vestía el criminal, algo típico en el contenido de los medios de “información” occidentales.

El crimen fue reivindicado por el Frente Al Nusra, estrecho colaborador del terrorista Estado Islámico, que acaba de ser expulsado de la ciudad siria de Alepo.

A pesar de presuntos cuidados de la seguridad, porque en ese tipo de actividad no se debe estar armado, no se sabe cómo el asesino, un policía de 22 años, consiguió la pistola con la que logró disparar nueve veces por la espalda al diplomático Andréi Kárlov, quien había logrado éxito en la distensión de las relaciones entre Moscú y Ankara, y coadyuvado al abandono turco a la oposición extremista siria, así como al estrechamiento de ambas naciones con Irán en el fortalecimiento en el combate al terrorismo.

La derrota de los terroristas  en la ciudad de Alepo ha revuelto el andamiaje conspirativo contra la integridad rusa, porque tras la victoria del Ejército Árabe Sirio allí, con el apoyo de Rusia y patriotas libaneses, se produjeron nuevas sanciones contra Moscú, que tiene como trasfondo la cuestión siria, pero el pretexto es el de la no admisión de que Crimea se haya reincorporado por voluntad propia a la Federación.

Vladimir Putin y Recip Erdogan, el presidente turco, coincidieron en señalar que el hecho intenta minar el acercamiento ruso-turco, en un momento en que se apartan prejuicios, se vuelven a planificar importantes planes económicos conjuntos e incluso aminorar el papel de gendarme que EE .UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte le han querido endosar a Ankara, a fin de presionar a Moscú.

RECUENTO

El asesinato del embajador ruso tuvo lugar este lunes 19 de diciembre en un centro de arte en la capital turca, donde se estaba celebrando la inauguración de la exposición de fotografía “Rusia a través de los ojos de los turcos”, y ocurrió en la víspera de la reunión entre Rusia, Irán y Turquía para tratar la cuestión humanitaria y el cese total del fuego en Alepo.

El asesino de Kárlov era un agente de la Policía turca, identificado como Mert Altintas, quien servía en la Policía desde el 2014, y, según Rossia Today, el atacante, de 22 años, era integrante de la organización terrorista FETO (Organización de Terror Gulenista). El grupo está vinculado al clérigo turco residente en EE.UU. Fethullah Gulen, a quien el gobierno turco acusa de orquestar el golpe de Estado en Turquía en julio pasado y cuya extradición ha sido solicitada por Ankara a Washington.

El atacante disparó al embajador por la espalda, cuando Kárlov estaba terminando su discurso en la ceremonia de inauguración del evento. Después de recibir los disparos, el embajador cayó desplomado al suelo. Durante el ataque se produjeron tres heridos. Tras el atentado, la Policía turca inició un tiroteo con el asesino del embajador ruso, quien fue abatido. Antes, el atacante había gritado, según  testigos, "¡Alá es grande!" y "¡No olviden Alepo! ¡No olviden Siria!".

A su vez, Andréi Kárlov, entre los años 2001 y 2006, fue embajador de Rusia en la República Popular Democrática de Corea. En julio del 2013, fue nombrado embajador de Rusia en Turquía. El fallecido, subrayamos, hizo todo lo posible para que la crisis en las relaciones entre Moscú y Ankara, tras el derribo por Turquía del cazabombardero ruso Su-24 en Siria, fuera superada, La  portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, especificó que su labor se concentraba en “contribuir a la normalización de la crisis siria y en la estabilidad de la región”.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha declarado que Andréi Kárlov "ha sido asesinado de manera vil" y el atentado tuvo como objetivo minar las relaciones ruso-turcas". Según el mandatario, la respuesta al asesinato del diplomático ruso tiene que ser "la intensificación de la lucha contra el terrorismo".

Un grupo de investigaciones operativas ruso partió rumbo a Ankara para investigar junto a expertos turcos el asesinato de Kárlov, informa la agencia TASS.

Asimismo, Recep Tayyip Erdogan ha estimado que el asesinato del embajador de Rusia en su país "es una provocación dirigida contra el proceso de normalización de las relaciones bilaterales entre Moscú y Ankara", y confirmó que "Turquía y Rusia formarán una comisión conjunta para investigar el crimen".

El hecho, en definitiva, es un paso más que coadyuva a los planes imperialistas para tratar de desintegrar a Rusia con el mismo instrumento del terrorismo.

Visto 555 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar