domingo, 24 junio 2018, 04:53
Viernes, 09 Diciembre 2016 01:25

MIRAR(NOS): El intercambio y la química

Escrito por  Liz Beatriz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(11 votos)

Ya había leído del intercambio de parejas, el rubor de la aldea se me subió a las orejas ese día, con todo y que procuro mostrarme moderna en temas de sexualidad como quiera que cada viernes les llega esta columna sobre tales menesteres.

 

No obstante, hasta ayer pensaba que, donde se ejecuta tal acto, era un centro proscrito o algunos pocos dispersos en recovecos apartados de las ciudades del primer mundo. Ingenua yo, erré al apartarlos de la cotidianidad inmediata.

 

De hecho, lo escribo ahora, y todavía me cuesta entender cabalmente que alguien tenga la suficiente madurez emocional (así le llaman)  para permitir “manoseos excesivos” con su media naranja.

 

No soy celosa empedernida pero me ha bastado un breve repaso para comprender que al menos en la Cuba que habito no sería posible. Ninguna de mis amistades, ni las que firman debajo del cartel de “adelantadas” llegarían a ese punto. Al menos no con parejas oficiales, sustentadas sus relaciones en compromisos públicos, para que me entiendan bien, a ojos del mundo.

 

Ha dicho alguien en medio del debate, “si uno comparte con alguien más, por lo menos luego queda la seguridad de a quién quiere en la vida”. ¿En la vida? - me vuelven los pensamientos de aldea.- ¿la vida entera puede estar marcada por…, no lo sé, 15 o 20 minutos de cabalgata sexual?

 

¿Tiene uno que traicionar a su pareja para entender su valía? De esta parte del monitor la respuesta seguirá siendo NO. Las parejas abiertas, que así se llaman, no me parecen en absoluto formas de experimentar amor.

 

Pero de todo hay en la viña del señor, las mejores uvas son seleccionadas para el vino. En medio de la desesperación alguien puede romper sus convicciones y seguir tan ancho. ¡Felicidades para ellos!

 

Tíldenme de cuadrada, desfasada o absoluta. No tengo que probarme a mí misma que el hombre con el cual comparto la vida ha sido mi responsable elección. Nadie puso una pistola en mi cabeza para que diera el sí, con absoluta certeza decidí caminar a su lado. No podía adivinar lo que vendría, pero entonces (con mapa e instrucciones) hubiera sido aburrido emprender el trayecto.

 

Mañana todo podrá acabarse, no lo sé, pero hoy procuro hacer las cosas bien en cualquier orden. Nos pertenecemos pero no para ejercer ninguna autocracia sentimental, desde el respeto elegimos juntos esta vida y cada día la relación que compartimos patentiza compromisos de fidelidad y respeto.

Todas las relaciones no tienen por qué ser iguales. Dependen de cada uno y, como siempre digo, también de las experiencias vividas. Cuando dos se unen, en la probeta se mueven dos sustancias no necesariamente compatibles. Algunas eclosionan, otras ante avatares terminan solidificando sus maneras, haciéndose una nueva sustancia en la medida en que, sin remedio, son agitadas por la cucharilla.

Quien tiene doble ánimo, no lo dije yo, es inconstante en cualquier desafío que emprenda.

Visto 1574 veces

Comentarios  

 
#15 M@rlyn 04-02-2017 12:32
Sinceramente no creo que esta practica sea saludable para la pareja. estoy de acuerdo con Chicho la pareja es de dos no mas que eso.me disculpan las personas q lo practican pero no creo q esten realmente enamoradas de su pareja como para dejar q este con otra persona delante suyo o con su conocimiento. eso para mi no es ser abierto de mente, creo q a la larga o corta eso afecta a la pareja.
 
 
#14 anamaría 15-12-2016 10:50
El intercambio de parejas es algo degradante, quien se lo pide a su compañero(a) demuestra no sentir aprecio ninguno por su pareja, mucho menos si es su pareja estable y quien lo acepta no se respeta a sí mismo(a). Hay personas que prestan cosas tan íntimas como los objetos de uso personal:peines , cepillos de dientes,etc y hasta ropa interior, lo cual denota una gran falta de higiene Pero el que lo hace con su pareja muestra el poco valor que le tiene al tratarla como el objeto más insignificante que no merece siquiera respeto y consideración.
 
 
#13 Shere 13-12-2016 12:30
Mucha gente lo ha practicado y lo sigue haciendo, siendo de este modo ¿no ha de ser porque les resulta? En el sexo, como en todo, cada cual tiene sus propios puntos de placer, de satisfacción, el intercambio de pareja es solo una arista más, tampoco es algo nuevo, algunas sociedades antiguas practicaban las orgías como una forma más de tener sexo. La cuestión para mi es que, al que le gusta que lo practique, y al que no pues que siga con su modo tradicional. Simplemente eso.
 
 
#12 anamaría 13-12-2016 12:25
Lo que muchos llaman "modernidad" y "actualidad" para mí en realidad es una regresión a la comunidad primitiva, donde todos tenían sexo con todos, inclusive sus parientes, fueran cercanos o no, a la vista de todos, es una involución a la época en la que el homo sapiens era poco más que un primate y no tenía formados sus valores, el que quiera hacerlo es su problema, pero existe un valor llamado VERGÜENZA que deberíamos cuidar. Para mí el sexo es una cuestión privada y no me importa si me dicen anticuada, es algo íntimo y no para hacerlo delante de terceros como los animales.
 
 
#11 Arquero 12-12-2016 13:25
Dejar que alguien tenga sexo ante ti (con tu participacion o no) con tu pareja estable, tu compañera(o) es poco menos que una cochinada. Esto sale del modernismo liberal actual que junto con las drogas estan haciendo pedazos las sociedades occidentales desarrolladas.
 
 
#10 Snake 12-12-2016 11:56
Mi criterio personal respetando el de cada cual es: Si uno quiere de verdad a su pareja, no la somete a cosas como esas, seria duro ver a la persona que quieres, que esta contigo todos los dias, la que comparte las cosas buenas y malas de la vida tocandose con otra persona al menos yo no podria al no ser que mi pareja no me interese para nada. Creo que esas cosas si se van a practicar, no hacerlo con su pareja...
 
 
#9 leo 12-12-2016 11:08
Ya estamos en el siglo XXI ya no podemos pensar en eso, yo soy el que pienso que eso pone la relación más fuerte. Así que una vez al año no hace daño!!
 
 
#8 Pepe 12-12-2016 10:23
Periodista excelente articulo y muy definido su criterio y aceptado, pero como le dije SU CRITERIO, y como tal sé que muchos lo respetaran, pero del JAMON al HUEVO va mucho. Hoy la sociedad cubana no está del todo preparada para este tipo de experiencias, pero al paso que va el desarrollo ya sea industrial, tecnológico, alimenticio y por qué no sexual en el mundo, la manera del cubano ira cambiando, no quiero decir que esto más adelante sea plato obligado en la mesa de los cubanos, NOOO, pero si habrá un incremento en las personas que creen que es una forma más de desarrollar su mentalidad sexual y de pareja, que de hecho ya va en incremento ese tema en la sociedad cubana y solo vasta que enfocar más la mirada en los lugares más privados reservados de nuestra habana, nada dicho, debemos prepáranos compatriotas que lo que nos viene encima en materia de ese tema y otras cosas más es candela, y lo lindo es inevitable, no se puede negar el "desarrollo",

Saludos
 
 
#7 chicho 12-12-2016 09:04
El amor, como en las matemáticas, la pareja son solamente dos... por lo menos, en la que se escoge para redondear lo que nos queda de vida, no admite una tercera persona... cuando eso sucede, todo es una mentira que ellos se creen... si uno, o ambos están al corriente y hasta lo propician, es peor aún, una gran mentira... lo que pasa es que, a veces, dadas las condiciones reales en que viven algunas personas, deciden vivir esa mentira, pues no les conviene reiniciar otro camino... la vida es complicada y no podemos juzgar como demonios a los que transitan por esa situación... cada caso es uno específico... de lo que sí estoy convencido es de que, cuando eso sucede, es por alguna causa que lo propicia...
 
 
#6 Elcorrecto 10-12-2016 15:20
leticia 100% de acuerdo contigo...es cuestion de mentalidad..
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar