miércoles, 12 diciembre 2018, 09:36
Imprimir esta página
Domingo, 11 Diciembre 2016 12:20

El reguetón empuja la Cultura a la encrucijada: ¿libertad o dignidad?

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(4 votos)
El cantante y compositor colombiano, Maluma. EFE/Archivo El cantante y compositor colombiano, Maluma. EFE/Archivo

El sometimiento sexual de cuatro mujeres a los caprichos del colombiano Maluma en su canción "4 Babys" ha reavivado estos días las críticas en torno al reguetón, tachado como un estilo intrínsecamente machista y, por extensión, ha encendido de nuevo el debate sobre la responsabilidad social de la cultura.

"Estoy enamorado de 4 babies / Siempre me dan lo que quiero / Chingan cuando yo les digo / Ninguna me pone pero". Cuatro versos que conforman el estribillo más polémico de los últimos meses a raíz de la denuncia de la artista visual y activista Yolanda Domínguez en El Huffington Post, al que siguió una petición con cerca ya de 80.000 firmantes para retirar el tema de circulación.

Según la misma, "4 Babys" es "denigrante para el género femenino" y "hace apología de la violencia directa hacia las mujeres, las cuales son descritas como meros cuerpos sin valor, intercambiables y absolutamente disponibles al servicio del deseo sexual ilimitado de los autores".

Ese es Maluma, el último fenómeno musical del otro lado del Atlántico, un artista que, pese a su juventud (22 años), se codea con Ricky Martin y Shakira (su canción conjunta, "Chantaje", lidera la lista española y la "Hot Latin Songs" en EE.UU.). En un lustro de carrera acumula 40 millones de seguidores en redes sociales.

Durante su reciente paso por España, declaraba: "Para mí solo el cielo es el límite", unas palabras que contrastaban con su actitud sosegada y humilde, así como con la imagen moderna que intentaba proyectar, rehusando calificar su estilo musical como reguetón.

"Me encanta, me he criado escuchándolo y tengo grandes amigos en el género, a los cuales admiro, pero yo prefiero que la gente a mí me identifique más por un movimiento que por un género", señalaba este músico que decía mirarse en el espejo de Héctor Lavoe y Justin Timberlake.

Sus reticencias a emparentar con el reguetón no son nuevas, desde que Daddy Yankee diera un vuelco a principios del siglo XXI a la dimensión global del reguetón con letras como: "Esto va pa las gatas de to colores / Pa las mayores, pa las menores / Pa las que son mas zorras que los cazadores / Pa las mujeres que no apagan sus motores".

Gracias a su procaz canción "Gasolina", aquel cruce del sonido parsimonioso del reggae jamaicano con el descaro rapeado del hip hop y la celebración de la sensualidad de Puerto Rico pasó de distribuirse en casetes en puestos callejeros a convertirse en un movimiento internacional.

La humildad de sus orígenes imponía también inmediatez en los referentes. Las letras del reguetón bebían del barrio y de la discoteca y trasladaban esa idiosincrasia sin eufemismos ni ambages.

"Le digo a todo el mundo que tengo canciones de contenido para adultos, como la clasificación de las películas, y que un buen actor hace todo tipo de filmes. Cuando nos tenemos que expresar con un contenido explícito, lo hacemos", replicaba Daddy Yankee a Efe al preguntarle por la imagen puramente sexual que ofrecía de las mujeres.

Cada vez son menos los artistas de la nueva hornada que osan reivindicar su figura. Entre ellos está J Balvin. "Mis letras no son groseras, pero el género tiene su historia y empezó así, con letras reales y crudas, como pasó con el rock, con la salsa, con el punk...", defiende el colombiano, que habla de su propia música como "reguetón que ya ha ido por el mundo".

Son muchas las voces que alertan de que los patrones sociales que se critican en el reguetón están en otras manifestaciones culturales habituales, aunque quizás de un modo menos explícito o grueso.

Para María José Díaz-Aguado, catedrática de Psicología de la Educación y directora de la Unidad de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense, "la violencia machista se sigue transmitiendo a través de sutilezas que no generan el mismo rechazo" que un bofetón, pero que pueden derivar en él.

Visto 1113 veces

Comentarios  

 
#10 RJ 28-07-2017 14:06
El reguetón no es música, definitivamente . Pero lo más triste es que si tiene tanto éxito este ¿género? es porque las mujeres lo aceptan. En nuestro país, todavía no he escuchado a nadie en ninguna organización social, FMC por ejemplo, que tanto ha luchado por la dignidad y los derechos de la mujer protestar, ni siquiera proyectarse para criticar la grosería, vulgaridad, irrespeto, falta de ética y de los más elementales valores de la decencia que están presentes en el reguetón. Además de que musicalmente hablando es tedioso, reiterativo y no tiene ni la más mínima calidad.
 
 
#9 ivm 14-12-2016 11:51
que buenos somos para criticar lo ajeno pero lo de la casa no lo vemos.
 
 
#8 pinar 14-12-2016 09:53
Me gusta el reguetón a pesar de mi edad avanzada, pero a nadie le gusta la letra de las canciones groseras como la que hace el Chacal u otros cubanos. Esto sucede generalmente con reguetoneros vulgares, de bajo nivel y de conducta social pesima.
Aplaudo a los que hacen esa música con una letra adecuada.
 
 
#7 Diane 14-12-2016 09:28
Cuando hablamos de mediocridad debemos hablar primero de la casa, los groseros y analfabetos ´´cantantes foraneos´´ que le damos la posibilidad de exponer su ´´maravilloso trabajo´´ en los Lucas. Todo este tema deja mucho que desear, y realmente no hay muchos que tengan una letra que valga la pena escuchar. Si no me creen busquen videos de Chacal y Yakarta, de Harrison que dicen q canta, de los payasos de Yomil y el Dany, y verán de q les hablo, son tremendamente explicitos. Y pienso que si, q Maluma acabo con esta canción pero las demás q ha sacado me gustan (no son groseras y dicen algo comparado con el resto del reggaetón). Quisiera destacar a Divan, un muchacho muy joven que me encantan sus canciones y los adolescentes los siguen mucho. Buenas letras, sin groserías y algo fresco para oir.
 
 
#6 JUAN LUIS M 13-12-2016 22:42
ESO SOLO NO, AQUÍ EN CUBA TENEMOS OTROS EJEMPLARES QUE PA QUE HABLAR....... LO PEOR ES QUE CAMPEAN POR SU RESPETO Y LAMENTABLEMENTE SE LE PEGAN A LA GENTE EN LOS HUESOS..... SOBRE TODO A LA MAYORÍA DE LOS JOVENES.

UNA VERDADERA PENA CON TANTA BUENA MÚSICA QUE SE HACE EN CUBA Y EN EL MUNDO.

LO QUE NOS QUEDA DE ALIENTO A LOS CUBANOS ES QUE EL PAÍS TIENE BIEN CLARA SU POLÍTICA CULTURAL QUE PARA NADA LE DA AMPARO A ESA BASURA.

UN AMIGO ME DECÍA HACE UN TIEMPO QUE SOLO HABÍAN DOS TIPOS DE MÚSICA..... UNA BUENA Y OTRA MALA...... YO DIRÍA QUE EXISTEN DOS TIPOS DE MÚSICA UNA BUENA LA OTRA MALA Y EL REGGETÓN.... QUE ES PEOR.
 
 
#5 Soy 13-12-2016 08:36
me encantó el comentario de lona, corto y efectivo.
 
 
#4 Carlitín 12-12-2016 13:35
Quienes son los responsables de que este desastre saliera a la luz pública, los medios, pienso en Frank Fernández en el programa de sonando en Cuba que gracias a él se operó un cambio, pero la mediocridad se impone con fuerza hoy más que nunca y la buena música desaparece de los escenarios cubanos y los jóvenes se aferran aún más a esta cosa por no decirle música. Si vemos programas de participación en Cuba para jóvenes ya ni saben bailar, solo hacen intentos de movimientos eróticos y que decir de lo que tratan de decir en sus textos o lo que llaman textos y el acompañamiento siempre es la misma en todos los temas de cualquier agrupación. Quien tiene la responsabilidad de lograr una acertada composición musical y de su promoción que le guste a los jóvenes los MEDIOS que son los que llevan el poder.
 
 
#3 yan 12-12-2016 11:30
Vamos a estar claros si nosotras mismas no nos respetamos quien lo va hacer. Hace un buen tiempo que el reguetón no es lo que era. Y no podemos hecharle la culpa a los artista, cuando somos nosotras la que les damos de hablar y las que salimos en sus videos clip casi desnudas.
 
 
#2 lona 12-12-2016 11:10
reguetón + poco cerebro = mediocridad
 
 
#1 luisa rios 11-12-2016 13:57
Eso no es lo que mas me molesta, sino con que placer las mujeres les siguen aestos muscos y en sus videoa clip, salen casi desnudas e invitando al sexo, si no lo creen, pues miren entonces los videos clik cubanos en los que se pueden apreciar estos espectaculos
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar