lunes, 18 junio 2018, 17:19
Viernes, 09 Diciembre 2016 07:00

Los dados cargados de Yunieski Betancourt

Escrito por  Paquita Armas Fonseca/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Nacido en Sancti Spíritus, específicamente en Yaguajay, el escritor Yunieski Betancourt Dipotet se aplatana a la capital cubana y dedica buena cantidad de su tiempo a leer, estudiar y escribir.

 

Sociólogo, profesor universitario y narrador, Máster en Sociología por la Universidad de La Habana, ha sido un  todo terreno en la revista de cultura cubana La Jiribilla.

 

En 2013 la editorial española Cultivalibros publicó su libro de cuentos Los rostros que habita, y ha recibido varios premios entre los que destacan Fantasía del Segundo Concurso de Cuento Oscar Hurtado, 2010; Primera mención en el género en la categoría Autor aficionado del Concurso Mabuya de Literatura, 2011; Tercer Premio del Concurso Juventud Técnica, 2012; Mención y Premio Colateral en la XXIV Edición del Concurso de Cuentos Ernest Hemingway, 2013; Abdala 2013, género cuento; Mención en el Luis Felipe Rodríguez de la UNEAC 2015; Mención en el Pinos Nuevos 2016, género Narrativa y el Luis Rogelio Nogueras 2016, género cuento.

 alt

Yunieski es miembro de la Red Mundial de Escritores en Español (REMES) y hombre tan culto como bueno y accedió a conversar de sus Dados cargados:

 

- Te recuerdo realizando en La Jiribilla notas punzantes sobre la actualidad internacional ¿es ese un caldo de cultivo para tu obra?

 

-En el caso de este libro sí. Su génesis viene de pasar buena parte de la semana leyendo periódicos de todo el mundo, enterándome de lo que consideran noticia, analizando los hechos tras ellas, y contrastando las disimiles visiones ―y versiones― sobre ellos según el medio de prensa y su alineación sociopolítica y religiosa. Gracias a eso, algunas de las cosas que leo se convierten en obsesiones: que le ocurrió a una muchacha yemení luego de que fuese violada por un vecino, que impulsó a una muchacha israelí a publicar en las redes sociales llamamientos a exterminar a los palestinos, o que condujo a una muchacha francesa de origen sirio a unirse al Estado Islámico, por ejemplo. Del proceso de entender esas experiencias, de asimilarlas, salieron los cuentos de Dados cargados.

 

-¿Por qué el género cuento?

 

-Es lo que resulta. Y aunque el proceso de escribir no me resulta agradable, no puedo pasar mucho tiempo sin hacerlo, porque se me acumulan las historias y no me queda mas remedio que escribirlas para sacarlas de mi cabeza y no ir por la calle dándoles vueltas a riesgo de que un carro me pase por encima por estar en la bobería.


 
- “Su curiosa manera de abordar conflictos históricos, ideológicos, sociales y geopolíticos del mundo árabe y su interacción con el entramado propagandístico y militar de Occidente, desde una óptica en que, por encima del telón de fondo de la historia, prima un enfoque humanista que centra su preocupación en el individuo y sus estrategias de supervivencia física y espiritual” es la explicación  del jurado para premiar tu libro Dados cargados ¿por qué el mundo árabe?

 

-Debo comenzar haciendo una precisión. Las historias de mi libro no ocurren realmente en el mundo árabe, sino en el mundo musulmán, lo que a primera vista puede parecer una obviedad pero no es así, porque si bien los cuentos del libro pueden ocurrir ―y ocurren― en cualquier parte del planeta, están referidos directa o indirectamente a la umma o comunidad de creyentes del islam.

 

En cuanto al por qué de mi elección, bueno, me obsesionaban algunas historias que había leído sobre personas que pertenecen a la umma o están relacionadas con ella; y esas historias me dieron pie para fabular sobre como sería vivir en esas circunstancias, a través de esas experiencias, y en el proceso de imaginarlo y contarlo quise ser lo mas fiel posible a las circunstancias sociales, políticas, etc., en que “habitaban” los protagonistas.


-¿Qué tienes en el tintero por publicar?

 

-Por publicar está Razones para no viajar en el tiempo, un libro de cuentos de ciencia ficción que debe salir próximamente por la Colección Ámbar de la editorial Gente Nueva. El telón de fondo es un multiverso en el que el viaje en el tiempo es posible, está regulado y existe una patrulla que se encarga de su control. Contiene quince cuentos, en su mayoría centrados en el tema de los viajes temporales. Son cuentos que fui escribiendo sin pensar en agruparlos en un libro, hasta que  me percaté que tenía suficientes, y presentaban variedad entre ellos como para no aburrir (al menos eso espero). Fueron hechos sin ninguna pretensión didáctica o moralista, así que si alguien nota en ellos algo de eso, es su muy particular aporte.

 

Y por escribir, bueno, ahora mismo no tengo ningún proyecto de libro entre manos. Solo algún que otro cuento pendiente. Con eso me basta por ahora.


 
-¿Te sientes parte de alguna corriente literaria en boga? ¿por qué?

 

-No me siento parte de ninguna corriente literaria. En boga o fuera de ella. Escribo cuando puedo y quiero, y cuando termino no me detengo a reflexionar a que se asemeja o diferencia lo que resulta.

 

-¿Qué aporta el periodismo a tu obra?

 

-Supongo que darle especial importancia a exprimir la historia, a explorar cada uno de sus ángulos, personajes, evoluciones, aunque luego, en el cuento resultante deje fuera casi todo. Pero para mi es necesario aprehender cada posible variación, sin eso no puedo escribir. Si no tengo todos los datos posibles, me detengo a precisar la historia (si es fantasía o ciencia ficción) o a documentarme más sobre esa religión, país, costumbres, etc. (si es de realismo). Eso me impulsa a hacer un montón de versiones de cada cuento, por ejemplo, de cada uno de los ocho que integran Dados cargados, hice no menos de catorce versiones antes de darlos por concluidos.

Visto 985 veces Modificado por última vez en Sábado, 10 Diciembre 2016 08:33

Comentarios  

 
#1 Tatiana 09-12-2016 12:42
Me parece una persona perseverante e ingeniosa en la entrevista, me recordó a alguien. Es familia de Iván Dipotet que escribía adaptaciones de novelas para Radio Progreso?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar