martes, 18 diciembre 2018, 19:02
Miércoles, 07 Diciembre 2016 04:38

DE CUBA, SU GENTE: Desde tu corazón me dice adiós un niño

Escrito por  Diana Castaños, especial para CubaSí
Valora este artículo
(18 votos)
La inocencia de los niños La inocencia de los niños

Mi mejor amiga se fue para Rusia hace dos días. Me dejó a Christian, su hijo de ocho años, para que lo cuidara.

Cuando yo era un enano,
yo sí podía, yo sí podía
Libertad… para mi niño
Silvio Rodríguez

Ella me dijo que solo sería por seis meses, pero a mí se me antojaba que sería por mucho más tiempo. Igual no me importó: Su niño me hace reír.


Hace media hora Christian me vio mirando al vacío y me preguntó que qué me pasaba. Le contesté que estaba intentando concentrarme para escribir. Me pidió entonces que escribiera una historia que él me iba a hacer. Y ahí mismo empezó a contármela:


“Había una vez un famoso sastre que le vendió al Rey una ropa hecha con una tela que, según el sastre, solo la gente inteligente podía ver. El rey no veía nada, pero como no quería quedar como tonto agradeció el traje y se lo puso. Y así mismo se paseó por todo el reino. Toda la gente, para no quedar como tonta, decía ¡qué traje más lindo! hasta que un niño dijo la verdad: ¡Los adultos no entienden nada! ¡Pero si el rey tiene los cojones al aire! Y en ese momento todos se dieron cuenta de dos cosas: primero, que el famoso costurero había engañado al rey y segundo, que el rey estaba tan gordo que daba asco mirarlo. Y a partir de ese momento aparecieron los gimnasios en el mundo”.  


Me sonrío ante la manera que tiene este niño de contar esa historia, que ya había escuchado otras veces (en otras versiones) y con dulzura y firmeza le pongo un correctivo, por haber mencionado una palabra obscena. Le digo que debe quedarse inmóvil con la cabeza hacia una esquina pensando en algo creativo, como un cuento o un dibujo, o en los productos, que se los voy a preguntar.


No rechista ante mi sentencia, pero va al cuarto a buscar par de pomitos. Descubro que tiene una colección de huevos de lagartijas que está empollando, como si fueran huevos de gallina. Se mete los huevitos por el ano, empuja con tranquilidad cada huevito dentro, luego aprieta las nalgas y se queda así, sentado, tranquilito.  


Yo lo veo pero no le menciono nada. He leído que los adultos armamos tremendo lío por cualquier bobería, y terminamos traumatizando a los niños.


-Christian, ¿qué haces? –le pregunto con total parsimonia.


-Estoy embarazado –me dice- A mí me gusta estar embarazado.


-¿Y tu mamá sabe que tú a cada rato estás “embarazado”? –mi tono es casual.


-Sí… y me lo tiene prohibido porque dice que los varones no debemos ponernos cosas entre las nalgas –me comenta.


Me arrodillo ante él y miro su candor a los ojos. Luego pretendo -con expresividad jocosa- tener una idea genial y le digo a Christian que tengo una cajita ideal para poner ahí los huevitos de lagartija con un bombillo encendido, para que reciban calor a tiempo completo y así él no tenga que estar “embarazado”.


Mientras preparamos la cajita con el bombillo tocan la puerta de mi casa. Es su madre. La deportaron de Rusia.


Vino muy emocional. Se pasó los dos días fuera de Cuba siendo interrogada en una habitación, con hambre y frío, en el aeropuerto de Moscú. Me dijo que fuera de Cuba no había humanidad y que no iba a intentar irse de aquí más nunca.


Cuando se relajó un poco me preguntó que cómo se había portado Christian. Le conté de la cajita con el bombillo para los huevos de lagartija. Definitivamente estaba muy sentimental, porque me abrazó llorando; dice que estaba agradecida porque le había quitado la “mariconería” a su hijo.


Creo que Christian tiene razón. Los adultos no entendemos nada.

Visto 4508 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Diciembre 2016 11:55

Qué les cuento de Daniel. Es hermoso. Y sexy. Y endemoniadamente viril. Es el dueño de una editorial española para la cual llevo par de meses trabajando.

Reinaldo es profesor de radio en el ISA. Su asignatura se llamaba Psico-exaltación Auditiva y trata sobre el efecto psicológico que provocan los sonidos en las personas.

Años sin ver a Yalina, sin saber de ella y sus tenis raídos, y entraba ahora en El Floridita, con el mismo viejo de antaño en silla de ruedas.

Hace unos años me enamoré de Darío Grandinetti. No de Subiela ni del personaje de El lado oscuro del corazón, ese que le llamaba nutria a su pene. No. De Darío Grandinetti, cuando aún tenía pelo.

Se llama Mariela y es autista. No del estilo Dustin Hoffman, que cuenta la cantidad de fósforos que han caído en el suelo de un vistazo y que grita «¡Rain-Man! ¡Rain-Man!».

Cuando estudiaba Periodismo, valoré durante un tiempo la posibilidad de cambiarme de carrera para Psicología. ¿Por qué?

El día en que no escribo al menos par de páginas, todo mi cuerpo se pone tenso, como en espera, y me es imposible dormir, por muy tarde que sea. He intentado de todo para, en esos casos, relajarme, pero es en vano.

Mi familia se ha pasado la vida esforzándose porque yo sea lo más normal posible. A estas alturas, ya debían haber perdido un poco de fuerza en su empeño y haber asumido que soy la oveja verde de la camada familiar.

Cuba está cambiando. El otro día entré, por pura curiosidad, a un hotel que queda en las afueras de La Habana, casi llegando a la Novia del Mediodía. Resultó ser un hotel privado.

Ella me ha pedido que si cuento esta historia, no ponga su verdadero nombre; quiere que la llame Virtud.

Qué puede pasar cuando un adolescente blanquísimo como la espuma y plagado de lunares…

Comentarios  

 
#27 Agustin 30-03-2017 13:38
Que perfecto es el mundo para las personas que critican, pero se han puesto a pensar que hay padres que llevan a sus hjos a sumir conductas que no quieren y las víctimas son los propios hijos cuando no son capaces de indicarles que es esto o aquello. Pienso que la escritora tiene muy buena forma de educar a aquellos que siguen en la edad media, como bien pienso parecen que tienen unos huevos de lagartijas, perdón un palo y de tan tiezos que son no saben apreciar un consejo, una guía y eso es lo que hace nuestra magnífica escritora. Saber decirle a nuestros hijos cuando andan mal y no abandonarlos nunca en este bregar diario lleno de incertidumbre. Pienso que es peor ser entes pasivos que audases como nuestra escritora.
 
 
#26 Butterfly 12-01-2017 11:14
No creo que la historia sea vulgar en absoluto. Se están dejando llevar por ese detalle y no captan el verdadero mensaje que es, según mi opinión, la importancia de los padres en la vida de sus hijos. Nada material jamás sustituirá el amor y la atención que le damos a nuestros hijos. A mí me gustó Dianita.
 
 
#25 ver 17-12-2016 10:59
Irremediablemen te... los adultos no entienden nada y como los hay tan estúp........ Dianita, fenomenal la historia y su mensaje dentro....!!!!! !!
 
 
#24 Elcorrecto 10-12-2016 13:57
A mi tambien me parece un poco vulgar y subido de tono, si alguien quiere celebrarla porque es quien es pues adelante pero este escrito es pura caca...
 
 
#23 Dodi 10-12-2016 11:55
No quería dar mi opinión, me aguanté y esta es como la quinta vez que abro el artículo, lo vuelvo a leer y los comentarios támbien.
Diana, estás apretando, cada vez más, cuentas tus historias sin embarajar nada. Realmente está fuerte sobre todo porque utilizas el lenguaje real de los personajes, ni pones más ni menos, es por eso que hasta te has ganado el adjetivo de vulgar.
Pero por favor lectores, nos hemos puesto a pensar que estas historias son reales, no son sacadas de un libro de ciencia ficción. En cualquiera de los casos es sacada de la imaginación de la autora que bastante real es. Hay comentarios ofensivos hacia la autora, criterios que tienen cada persona, pero en esta Cuba nuestra hay niños como Christian y madres como esa mejor amiga.
Soy madre y trabajo mucho y estoy todo el día fuera para brindarle a mi hija de 4 años una vida normal, esta historia me demostró lo que siempre he sabido, la atención de los hijos no es más ni menos importante que lucharles un plato de comida,observar los mucho y no vivir de espalda a lo que vemos. Inculcarles los buenos valores y tratar de lo que esté mal hecho según patrones propios, se dején de hacer, pero con una pizca de inteligencia, y en casos extremos buscar ayuda de profesionales.
Los adultos no entendemos muchas cosas, y quien no le haya encontrado la moraleja a esta historia cruda, es porque es de los adultos que no entienden nada.
 
 
#22 elsy 09-12-2016 16:21
Quiero que sepas que me encanta leer de todo,pero como dice mi nieta de 5 años me dejaste perpleja, jajjaja.El niño de tu historia esta muy solo, y busca refugio en lo que su imaginación le indica, tu también lo dejaste solo pues te pusiste a escribir y necesitabas concentración y que le queda al pobre niño si su mamá tampoco esta, pues querer ser papá para criar como Dios manda a sus propios hijos, ¿no crees?, tu escrito es encantador
 
 
#21 Marta 09-12-2016 11:27
Al llegar a adultos muchos perdemos el Principito que llevábamos por dentro.
Al leer recordé a Viti, su mamá lo dejó a los 2 años, encargado a su vecina que lo cuidaba para un viaje corto a España, era un niño concebido por cuenta propia, con un padre con la sospecha de una paternidad o no; posible.
Han pasado 10 años. Llamó después diciendo que iba a demorar 3 meses, que iba a mandar dinero para mantención, así como que las ropas y zapatos que necesitara, pero la Coca Cola hace mucho daño para la memoria, los plazos para la manutención, la ropa, los zapatos, las felicitaciones a los cumpleaños, todo cada vez tomaba un periodo más largo e incluso hasta olvidadas, con promesas que no se iban a cumplir.
Mientras Viti sobreviviendo en otra familia, que lo tenía limpio, alimentado, con las cosas necesarias para la escuela y con los ojos brillantes de alegría diciéndome esta semana, este fin de año ¨Al fin viene mamá¨, me dio tristeza recordé a Silvio y me dije con todo el amor del mundo OJALA.
 
 
#20 carlos 09-12-2016 11:13
Una vez más me deje llevar por la buena imagen y me leí completa su excéntrica crónica.
Luego de reconocer tu erremediable "estilo" lo contrasté con tu bello nombre.
Que lástima que sea ud tan vulgar.
 
 
#19 Tyrion 09-12-2016 09:59
Creo que cuenta una historia paralela, primera vez que veo esto en uno de sus artículos, pero es de esperar dado las circunstancias. Buen escrito
 
 
#18 inye 09-12-2016 09:29
Bueno, bueno...., si bien existe el mensaje, la historia no deja de ser un poco escalofriante para mi gusto.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar