viernes, 14 diciembre 2018, 06:16
Imprimir esta página
Lunes, 09 Enero 2017 06:00

Año nuevo, ¿nueva televisión?

Escrito por  Yuris Nórido / CubaSí
Valora este artículo
(10 votos)

La Televisión Cubana tiene el reto de satisfacer las crecientes demandas de un público que ya tiene otras fuentes de consumo audiovisual. No es una tarea menor.

Los públicos han cambiado, cambian constantemente. Y la Televisión Cubana también, pero no con la velocidad y la profundidad deseables. Y no ha sido por falta de debate (ojalá que todos los ámbitos de la sociedad cubana contemporánea concretaran el mismo debate público que origina la televisión), sino más bien por la inercia con que se asimilan los resultados de esas discusiones en la práctica cotidiana.


No es un asunto menor. La televisión sigue siendo el medio de comunicación y entretenimiento con más impacto en la población… pero hace rato que ya tiene muchos émulos. El primero de todos: el creciente mundo de las nuevas tecnologías, que diversifica la manera de acceder a las propuestas.


En el contexto cubano esa vertiente tiene características muy peculiares. Ante la insuficiente conexión a internet, afloraron alternativas más informales: el celebérrimo paquete entre ellas. No vamos a dedicarle mucho espacio a ese tema, ya lo hemos hecho muchas veces en este sitio. Insistamos solo en algo: para que la Televisión Cubana mantenga un rol preponderante en los esquemas de consumo audiovisual (y es necesario, teniendo en cuenta su declarada vocación cultural), tiene que acabar de consolidar un salto cualitativo considerable.


Afortunadamente hay buenas experiencias puntuales, pero no son suficientes. Téngase en cuenta que a estas alturas se sigue haciendo mucha televisión con concepciones técnicas y artísticas anticuadas.


El principal problema no es de diversidad de contenidos. Se ha dicho muchas veces, aunque muchos se asombran cada vez que se dice: pocas televisiones públicas del mundo cuentan con una programación de tan amplio espectro y con tan marcada intención integradora.


El principal problema es la manera en que se presentan esos contenidos.


Por cuestiones de disponibilidad de recursos, pero también de estrategias de realización, nuestras producciones salen al aire con una desventaja en cuanto a factura y despliegue. Pero tienen a su favor el marcado interés del público por lo local, por lo nacional.


Ejemplos sobran. La mayor cantidad de películas que se proyectan son extranjeras, pero los filmes cubanos siempre han gozado de la preferencia popular. Se transmiten muchos policiacos estadounidenses, pero cuando se estrenan los cubanos (por más de que suelen ser menos contundentes en lo formal), suben los índices de gusto y audiencia.
Hay que potenciar ese interés.


Por eso caló tanto una propuesta como Sonando en Cuba. El programa tomó de aquí y de allá resortes de la televisión más comercial (que son resortes que funcionan, eso no se puede perder de vista), pero los presentó integrando una propuesta con pretensiones culturales que trascendían la más chata espectacularidad.


He ahí un término conflictivo, al menos para algunos: espectacularidad.


A la Televisión Cubana le hace falta mucho más sentido del espectáculo… y eso no tiene que ir en contra de la contundencia estética, ética o conceptual de la programación.


Vivimos en un mundo permanentemente recreado e influido por la imagen construida, en el que la imagen misma suele impactar más que el discurso puramente verbal. Eso no se puede ignorar, hay que asumirlo creativamente para que la palabra no pierda fuerza e incidencia, para que la tontería no gane más espacios de la cuenta.


La misma frivolidad pirotécnica nos ofrece las armas: la Televisión Cubana puede ser más pirotécnica, sin dejar de ser culturalmente responsable.


Hace falta dinero, está claro. Pero urgen también mejores esquemas de organización. Y más talento, que talento en Cuba hay.


Sonando en Cuba (sin ser una propuesta perfecta, aquí mismo hemos señalado pros y contras) ha demostrado que se puede. Y la reacción del público no se hizo esperar. Según todas las encuestas, los índices de audiencia y gusto rompieron marcas para este tipo de espectáculos en los últimos años.


Haría falta extender este empeño. Necesitamos mejores musicales. Pero también mejores dramatizados, programas informativos y culturales. Ese es el reto ahora mismo. Es el reto hace un buen rato. 

Visto 1205 veces Modificado por última vez en Miércoles, 11 Enero 2017 07:59

Comentarios  

 
#32 neyde 13-01-2017 11:46
Que me dicen de la escenografía de ESCRIBA Y LEA??, que se ven los cartones cortados y las puntillas, que pena, un programa de tanto prestigio.
La TV Cubana no está nada buena.
 
 
#31 ana 13-01-2017 11:10
La verdad ya no hay quien vea el tv cada vez es peor todo es repeticion, multivision un canal q puede ser tan variado los dias entre semana solo dan documentales y ni hablar de los domingos el sabado no hay quien se quede despierto para ver las peliculas uno se pasa el año entero trabajando coge vacaciones y lo q te puede acompañar q es la tv no sirve, q podemos esperar.
 
 
#30 carlosvaradero 12-01-2017 12:46
Alguien podrà decirme... insisto!! què pasò con el Concurso Adolfo Guzman previsto para Diciembre?
Què pasò con Bailando en Cuba, tambien previsto para diciembre??
Alguien sabe por favor!!.. nadie dice ni media palabra... como siempre!!
 
 
#29 lucia 12-01-2017 11:34
por favor me sumo a los comentarios hechos en esta pagina anteriormente y es verdad que hay que reflexionar por ejemplo yo me considero una tele adicta me encanta la television aun con posibilidades de poder ver otras cosas que vienen en el tan criticado paquete que solo nos da la opcion de ver lo que queramos, sin embargo yo prefiero mi tv cubana, pero por favor si ya saben la opnion del pueblo por que no es nueva no hagan que la poblacion se disgustes y surjan comentarios desfavorables a la tv, no todo tiene que ser repetido hay que crear y que los programas que de verdad gusten no coincidan con las telenovelas que por mas malas que esten a todos les gusta verlas ahora mismo esta el programa rompiendo el silencio de chiong y hay personas que no lo ven por coincidir con la telenovela del canal 27, por favor tengan esto en cuenta y hagan que nuestro pueblo tan trabajdor cuando llegue a su casa se sienta liberado de los tantos problemas que existen por cualquier razon que sean, y libere tensiones frente a un programa que valga la pena y distraiga sea cual sea su contenido, hay tela por donde cortar bastante. por ahora ese es mi comentario.
 
 
#28 Lorenzo 12-01-2017 09:37
Y el anticuado y retrogrado estilo de los programas audiovisuales de que los cantantes ya sean solistas o en agrupaciones tienen que doblar todo lo que cantan aunque sea en vivo, y ves como los artistas se defasan con los movimientos de la boca y lo que estan cantando y los percusionistas y demás musicos haciendo el paripé de que estan tocando, que se ve horrible y nada más que pasa en Cuba, eso demerita el trabajo que pueden hacer y desprestigia a la TV nacional y el esfuerzo que pueden hacer.
 
 
#27 Soy 12-01-2017 08:51
Que va Pedro, Entre amigos, se ganó a todos los otros, quiere decir que el público es su enemigo.
 
 
#26 Pedro 12-01-2017 08:11
La TV cubana está en coma, simplemente porque no se renueva y los paradigmas estéticos están en la década de los 50 del siglo pasado. Ejemplos vivos: el noticiero de las 8 pm, 23 y M, etc.
"Cambiar lo que deba ser cambiado"
 
 
#25 Arquero 11-01-2017 15:49
A mi lo que mas me gusta es el canal HD y su cartel de experimental. Si un marciano u otro ET llega y lo ve con su cartelito de experimental va a pensar que nosotros estamos inventando la TV HD.
 
 
#24 francisco 11-01-2017 12:04
Si por favor que mejore porque quitaron a amaury y pusieron boleros, por tu madre el conductor pasado de maquillaje, el ballet de un bolero intenso bailado por dos bailarines hombres, da pena con el trigo que se le puede sacar a esa nueva idea, los bellos modelo, los nuevos cantantes que ejecutan los boleros y la epoca para recordar, la verdad que fue de mal en peor, la talla joven le falta algo, barquito de papel y el elefante y la hormiga de madre ahhh no me dejen fuera a los soperos, la verdad que el arte es el arte y yo no tengo arterias jajaja.
 
 
#23 Lsabela 11-01-2017 11:56
la generación de los 70, 80 recordamos con nostalgia producciones de esa época de muy buena aceptación popular, en lo particular recuerdo el espacio de aventuras, no contábamos con la tecnología actual, hoy tenemos que conformarnos con la retransmisión, por favor hasta cuando.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar